Fundamentación

América Latina

En los centros de poder ha reventado la gran estafa de la burbuja especulativa y financiera. Es el momento de la economía real, dicen ahora los estafadores, mirando con avidez nuestras riquezas naturales… Mientras, en este rincón de la Tierra, en este pedazo de continente, en esta tan nuestra América Latina, se siente avanzar el espíritu de nuestra Tierra, la presencia de nuestros Pueblos que vuelven desde el fondo de la historia a reclamar su protagonismo.

Como un bombo lejano, la tan soñada e inconclusa Unión Latinoamericana late en el pecho mestizo de nuestros hombres y mujeres. Un sol brillante nos indica el camino hacia el horizonte de nuestros sueños. Nos ven y sonríen desde lo alto de la historia, Tupac Amarú, José Gervasio Artigas, Simón Bolívar, José de San Martín, el Che Guevara y tantos otros patriotas que regaron con su sangre esta tierra fértil, para que brote con su verdor y fragilidad, el proceso que está en nuestras manos.

Tenemos que volver a encontrarnos en nuestra relación con la naturaleza. Debemos escuchar con atención el mensaje ancestral de nuestros hermanos pueblos originarios. Ellos aman la naturaleza. Para ellos la tierra es su madre, no un recurso.

Ahora o Nunca

Nuestro horizonte ideológico, el de nuestra generación, no es ya la opción entre dos sistemas sociales. Hoy elegimos entre este sistema de exclusión, contaminación y muerte o la vida misma. Esta gran burbuja especulativa, esta estafa internacional mal llamada crisis, reventará el planeta reinvirtiendo sus ganancias en el saqueo indiscriminado de nuestros recursos.

Empiezan a aparecer los vestigios de una cultura retardataria y paranoica que intenta desunirnos. La derecha juega al miedo, a instalar la paranoia. Primero intentaron instalar el berretín del terrorismo, después el de la inseguridad y ahora quieren doblegarnos con el miedo a la gripe. Quieren que dejemos de besarnos, de abrazarnos, de juntarnos, quieren condenarnos al más oscuro exilio individual, paranoico y egoísta. Nos quieren separados y encerrados en nuestras casas, consumiendo televisión hasta indigestarnos con sus mentiras, mirando impávidos los golpes de Estado como en la hermana República de Honduras.

Hay que salir a la calle a ver qué está pasando. Somos un ejército de locos… locos que bailan la vida, que nacen la tierra, que aman alevosamente al árbol de una nueva hermandad latinoamericana… ¿Dejaremos pasar esta etapa de integración viendo como avanza la derecha golpista y reaccionaria?

Hay que vincular la UNASUR con el sentir popular, hacer sentir la integración como parte de nuestra vida cotidiana. ¿Como lograr la urgente y necesaria la Unión Latinoamericana soñada por nuestros libertadores? ¿Cómo hacer que el proceso histórico que hoy vivimos sea sentido con entusiasmo en nuestros pueblos?

Una Cátedra Abierta

El mundo ha cambiado y las doctrinas deben actualizarse, deben ser flexibles a las necesidades y problemas actuales. Si no cambian, las doctrinas se convierten en dogmas cristalizados en oxidadas y viejas estructuras conservadoras. Una doctrina es un sistema de valores y principios que rige las prácticas de los militantes. Es por eso que no hay movimiento sin doctrina.

Una militancia sin valores ni principios que defender, o sin actualizar esos valores a la realidad que le toca vivir, cae indefectiblemente en el oportunismo o en el anacronismo.
En esta época de ausencia de macro relatos, de falta de horizontes teóricos que den sentido a nuestras prácticas, donde se han derrumbado los sistemas ideales por los que pelear; aparece una generación que cree que es necesaria una reactualización doctrinaria, única capaz de fundar un movimiento.

Una cátedra libre e itinerante

Queremos hacer una cátedra sin los vicios del academicismo que solo busca prestigiar intelectuales solitarios. Una cátedra libre; sobre todo libre del corsé científico que no nos deja mirar lo propio sin prejuicios importados, libre de las anteojeras foráneas que solo producen indigestión mental. Una cátedra itinerante que no se estanque en un espacio físico, que vaya a los barrios, a los centros culturales, bares, escuelas, las plazas y todos los lugares donde pueda ser apropiada por nuestro pueblo.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.
En los próximos días el gobierno dará a conocer con qué mandato se sentará a negociar la firma del acuerdo con el FMI. Recapitulamos los diferentes caminos que podrían ser llevados a cabo.
Breve racconto sobre el historial de gatillo fácil y otros crímenes de la policía porteña.