Jornadas Regionales de Software Libre

Desde sus inicios en el año 2000, CaFeLUG se ha conformado como un grupo de trabajo pujante en favor de la filosofía del Software Libre, siendo actualmente uno de los grupos de usuarios más numerosos y activos del país. Del 20 al 22 de Agosto próximo, organizan la octava edición de las Jornadas Regionales de Software Libre.

—¿Quiénes participan y con qué objetivo?

—Las Jornadas Regionales de Software Libre son un evento regional, internacional e itinerante donde diferentes actores de la comunidad trabajan para integrar proyectos, lanzar nuevas ideas y superar los límites de los programas que utilizan.

Las jornadas del 2008 serán la octava edición del evento, que ya se ha realizado en Argentina y Uruguay. Para el 2009 está planeado realizarlas en Chile. Durante las jornadas se reunirán programadores, desarrolladores, estrategas, expertos en tecnologías, emprendedores involucrados en Software Libre para intercambiar ideas, compartir técnicas, discutir y explorar tecnologías libres tales como Perl, MySQL, JAVA, PHP, Python, Linux, Apache y muchas otras.

La organización de las jornadas de este año está a cargo nuestro y contamos con el apoyo y participación de organizaciones afines.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Terror y tortura en la Argentina de hoy. Cualquier “argentino de bien” puede dejar de serlo en el momento que lo decidan las fuerzas del cielo. Por Eric Calcagno
Después de la cacería feroz que llevaron a cabo las fuerzas de seguridad el pasado miércoles, las cosas no terminaron. Aún quedan 16 detenidos en las cárceles de Marcos Paz, Devoto y Ezeiza. Por Emilia Racciatti
Actualización: los más destacados aspectos del conflicto. Cómo evoluciona Rusia y el occidente noratlántico. Por qué en los próximos meses Rusia podría obtener un triunfo destacable antes del fin de su impulso. Un análisis de Guillermo Caviasca