Haití enfrenta su laberinto luego de elegir a un presidente cercano al que fue derrocado en 2004

Por Causa Popular.- Las elecciones del pasado domingo 7 en Haití, obligaron a la prensa internacional para que posara su mirada sobre el país más pobre del continente americano. Las elecciones confirmaron lo que muchos esperaban: los Estados Unidos y la ONU, cuya fuerza de ocupación cuenta con la comandancia de Brasil y una importante participación de soldados argentinos, iban a hacer todo lo que fuera necesario para que el ganador de los comicios fuera alguien afin a sus intereses. Luego de que las tropas de ocupación asesinaran a un manifestante, el pueblo en las calles pudo abortar los planes del imperio, y arrancarle al Consejo Electoral Provisional (CEP) la proclamación legítima de René Preval como presidente, cercano al ex presidente Jean Bertrand Aristide derrocado por una invasión militar norteamericana y francesa. La principal sospechosa del fraude electoral pergeñado para que Preval no supere el 50 por ciento de los votos es la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH). El presidente de España anunció que retirará sus tropas de Haití, Argentina, por el contrario, renueva su contingente.

“El 29 de febrero de 2004, un presidente democrático de un país americano fue derrocado y secuestrado por el imperialismo norteamericano en Haití”, sosteníamos hace casi un año desde Causa Popular.

En marzo del 2005, cuando se publicó esta nota, también hacíamos referencia a las inciertas elecciones que se planificaban desde la ocupación en ese olvidado país. Uno de las razones por la cual se conoce tan poco sobre lo que sucede en Haití, es que su pueblo -además de muy pocos privilegiados cuentan con luz eléctrica, y justamente no son del pueblo quienes la tienen- se encuentra limitado por su idioma a la hora de difundir al mundo las atrocidades producidas por los soldados de la ONU. El creole es el único idioma que se conoce, y que además muy pocos escriben.

Luego de más de una semana en la que sostuvo que las elecciones presidenciales debían tener una segunda vuelta producto de que el candidato con más cantidad de votos había alcanzado menos del 50 por ciento, el Consejo Electoral Provisional (CEP) declaró a René Preval, del partido La Esperanza, como nuevo presidente de Haití con el 51,15 por ciento, tras escrutar el 96 por ciento del sufragio.

En un comunicado emitido en la madrugada del pasado jueves, la CEP indicó que esa decisión fue aprobada por siete de sus nueve miembros después de un acuerdo para descartar al menos 85.000 votos en blanco. Esa iniciativa elevó el respaldo a Préval hasta el porcentaje mencionado, situado por encima de la mayoría simple requerida para ser proclamado ganador en los comicios.

Varios medios de comunicación de diversos países, denunciaron presiones de Estados Unidos para llevar a una segunda vuelta el proceso electoral haitiano, sin tomar en cuenta el caos y la violencia que ocasionaría una imposición de ese tipo.

Tras las irregularidades detectadas en el proceso, el propio Preval había denunciado días atrás la existencia de un fraude masivo y notables errores durante el escrutinio de los votos emitidos. El también ex primer ministro, de 63 años, incluso marchaba hasta el fin de semana al frente del conteo y el CEP llegó a darle una ventaja de más del 60 por ciento.

Pero luego el organismo modificó esa proporción en una acción calificada de manipulación por sectores sociales de Haití. Tan grave fue la manipulación que las imágenes de urnas repletas de boletas a favor de Preval en la basura recorrieron el mundo.

El mismo órgano que retrasó varias veces la convocatoria a las elecciones, hoy esta en la mira de quienes investigan cómo llegaron esas urnas hasta allí. En la capital haitiana una empresa privada emitió el pasado jueves un comunicado en el que asegura que arrojó votos a la basura durante la jornada electoral en Haití en cumplimiento de un contrato de servicios de limpieza con la MINUSTAH.

Según informó la agencia EFE, la empresa Boucar Pest Control admitió en ese comunicado que llevó cajas con votos al vertedero de basura en el barrio de Truitier, en el norte de Puerto Príncipe, y afirmó que ellos tienen únicamente un contrato para transportar basura con la MINUSTAH.

España los retira, Argentina los releva

Fuentes del Ministerio de Defensa español informaron que España retirará sus tropas de Haití en abril, pese a la solicitud de Naciones Unidas de que se mantenga por más tiempo. El contingente español al que está adscrito otro de Marruecos participa, a petición de Brasil, en la Misión de Naciones Unidas denominada MINUSTAH, aunque bajo el compromiso de retirarse, tras las elecciones que acaban de finalizar.

Por el lado de Argentina, la ministra de Defensa, Nilda Garré, despidió el 27 de enero a un nuevo contingente de 506 cascos azules argentinos que partieron hacia Haití antes de las elecciones. En un acto realizado en Campo de Mayo, según informó el diario Clarín, Garré llamó a los soldados a “ayudar a ese pueblo a encontrar un clima pacífico que les permita ejercer el más sagrado de los derechos que tiene un pueblo: elegir su destino”.

El refuerzo fue para reforzar la seguridad durante y después de las elecciones que se realizaron el 7 de febrero. “Ustedes van a Haití no como ejército de ocupación ni como fuerza gendarme”, dijo la ministra, y recordó que ese país “necesita del apoyo de todos para poder construir su destino. A eso van, y deben estar orgullosos porque están contribuyendo a la paz en la región y a la integración latinoamericana”, agregó. El contingente estuvo compuesto por 304 efectivos del Ejército, 148 de la Armada y 54 de la Fuerza Aérea.

Al difundirse la noticia de que Préval fue proclamado triunfador en los comicios, miles de Haitianos salieron a festejar en las calles, una decisión que valoraron como propia, y se concentraron frente a la casa de la hermana del presidente electo, donde él se aloja.

El candidato del partido La Esperanza, próximo al ex presidente Jean Bertrand Aristide derrocado en 2004, luego de una invasión de tropas norteamericanas y francesas tomará posesión de su cargo el 29 de marzo. Lo que le espera no es fácil: Haití es el país más pobre de América latina, y hoy está ocupado por una fuerza militar extranjera que se debate entre mantener un status quo que no complique la débil situación regional o intervenir en un conflicto que entiende muy poco.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.