Informe. A un paso de la Constituyente en Bolivia, Evo llegó a Buenos Aires y cerró el precio del gas con Argentina

Por Causa Popular.- Los presidentes de Argentina y Bolivia, Néstor Kirchner y Evo Morales, realizaron un acto de fuerte contenido político en la Provincia de Buenos Aires a 3 días que los bolivianos voten la convocatoria a una Asamblea Constituyente para llevar adelante un proceso de transformación del Estado del altiplano. Los acuerdos, que reafirman el proceso de integración del Cono Sur y el respeto mutuo, implican un incremento de casi 60 por ciento en el precio del gas que Buenos Aires compra a su vecino y coincidieron en la urgencia de solucionar el problema migratorio entre sus países. Argentina pagará cinco dólares el millón de BTU (unidad de medida para comercializar el gas) hasta fin de año sobre los 3.20 que pagaba hasta ahora y luego se irán realizando ajustes, previendo ampliar de siete a 20 millones de metros cúbicos el volumen importado. Este acuerdo tiene una vigencia de 20 años.

«Señor, amigo y presidente de Bolivia, el pueblo argentino, junto con los hermanos que aquí viven, lo recibimos con los brazos abiertos», expresó Kirchner a Morales, destacando el paso «trascendental» al que se dio una fuerte interpretación política, que ayudará al desarrollo regional y a «la ecuación energética en el Cono Sur».

Los gobiernos de Argentina y Bolivia acordaron que el gas importado desde el vecino país se pague a 5 dólares por millón de BTU hasta fin de año y establecieron un incremento de las compras para los próximos 20 años, con lo que nuestro país se garantiza el suministro del fluido durante las dos décadas próximas.

Según el convenio, firmado el jueves 29 de junio por los presidentes Néstor Kirchner y Evo Morales, el precio del gas entregado en la frontera «regirá a partir del 15 de julio de 2006 y hasta el 31 de diciembre de 2006 e incluye todo tipo de obligaciones tributarias establecidas para el efecto en territorio boliviano».

Hasta el momento, el país pagaba un “precio solidario” de US$ 3,20 por millón de BTU (BTU es la abreviatura de «british termal unit» y es la unidad calórica que se utiliza para la comercialización internacional del gas natural), lo que implica un ajuste temporario en el precio del fluido del 56 por ciento.

Aunque inicialmente el texto mantiene el límite de 7,7 millones de metros cúbicos diarios fijado en 2004, también prevé una ampliación durante los próximos 20 años para alimentar el futuro Gasoducto del Nordeste (GNEA), que podrá transportar hasta 20 millones de metros cúbicos adicionales. En la actualidad, Argentina le compra a Bolivia entre 4,5 y 5 millones de metros cúbicos diarios que es una proporción pequeña en comparación al consumo promedio argentino de 130 millones de m3.

Con el acuerdo, Kirchner quiso demostrar que el país respeta las decisiones de Bolivia y acompaña el programa de recuperación de soberanía sobre sus recursos naturales. El presidente argentino ha agradecido ya al país andino que vendió su gas a Argentina a un precio solidario a raíz de la crisis económica.

Kirchner agregó que estos acuerdos significan inversiones en materia energética y son el primer paso hacia «la construcción del gasoducto del noroeste argentino, y para que se pueda industrializar el gas en Bolivia».

Morales fue declarado visitante ilustre de la provincia de Buenos Aires, y agradeció a Kirchner la defensa que éste hizo del derecho de Bolivia a tomar las medidas necesarias y soberanas durante su reciente visita a España, donde no han cesado las críticas al nuevo gobierno de La Paz.

A su vez, Kirchner se dirigió a todos los bolivianos radicados en este país: «Queremos una Argentina que crezca para todos los que viven en ella. Es la patria grande que renace para hacer la nación latinoamericana que nos merecemos», afirmó.

Morales nuevamente defendió la decisión de nacionalizar los hidrocarburos de su país. «Hemos recuperado el gas y los hidrocarburos. Ahora hay que pensar de dónde generamos nuevos recursos económicos», sostuvo antes de señalar que «los recursos naturales no pueden ser privatizados» y que nuestros países deben buscar «socios, pero no dueños ni patrones».

Vivir como esclavos

El mandatario boliviano también espera avanzar en el tema clave de la inmigración. Su gobierno está agilizando la entrega de documentos a miles de personas que no tenían ciudadanía.

Esto también ayudará a mejorar la situación de los bolivianos en Argentina, cuando existe una fuerte campaña ante la tragedia de miles de bolivianos que son contratados en su país para supuestamente trabajar en Argentina con buenos salarios y en realidad llegan con sus familias para ser encerrados en talleres textiles clandestinos, donde viven como esclavos.

Hace poco un incendio reveló esta tragedia, al perder la vida varios ciudadanos bolivianos, entre ellos algunos niños. Todos los medios señalaron que la segunda visita de Morales a Argentina se produce «pocos días después de que Kirchner realizará una encendida defensa del proceso que atraviesan tanto el país andino como la Venezuela del presidente Hugo Chávez, en medio de críticas a Estados Unidos». Pero lo cierto es que el apremio argentino está puesto en apoyar a Bolivia y en evitar que el país quede «desintegrado» o aislado del mundo, como algunos amenazaron en su momento.

Para la BBC, el convenio que sellaron ayer los presidentes Kirchner y Evo Morales, en Hurlingham, “sienta un precedente en la nueva política energética de La Paz”. El acuerdo establece un aumento del precio del gas importado del país vecino y un incremento de las compras para los próximos 20 años. Según publica en su edición digital la BBC de Londres, “la visita de Morales es clave pues, luego de su polémica decisión de nacionalizar los hidrocarburos de su país, formaliza el aumento de precio del gas que vende a Argentina, algo que también piensa hacer con Brasil, el otro comprador del fluido boliviano.

La unidad por la boca crece

En una entrevista exclusiva brindada a Télam, el embajador boliviano Roger Ortiz Mercado habló sobre la relación que viven los países gobernados por Evo Morales y Néstor Kirchner y aseguró que es “óptima”.

El embajador boliviano Roger Ortiz Mercado aseguró este sábado que las relaciones entre Argentina y Bolivia son «óptimas» y señaló que ambos pueblos viven un «momento estelar» de su historia, con el liderazgo de los presidentes Néstor Kirchner y Evo Morales.

Entrevistado por Télam, el diplomático expresó:

– P: ¿Cuál es el balance que hace de la visita del presidente Evo Morales a la Argentina?

– Ortiz Mercado: Lo más importante es el aspecto humano, de solidaridad e integración. Le sigue la voluntad política de sus presidentes de trabajar juntos, de frente a sus pueblos y no de espaldas.

Así quedó demostrado en el acto que compartieron en la localidad bonaerense de Hurlingham, con la inmensa cantidad de gente que se reunió para saludarlos con sus corazones abiertos y también con el hecho trascendente de haber firmado acuerdos de frente a esa multitud y no de espaldas. Es más que un hecho simbólico, es una práctica democrática.

– P: ¿En qué se benefician Argentina y Bolivia con el convenio firmado por ambos presidentes que fija el precio del gas en 5 dólares el millón de BTU para fin de año?

– Ortiz Mercado: Ambas naciones se benefician porque estos convenios refuerzan y fortalecen la integración. Bolivia necesita vender el gas, Argentina necesita comprar.
Bajo el neoliberalismo nos dijeron que los argentinos y bolivianos no nos precisábamos. Incluso, el neoliberalismo agotó un convenio de gas con Bolivia. Un medio periodístico se preguntó qué pasará si no se provee el gas de Bolivia porque Argentina no cumple con Chile y eso es una posición impertinente a la historia económica de sus pueblos.

Hubo 27 años y 4 meses ininterrumpidos de envío y de compra entre Bolivia y Argentina, desde 1972 hasta 1997, que comenzó con 0,25 centavos y terminó con 4,80 dólares el BTU.

Ambos países cumplieron, con gobiernos neoliberales y con algunos detalles no pertinentes en algunos gobiernos que concluyeron los negocios. Hoy se reposiciona una política de justicia social de integrar a esos pueblos.

Argentina tiene una matriz energética muy particular. Esta matriz es sui generis en el mundo, sólo dos países tienen una similar, y son Holanda y Rusia. Cruza transversalmente a la Argentina toda, en su proceso productivo, en la producción, en el servicio y el bienestar. Casi no hay hogar en Argentina que no tenga gas.

Este convenio va a permitir que los hogares que no han tenido gas lo tengan en el norte argentino. Cualquier apreciación que no entienda el concepto de integración y complementariedad entre ambas naciones no está leyendo correctamente la realidad económica y la perspectiva a largo plazo que es la integración sudamericana.

– P: ¿Cómo se observa desde Bolivia a la Argentina?

– Ortiz Mercado: A la Argentina siempre se la ha visto como un hermano. Por algo el pueblo boliviano siempre ha recurrido a la Argentina. Para los bolivianos es el lugar predilecto de migración.

– P: ¿Cómo califica hoy la relación entre ambas naciones?

– Ortiz Mercado: Optima, mejor imposible, y esto es porque los pueblos están más conscientes de su historia, de su linaje real que es el ser humano. Eso marca un espacio fértil para la integración binacional y sudamericana.

Pero los liderazgos políticos son determinantes, en el neoliberalismo no podíamos encontrar asociaciones, visitas o acuerdos presidenciales porque estaban sujetos a los intereses privados, al lucro. Hoy vemos que son presidentes que están buscando el bienestar de su pueblo, recuperar la soberanía y la dignidad.

Kirchner y Morales son dos presidentes que salen a los escenarios internacionales a defender a sus pueblos.

Entonces hoy estos líderes salen, como se ha visto en España, en Viena, hablando y defendiendo claramente la posición de sus países y de Sudamérica.

Es un momento estelar en la historia de Bolivia y Argentina y también de Sudamérica.

– P: ¿Qué lugar de la agenda de Bolivia ocupa Argentina?

– Ortiz Mercado: En la agenda Argentina es prioritaria. Fíjese que el primer embajador designado vino a la Argentina y la primera visita que hace Evo Morales en calidad de presidente fue a la República Argentina.

– P: ¿Tienen una estimación de la cantidad de bolivianos que viven en Argentina?.

– Ortiz Mercado: Ni los bolivianos ni los argentinos sabemos, pero estimamos que son aproximadamente dos millones. Se ha comenzado a trabajar en ese tema. Antes del 1 de junio atendíamos a unos 500 bolivianos. En los 20 días de junio, ya atendimos a más de 3.000.

– P: ¿Qué lugar ocupa el Mercosur en la agenda de Bolivia?

– Ortiz Mercado: El Mercosur es una asignatura pendiente que se está estudiando. Más tiempo o menos tiempo, la pertenencia de Bolivia al Mercosur está signada por la historia porque el Mercosur va a terminar siendo el germen de la nación sudamericana.

– P: ¿Cuáles son los condicionantes para que Bolivia no sea un socio pleno del Mercosur?

– Ortiz Mercado: Que Argentina sea más seductora. Incluso que Brasil sea más seductor, que Venezuela sea más seductora. Son ellos los que deben seducirnos.

– P: Concretamente, ¿cuáles son las herramientas de seducción que deberían utilizar?

– Ortiz Mercado: Argentina podría comprar soja boliviana para consumo interno y exportar su producción local, apoyada en los bajos costos que tiene. Brasil es un fuerte productor e importador del frijol negro y nosotros podríamos venderle. Venezuela es un gran comprador de soja de Bolivia. Estos son productos con tendencia alcista, entonces nos podríamos beneficiar colectivamente.

Además, Bolivia podría enfrentar una frontera agrícola un poco más amplia. Para Argentina comprar 200 mil ó 300 mil hectáreas de soja no es un alto costo y para Bolivia una ampliación del 20 por ciento de su frontera agrícola es mucho.

Así podemos ir buscando lugares de seducción, siendo más dinámicos. Estas conversaciones en algún momento se van a tener que dar, por eso planteamos un foro -no una nueva organización- donde podamos conversar sin acartonarnos, con un debate integracionista.

Esta visita de Evo Morales a la Argentina y los acuerdos firmados sin duda van a remozar la agenda bilateral en todo sentido.

– P: ¿Se puede decir entonces que Bolivia tiene firme voluntad de ser socio pleno del Mercosur en el corto plazo?

– Ortiz Mercado: Todos tenemos que ser socios del Mercosur porque todos tenemos que integrar la nación sudamericana.

– P: ¿Cómo ven el ingreso de Venezuela al Mercosur?

– Ortiz Mercado: Todos estamos felices por el ingreso de Venezuela al Mercosur porque se trata de la tercera economía sudamericana. Más aún teniendo en cuenta que en un mundo de transformaciones la energía (Venezuela es productora de crudo) es vital para el desarrollo. Hoy la energía hay que tomarla al igual que a los recursos naturales, como un factor de integración.

– P: ¿Cómo ve Bolivia al Mercosur?

– Ortiz Mercado: Antes se tomaba al comercio como base de la integración. Hoy, en cambio, la base es trabajar sobre los recursos naturales, sobre todo la energía, que establece lazos de largos años. Ese es otro cambio conceptual de nuestros pueblos y nuestros presidentes.

– P: ¿Cuál sería el marco de las relaciones que establece Bolivia con Argentina, con Venezuela y con Cuba?

– Ortiz Mercado: Es una sola relación, cuando avanzamos hacia Cuba estamos hablando de integración latinoamericana. Cuando hablamos de Argentina, Venezuela y Brasil estamos hablando de la integración sudamericana.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.