Jornadas de resistencia al modelo macrista

Prensa Tupac Amaru, especial para ZOOM. Un plan de acción consensuado entre más de cien organizaciones se plantea cambiar la agenda de la administración Macri con Jornadas Multisectoriales de lucha los días 10 y 17 de setiembre.

Diversas organizaciones sociales de la Ciudad de Buenos Aires dan cuerpo a la Jornada Multisectorial para los días 10 y 17 de setiembre.
Se movilizan contra los despidos, escuelas sin becas, hospitales sin medicamentos, universitarios sin pasantías, e incontables retrocesos en el campo social. Las organizaciones convocantes plantean que este es un escenario que solo puede ser revertido ganando la calle con movilización popular. «Tenemos que ser miles, miles de porteños que le dicen NO a este modelo de Ciudad y SI a un modelo de ciudad inclusivo. Los miércoles 10 y el 17 nos vamos a movilizar por el futuro de nuestra educación, de la salud, del trabajo y la vivienda, por el futuro y el destino de nuestros hijos», plantea Manuel Alzina, Secretario General Adjunto de la CTA Capital y referente de la Organización Tupac Amaru quien da detalles de la denominada Jornada Multisectorial.

—¿Cómo surge esta Jornada Multisectorial de Lucha?

—Creo que los orígenes hay que buscarlos previamente al conflicto planteado por la patronal agraria. Recuerdo que nos comenzamos a reunir con varios referentes de organizaciones barriales en el Bauen para analizar la realidad de la Ciudad e intentar buscar una respuesta a la ofensiva de Macri sobre nuestras conquistas.

Estuvo buena esa primera reunión y fue un acierto de los cumpas que la convocaron, pero a la semana siguiente se desató el conflicto con el campo y todo se complicó bastante. En cuanto a los orígenes de la forma amplia de la convocatoria, creo que es aún anterior, cuando Macri despide a más de 2.000 trabajadores del Estado con la excusa de que eran ñoquis. Allí con un fuerte rol de convocatoria de nuestra Central, miles estuvieron en la calle para repudiar los despidos. Allí me animo a decir que estuvieron los gérmenes de esta Multisectorial.

—¿Y después de la reunión del Bauen que pasó?

—Fue bastante confuso, pero la realidad de los compañeros, de las copas de leche, los comedores, las cooperativas fue lo que nos hizo entender que debíamos buscar una respuesta unitaria. Fue así que nos comenzamos a juntar en la vieja sede de la CTA Capital con poquitas organizaciones para mirarnos las caras y darnos cuenta que estábamos todos en la misma. Tratando cada uno por la suya de resistir el embate del macrismo con distinta suerte. Fue así que comenzamos a convocar a todas las organizaciones que estaban siendo perjudicadas por las políticas del Ministerio de Desarrollo Social. Y comenzaron a venir no solo los vecinos organizados sino también los trabajadores del Ministerio que venían siendo vapuleados por la gestión y la burocracia sindical.

Después de varias reuniones donde no solo discutimos lo malo de la gestión sino también lo que queríamos, decidimos ir con un pliego de reivindicaciones pero también con una propuesta concreta: una mesa de políticas públicas en donde las organizaciones puedan discutir las políticas del Ministerio.

—¿Y como les fue?

—Bien. Realizamos un Plenario abierto de organizaciones sociales y sindicales en las puertas del Ministerio, en donde los delegados de cada organización expusieron los problemas que venían teniendo y lo que proponían para resolverlos. Esa experiencia fue muy rica. Fuimos recibidos por la nueva Ministro de inmediato y comenzamos a reconstituir márgenes de negociación que se habían cortado con la gestión del nefasto Esteban Bullrich.

Además, comenzaron a venir más organizacione sociales y a los compañeros de ATE y UTE se les fueron sumando compañeros de los Foros de Niñez y Adolescencia y de Educación así como también los vecinos organizados en el Foro de vecinos por Comunas. Muchos que desde los tiempos del FRENAPO no se encontraban volvieron a abrazarse. Cuando tomó volumen el espacio decidimos hacer un encuentro para discutir las políticas públicas con los delegados de todas las organizaciones en la nueva sede de la CTA Capital. Nada mejor que inaugurar la vieja sede de Independencia con un encuentro unitario.

Por un Estado como garante de derechos y no como garante de negocios

—¿Cómo fue la participación en el Encuentro y sobre que ejes se discutió?

—Se discutieron en comisiones las políticas públicas inclusivas necesarias en salud, educación, niñez y adolescencia, trabajo, vivienda, precarización, grupos comunitarios, economía social, género y cultura. En todas las comisiones se integró transversalmente lo necesario de la participación y la gestación de las propuestas por medio de las comunas. Fue un interesante y rico debate. Y lo más importante: surgieron propuestas muy serias y fue masivo. Se sumaron muchas organizaciones que venían mirando de reojo el espacio no solo por desconfianza sino porque nadie quiere repetir errores del pasado.
Este espacio Multisectorial no nació para oponerse a Macri y hacer una marchita o especular electoralmente. Este espacio está abierto, es plural y está en permanente debate y convocatoria. Es un espacio de propuestas pero también de presión para ir por más. Un espacio que entiende al Estado como garante de derechos y no como garante de negocios como es el Estado de la Ciudad actual.

—¿Decidieron además alguna acción concreta?

—Vamos a llevar las propuestas a la calle. Con inteligencia y convocando a la participación de los vecinos. Tenemos que hacer un esfuerzo y ser creativos para desenmascarar a la nueva derecha. Por eso el 10 de septiembre se realizan más de 300 actividades de difusión en los barrios de la Ciudad. En cada comuna, en cada CGP, en cada barrio, en cada escuela o hospital.

En las universidades y en el microcentro vamos a poner mesas, vamos a convocar a los vecinos a participar, a discutir nuestra mirada. Vamos a hacer festivales culturales, a cortar calles, a escrachar CGP. Vamos a hacer arder la Ciudad pero con el solo fin de hacer pública una posición clara: La Ciudad es de los vecinos, de los porteños. No es una empresa de Macri. No se puede hacer cualquier cosa. No se puede echar empleados sin consecuencias, no se puede dejar sin salida a los pibes para que se mueran fumando paco en los barrios. No se puede violar la independencia judicial.

No se puede dejar sin becas a los pibes más humildes ni se puede dejar que estudien muertos de frío o con menos viandas en los comedores. No se puede expulsar a los vecinos que no tienen vivienda ni desalojarlos. No se pueden cerrar comedores en los barrios más humildes ni mucho menos dejar sin la mínima subsistencia a aquellos que no tienen trabajo. No se juega con el hambre de los pibes. Que el estado sea garante de negocios implica todo eso y mucho más. No se pueden sepultar bajo el cemento los derechos adquiridos con tanta lucha.

—Van a difundir esos criterios ¿alguna otra acción?

—La difusión de las propuestas, de la convocatoria a que el Estado de la Ciudad sea garante de nuestros derechos como debe ser, se hará también en las puertas de la Jefatura de Gobierno. Macri tendrá que escuchar nuestra voz. Y es por eso que en esta jornada de difusión se convocará también a Marchar el 17 de septiembre a la Jefatura de Gobierno. Tenemos que ser miles, miles de porteños que le dicen NO a este modelo de Ciudad y SI a un modelo de ciudad inclusivo.

El miércoles 17 vamos a movilizar por el futuro de nuestra educación, de la salud, del trabajo y la vivienda, por el futuro y el destino de nuestros hijos. Espero sea un aporte a la unidad, un paso más para correr el árbol que a veces nos tapa el bosque. Son tiempos de unidad en la Ciudad. También en el país. Este es nuestro aporte.

Fuente: Gisela Torres, Prensa organización barrial Tupac Amaru

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.