Halcones anidan en la Casa Blanca

Agencias

Con la nominación de Condoleezza Rice para el departamento de estado, el presidente de EE.UU. «endurece» su gabinete
Analistas consideran que el nombramiento de Rice en reemplazo del moderado Colin Powell responde a una estrategia de George W. Bush para endurecer su política diplomática. Rice se suma así a los varios «halcones» que ahora abundan en la Casa Blanca.

Washington.- Todas las previsiones para el nuevo gabinete estadounidense se están cumpliendo, y a una velocidad sorprendente. A menos de 24 horas de que el titular de su Departamento de Estado, Colin Powell, presentara la renuncia, el Presidente George W. Bush ya oficializó el nombramiento de Condoleezza Rice para sucederlo.

Condoleezza Rice va a asumir su cargo en un momento histórico para nuestro país. Somos una nación en guerra y estamos liderando una coalición frente a un enemigo muy determinado”, dijo el Mandatario, en un discurso lleno de elogios para la nueva jefa de la diplomacia estadounidense.

“Bajo su liderazgo, EE.UU. está luchando y ganando la guerra contra el terrorismo”, respondió Rice al Presidente al aceptar la nominación en una ceremonia en la Casa Blanca.

Según los expertos, este cambio es un claro ejemplo de la estrategia del reelecto gobernante para ‘endurecer’ su política exterior durante su segundo mandato. Powell era considerado ‘una paloma’ dentro del gabinete y Rice en cambio parece más un ‘halcón’.

Muy lejos de la estrategia Powell -que usó toda su influencia para convencer a Bush de la necesidad de tener el aval de la ONU para lanzar una guerra contra Irak-, Rice es considerada la ‘madre’ de la teoría de la ‘guerra preventiva‘ asumida por Washington.

Tampoco vaciló en apoyar la guerra en Afganistán o en su negativa a negociar con el ahora difundo presidente palestino Yasser Arafat. Asimismo, se negó a establecer conversaciones bilaterales con Corea del Norte sobre su programa nuclear.

Todo esto hace prever que en los próximos cuatro años el gobierno de Bush tendrá menos paciencia para el trabajo diplomático que la que ya tuvo en el primer mandato.
“A diferencia de Powell, quien en ocasiones batalló para tratar de inclinar a Bush hacia un enfoque más multilateral del mundo, parece improbable que la señora Rice tenga alguna agenda que no sea la del propio Presidente”, comentó ayer el diario The New York Times.

“Ahora, la política en temas como los programas nucleares de Irán y Corea del Norte puede tornarse decisivamente cortante, con un gran empuje por recurrir a sanciones en lugar de diplomacia”, opinó -asimismo- el Washington Post.
Amiga personal

Rice, que desde el 2001 se desempeñaba como consejera de Seguridad Nacional, es considerada por el Mandatario estadounidense como una amiga personal.

Un famoso equívoco de Rice revela su real cercanía con el Presidente. Durante una entrevista, la consejera se refirió Bush como “mi marido”.
Condi‘, así la llaman los íntimos, que el sábado cumplió 50 años, será la primera mujer negra en que ocupe la secretaría de Estado de EE.UU.

Fue Rice quien entrenó a Bush en temas de política exterior en los primeros pasos de la campaña para las presidenciales del 2000, cuando el candidato republicano era todavía el inexperto gobernador de Texas.

Y es que la asesora de Seguridad Nacional es, además de pianista de nivel profesional y una consumada deportista, catedrática en Política Internacional de la prestigiosa Universidad de Stanford (California).

Gobierno británico: satisfacción y gran cautela ante designación

El gobierno británico recibió ayer con satisfacción el nombramiento de Condoleezza Rice como secretaria de Estado, en lugar del renunciado Colin Powell, mientras que Rusia, Alemania y Francia prefirieron la cautela.

Tras conocer la designación de la nueva jefa del Departamento de Estado, el Primer Ministro de Gran Bretaña, Tony Blair, manifestó su “inmensa estima” por Rice, informó un portavoz de Downing Street, sede del gobierno de ese país.

“El Primer Ministro tiene una relación muy buena con Condoleeza Rice, a quien estima mucho tras varios años de trabajar juntos”, destacó el vocero de Blair.

El nombramiento de Rice obtuvo en el gobierno de Rusia expresiones de cautela y la preferencia por destacar la labor realizada con Powell.

Estoy contento de haber tenido a Powell como interlocutor de Estados Unidos, es un hombre al que estimo mucho”, declaró el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, según el cual ahora su gobierno deberá pensar en el futuro, aunque evitó hacer comentarios sobre Rice, una experta en Rusia.

Al igual que Moscú, el gobierno francés prefirió destacar más las tareas realizadas en conjunto con Powell, con quien dice haber mantenido una “fiel amistad”. Así lo dijo el ministro del Interior francés, Dominique de Villepin, según el cual “existe una gran amistad y estima por las acciones realizadas por Colin Powell como representante de la diplomacia estadounidense”.

Alemania no hizo ningún tipo de comentario oficial sobre la designación de Rice, aunque un portavoz resaltó que “el gobierno no se entrometerá en los acontecimientos internos de otro Estado”.

Más cambios

Lejos de terminar, el proceso de reestructuración del gobierno del Presidente George W. Bush sumaría en las próximas horas o días otras dos bajas con las renuncias de los secretarios de Seguridad Interior de Estados Unidos, Tom Ridge, y de Salud, Tommy Thompson, según informaron diversos medios de prensa norteamericanos.

Según la cadena de televisión CNN, que citó a fuentes de la Casa Blanca que hablaron a condición de anonimato, Ridge mostró a sus asesores su deseo de abandonar el gobierno tras alegar motivos personales y estrés.

Mientras en el caso de Thompson, las informaciones indicaban que éste abandonaría el Departamento de Salud pero no el gobierno, y que su preferencia sería la secretaría de Transportes.

De concretarse esas dimisiones, ambos funcionarios se sumarían a otros seis miembros del gabinete del Presidente Bush que dimitieron y que no acompañarán al Mandatario en su segundo período en la Casa Blanca, que comenzará el próximo 20 de enero.

El lunes 15 renunciaron los responsables de Educación, Rod Paige; de Energía, Spencer Abraham; de Agricultura, Ann Venneman, y de Estado, Colin Powell.

Como parte de la remodelación del gabinete que anunció Bush tras su reelección, el pasado 2 de noviembre, también se retiraron los secretarios de Justicia, John Ashcroft, y de Comercio, Donald Evans

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.