Fidel y Chávez, en la Cumbre de los Pueblos

Los presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez, reactualizaron las consigas de liberación y antiimperialismo ante referentes de organizaciones populares, durante un acto paralelo al Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), celebrado en el campus de la Universidad Nacional de Córdoba.

Desde horas de la mañana, los distintos acceso a la Ciudad Universitaria comenzó a ser copado por hombres, mujeres; niños/as. Una multitud con sus banderas, representando a partidos políticos, organismos de Derechos Humanos, de Solidaridad con Cuba, agrupaciones estudiantiles universitarias, Madres de Plaza de Mayo, colectividades boliviana, uruguaya y paraguaya, además de numerosos cordobeses ansioso por ver de cerca al lider de la Revolucón se dieron cita a la Cumbre de los Pueblos. La espera fue amenizada con la presencia de varios grupos musicales.

Alrededor de la 18 hs, del pasado viernes 21 de julio, subieron al Palco Hebe de Bonafini, Hugo Chávez y Fidel Castro. Con un corto discurso, la presidente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, abrió el acto recibiendo a los mandatarios de Venezuela y Cuba, quien con su emblemático pañuelo blanco en la cabeza, recordó a sus hijos desaparecidos en la última dictadura argentina (1976-83). Antes de retirarse hizo hincapié en el sufrimiento de las madres y las mujeres en medio oriente, y repudió los actos de violencia allí perpetrados. Alentó a la multitud, quien la acompaño en un rotundo no a la guerra.

Bajo un inmenso cartel con la leyenda “La integración es nuestra bandera antiimperialista”, Chávez fue el primero en hablar y planteó que la dicotomía política es «socialismo o barbarie» al tiempo que convocó a la construcción de «un nuevo socialismo del siglo veintiuno», Calificó de «cordobazo» la masiva concentración, ante el aplauso cerrado de más de 70 mil personas.

América Latina puede ser «un polo de poder mundial en un mundo multipolar» y definió al capitalismo como «el camino al infierno». No se privó de citar a Eva Duarte, a Eduardo Galeano, a Noam Chomsky, a Simón Bolívar y definió que «el imperialismo es un problema internacional, y la solución también es internacional» al convocar a los sectores sociales, populares y organizaciones de base a «articularse para la liberación de los pueblos».

Planteó la necesidad de «articular todos los movimientos sociales para que cada vez haya mas fuerza». «Continúen fortaleciendo los movimientos estudiantiles, obreros, indígenas, populares. Vamos a construir el poder del pueblo», se entusiasmó y llamó a conformar «una sólida liga de repúblicas» en la región.

Fidel por su parte habló durante tres horas a la multitud y significó el momento histórico que vive el bloque integrador. «Mercosur social, no olviden esa palabra», indicó el mandatario en alusión a todo cuanto puede hacerse por millones de latinoamericanos en materia de salud y educación. «Es increíble que todavía en este continente haya 50 millones de analfabetos», alertó.

Aseguró que el Mercosur podría desterrar el analfabetismo en tres años si adoptara un programa común.

En otro momento de su larga alocución subrayó: «El imperialismo no dura más de 50 años. Y la batalla no será con las armas, será con las ideas», manifestó su «felicidad y emoción» por participar de la cumbre en Córdoba, donde se firmó la ampliación a todo el Mercosur de los acuerdos comerciales con Cuba. Al analizar «la crisis económica de Estados Unidos» de la que responsabilizó «a ese caballerito (por el presidente George W. Bush) que no sabe nada de nada». «Esto no es una corazonada», explicó y remarcó que «el dólar ha dejado de ser un metro y ahora es un centímetro» en la economía mundial.

El estadista dedicó gran parte de su alocución a los programas sociales emprendidos por La Habana en los últimos años, así como a los proyectos de integración impulsados conjuntamente con Caracas dentro de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA).

Al respecto, no dudó en precisar que mediante el método educacional cubano «Yo, sí puedo», en 30 meses habrá tiempo suficiente para la alfabetización total de Bolivia, otras de las naciones incorporadas al ALBA.

En esa misma línea de pensamiento, el jefe de Estado subrayó la necesidad de que el Tercer Mundo disponga de suficientes maestros y médicos, y citó el ejemplo de su país, el cual tiene más de 70 mil galenos con una población de poco más de 11 millones de habitantes.

No pueden sobrar médicos en un mundo en el que impera la globalización de los servicios, señaló Fidel Castro, cuyo país tiene unos 30 mil profesionales de salud prestando servicios en varias regiones del planeta.
Hizo una disertación sobre la crisis que sacude al planeta, con énfasis en la desmesurada alza en los precios del petróleo y de la mayoría de los principales recursos naturales.

Se refirió a los planes emprendidos en los últimos años por la isla caribeña para mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos, en particular a la llamada Revolución Energética para hacer más eficiente ese vital sector.
Expuso, además, las experiencias de programas tales como Operación Milagro, destinado a curar a pacientes latinoamericanos con problemas oftalmológicos, y destacó la generosidad en esa materia de su par venezolano.

El líder de Cuba puso esas iniciativas a disposición del MERCOSUR, así como la experiencia de la mayor de las antillas en el ahorro energético.
EN LA CASA DEL CHE.
El líder cubano Fidel Castro y el presidente venezolano Hugo Chávez cerraron su estadia en Córdoba, visitando la casa donde vivió el Comandante Che Guevara en Alta Gracia. Es como si estuviera haciéndole una visita al Che, confesó emocionado Fidel Castro al recorrer la residencia campestre Villa Nydia, en la cual Guevara vivió una etapa de su adolescencia.

Uno de los momentos más conmovedores de la estancia fue cuando el líder de la Revolución cubana se encontró dentro de la vieja casona con Carlos «Calica» Ferrer, Enrique Martín, Ariel Vidosa y Alfredo Moreschi, amigos de la infancia del Che. Tanto en su encuentro con ellos, como en el recorrido con la directora del museo, Castro realizó numerosas preguntas y se interesó por conocer cada detalle de la niñez de su fiel compañero de epopeya.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.