Impunidad en los basurales de José León Suárez

En junio de 1956 tuvo lugar una gran masacre de civiles que quedó impune y en la que sus sanguinarios asesinos no pagaron con la cárcel. Detrás de los fusilados de José León Suárez había historias de lucha de gente de pueblo. Aquí son presentados uno por uno, fusilados y sobrevivientes:

Nicolás Carranza: Casado con seis hijos, la última recién nacida de cuarenta días. Cesante del ferrocarril Belgrano y prófugo de la justicia por peronista. Su hija mayor Elena, de 11 años, fue llevada a la comisaría e interrogada por cuatro horas sobre las actividades de su padre.

Francisco Garibotti: También casado y con seis hijos. Trabajaba como ferroviario en el Belgrano.

Carlos Lizaso: tenía 21 años, trabajaba con su padre como martillero y estaba de novio.

Mario Brion: vivía a cien metros de la casa fatídica, en Franklin 1812. Casado, con un hijo, conocido como un buen trabajador y vecino.

Vicente Damián Rodríguez: obrero del puerto, cargaba bolsas y hacía todos los turnos que podía. Era peronista y opositor. Estaba casado y tenía tres hijos; alquilaba una casa muy pobre.

Horacio Di Chiano: Casado, tenía una hija, obrero de la compañía de electricidad Italo, le faltaba poco para jubilarse.

Miguel Ángel Giunta: Conocido como Don Lito, era un trabajador del calzado, trabajaba en una zapatería en Buenos Aires y vivía en Florida, partido de Vicente López.

Rogelio Díaz: Era un suboficial retirado de la Marina moreno, alto y corpulento.

Norberto Gavino: Estaba en el levantamiento. Había sido suboficial de la Gendarmería Nacional y en ese momento trabajaba como vendedor de terrenos.

Juan Carlos Livraga: Es el “fusilado que vive”, la punta del ovillo que tomará Rodolfo Walsh para denunciar todo en “Operación Masacre”. Sus distintos trabajos iban entre oficinista de la Aeronáutica, colectivero y la construcción.

Julio Troxler y Reinaldo Benavidez: son detenidos antes y no los mezclan con los otros hasta el fusilamiento.

El saldo de la matanza fue de cinco muertos: Nicolás Carranza, Francisco Garibotti, Carlos Alberto Lizaso, Mario Brión y Vicente Damían Rodríguez.

Los sobrevivientes fueron: Juan Carlos Livraga, Horacio Di Chiano, Miguel Angel Giunta, Rogelio Díaz, Norberto Gavino, Julio Troxler y Reinaldo Benavidez.

Lo que también murió aquella noche del ’56 fue el estado de derecho para estas personas, porque todavía estos crímenes siguen impunes.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Breve reseña sobre la situación política y económica del país hermano, donde el gobierno derechista de Lacalle Pou, genera violencia y acrecienta la brecha entre los más ricos y los más pobres.
A un mes del tractorazo impulsado por organizaciones de ruralistas, analizamos la situación política hacia dentro del mundo agrario. Para profundizar en el tema contaremos con las reflexiones de los sociólogos rurales Marcelo Panero y Juan Manuel Villulla.
Ponemos en foco a Horacio Gonzalez, quien fue sociólogo, filósofo e intelectual argentino, además de director de la Biblioteca Nacional por muchos años. Sus ideas y textos siguen presentes.