Justicia visual

De la Redacción de ZOOM. La Presidenta presentó el anteproyecto para una nueva Ley de Medios que no incluye a diarios y revistas y se centra en lo audiovisual. En su discurso, resaltó que “nadie puede ser dueño de la palabra, del pensamiento y de la expresión de todo un pueblo” y calificó a los gobiernos K de «pagadores de viejas deudas de la democracia». Opinan Hugo Yasky, Luis D’Elía, Gabriel Mariotto, Alejandro Dolina, Estela de Carlotto, Francisco Nenna y Juan Cabandié.

Una vieja deuda de la democracia empieza a saldarse después de 25 años. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ha iniciado su camino para reemplazar a la vergonzosa Ley de Radiodifusión de Videla, Massera y compañía, y sus múltiples parches posteriores. Ya no será necesario intervenir el COMFER para evitar que sea manejado por un representante del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y uno de la SIDE, uno de los tantos anacronismos de la vieja ley de la dictadura, que solo servía para controlar la información y no para que esta sea un derecho de todos.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo la presentación del proyecto en el Teatro Argentino de La Plata en un clima de euforia y optimismo ante una concurrencia que asistía a un momento histórico para la verdadera libertad de expresión. Un teatro plagado de dirigentes de todos los sectores y todo el país, entre los que estaban el ex presidente y titular del PJ Néstor Kirchner; los gobernadores de Buenos Aires Daniel Scioli; de Formosa, Gildo Insfrán; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de San Juan, José Luis Gioja; de Entre Ríos, Sergio Uribarri; de Mendoza, Celso Jaque; de Chaco, Jorge Capitanich; de Tucumán, José Alperovich; y de Chubut, Mario Das Neves; miembros del gabinete, funcionarios del área de las comunicaciones, autoridades universitarias, representantes de distintos cultos, el secretario general de la CGT, Hugo Moyano; de la CTA, Hugo Yasky; el titular de UTE, Francisco Nenna; el presidente del Sistema Nacional de Medios Públicos, Tristán Bauer; Hebe de Bonafini y Las Madres de Plaza de Mayo y Las Abuelas encabezadas por Estela de Carlotto.

Unos de los momentos más emotivos de la tarde lo protagonizó Néstor Kirchner cuando fue a saludar a las Madres y las Abuelas y una gran ovación bajó de las graderías superiores. Mientras tanto, pudo verse a otros personajes mediáticos como Eduardo Aliverti, Alejandro Dolina, Pepe Novoa, Juan Palomino y Alberto Fernández de Rosa.
Otro que se llevó una ovación fue el cineasta Leonardo Favio cuando se leyó su adhesión al acto.

En el escenario, la presidenta estuvo flanqueada por el Jefe de Gabinete, Sergio Massa; el Secretario de Medios, Enrique Albistur, y el titular del COMFER, Gabriel Mariotto.

Mariotto expresó con orgullo que «esta ley es una vieja deuda de la democracia, y el país debió esperar 25 años para debatirla». En gran parte de su discurso se encargó de describir el gran recorrido que hizo este proyecto de ley por distintos puntos de todo el país.

A Cristina se le notaba la emoción en cada uno de sus movimientos, el marco, la (su) ciudad, la importancia del momento que vivía, potenciaba ese estado de ánimo. Pero a la hora del discurso volvió a brillar su capacidad oratoria. Como cuando explicó que su gobierno y el de Néstor Kirchner son «pagadores de viejas deudas de la democracia y en muchos casos contraídas por otros», en referencia al pago al FMI, la política en materia de derechos humanos, los aumentos a los jubilados y con este proyecto, que se esperaba desde hace un cuarto de siglo. “Quiero decirles a los argentinos que vamos a seguir pagando todas las deudas que tenemos todavía con millones de argentinos a los cuales no hemos podido llegar porque no han podido conseguir un trabajo o porque todavía están precarios o porque todavía no tienen un salario o porque todavía no tienen educación o vivienda o agua potable, es una deuda casi interminable, pero estamos dispuestos a dar nuestra vida para seguir pagándola”, sentenció ante el aplauso cerrado de todo el Teatro.

La presidenta remarcó que el proyecto incluye los 21 puntos de la propuesta de la Coalición Democrática, conglomerado de entidades con la que el gobierno realizó reuniones desde hace más de un año, encuentros a los que aportaron empresas periodísticas y diversas ONG.

El miércoles 18 de marzo fue un día histórico para la libertad de expresión y la consolidación de una comunicación para todos los argentinos, incluídos Rodolfo Walsh, Paco Urondo, Germán Oesterheld y tantos otros que, de algún modo, dieron su vida por una jornada como esta.

Testimonios

Hugo Yasky: “Para mí, es un hecho importantísimo, creo que es una de las grandes asignaturas pendientes en estos 25 años de democracia. Una lucha de muchos años de los compañeros trabajadores de prensa, quizás uno de los gremios que más sufrió la dictadura, donde resalta emblemáticamente la figura de Rodolfo Walsh quizás en su máxima expresión. Y creo que es justicia para el pueblo argentino, porque no hay distribución de la riqueza sin distribución de la palabra, no hay sociedad democrática donde el acceso a la información es para pocos y además tergiversada. El discurso de la Presidenta apuntó con valentía un tema que muchos presidentes en medio de una campaña electoral, sin lugar a dudas, eludirían. Se podrá estar de acuerdo o en desacuerdo, se podrán hacer críticas, se podrá adherir, pero lo que no se puede dejar de reconocer es que hay una actitud consecuente”.

Luis D’Elía: “Esto va a significar más democracia y más libertad para el pueblo argentino. No habrá profundización de la agenda económica, no vamos a tener más democracia económica, sino se aprueba esta Ley. Las palabras de Cristina fueron de una gran humildad y a veces pienso que es demasiada Presidenta para esta sociedad. Encima, plantea esta iniciativa en un año electoral”.

Gabriel Mariotto: “La sensación que tengo hoy, después de tanto trabajo realizado, es de mucha alegría y de mucha tranquilidad, porque sé que el proyecto se va a trabajar en busca de la opinión de toda la sociedad. Así va a llegar al Congreso con el respaldo que necesita para que también la sociedad asista a ese debate legislativo tan importante”.

Alejandro Dolina: “La ley parece encaminarse a una limitación de los monopolios, a una actualización de una ley que es vieja y hacia una apertura a escuchar nuevas voces. En principio, creo que está bien que se democratice y, por lo que se vislumbró hoy, parece que esto va de la mano. Aunque no tengo una opinión final, ya que no leí el proyecto de ley”.

Estela de Carlotto: “Como argentina estoy muy feliz por esta propuesta, que se va a debatir, se va a consensuar y que seguramente va a salir en el corto plazo. Como dirigente de derechos humanos, he participado activamente acompañando a Pepe Albistur a denunciar el monopolio con impedimentos fraudulentos para que otros puedan tener la misma posibilidad de emitir. Y es una forma de ir ganando terreno para que nuestros hijos, nietos y futuras generaciones se formen como quieran, con lo que quieran y con la libertad de hacerlo. Con estas leyes y con este cambio que va a venir, todo se va a modificar en esos emporios de la comunicación. Yo creo que van a tener que hacer como en otros países del mundo: reducirse a ser lo que debieron haber sido siempre, es decir formadores de buena fe”.

Francisco Nenna: “Es muy importante lo que esto significa para la sociedad y para el sector al cual nosotros representamos, que es la educación. Como dijo la Presidenta, hay que visualizar las situaciones de todos los actores sociales y sobre todo democratizar la información, que hoy está centralizada en grupos de monopolio. Creo que es un avance en el tiempo. Estratégicamente nosotros no vamos a darnos cuenta todo lo que significa ni en cinco años. Hoy está la fuerza y la valentía de avanzar con un proyecto de Ley puesta a disposición de la sociedad para que lo discuta, para que sea protagonista. Creo que es el camino que todos estamos buscando y me parece que es importante la posibilidad de que exista un cupo del 33% para que podamos incorporarnos la Central de Trabajadores, las organizaciones sociales y barriales. Lo que necesitamos es volver a ser protagonistas y construir una nueva realidad con esta nueva la ley”.

Juan Cabandié: “Era necesaria la democratización del sistema de medios y, como dijo la presidenta, es una de las deudas que tiene la democracia. Indudablemente, uno ve día a día la falta de ecuanimidad en el tratamiento de las noticias, así que estoy muy contento. El discurso de la presidenta me pareció excelente”.

Para acceder al anteproyecto completo, clic aquí.

Para acceder al discurso completo de la Presidenta, clic aquí.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.
En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.