Evo Superestrella 2006: el indio que desafía democráticamente al Imperio

Por Enrique Oliva, especial para Causa Popular.-El rotundo triunfo electoral de Evo Morales en los comicios presidenciales de Bolivia con el 54,19 % de los votos, a pesar del denunciado y probado fraude en su contra, lo ha convertido en un tsunami 2006 en la política internacional y en particular en Latinoamérica. El sonriente indio aymara ocupa las primeras planas de los diarios, con inocultable disgusto e inquietud del capitalismo globalizado y por las expectativas despertadas en los pueblos originarios de nuestro continente.

——————————
En la Foto: Felipe Quispe y Evo Morales.
————————————-

Bolivia, un país riquísimo en recursos naturales estratégicos, enajenados a depredadoras empresas extranjeras en complicidad con minorías cipayas, fue por siglos sumergida en la miseria. Ahora tendrá un gobierno dispuesto (es la gran esperanza) a revertir esa ignominiosa situación. Según Evo, como le dicen popularmente, las empresas deberán ajustarse a las políticas de un estado democrático y soberano.

Con humildad pero con clara firmeza, ha definido durante la campaña electoral y ratificado como presidente electo, las principales líneas de su gobierno y fue a Europa a repetirlas.

“Queremos socios pero no patrones; las riquezas naturales son del pueblo boliviano; combatiremos al narcotráfico sin injerencia extranjera; el cultivo de la coca es ancestral en mi país y queremos venderle hojas a la Coca Cola pero no cocaína; lucharemos contra la coca ilícita y a los Estados Unidos les corresponde luchar contra los bancos; nos asociaremos a los gobiernos que combaten el neoliberalismo y al imperialismo; integraremos el Mercosur hasta llegar a la Patria Grande soñada por Bolívar; nos aliáremos a los gobiernos de Chávez, Kirchner y Lula, comerciando de estado a estado; estamos dispuestos a mantener relaciones de mutuo respeto con Washington pero no serán de subordinación ni de sometimiento; gas, petróleo, estaño, caucho, hierro, fosfato y otros recursos naturales son bolivianos; no vengo a reclamar por cinco siglos de colonialismo….”

Estados Unidos “vigilará la democracia” en Bolivia

Condoleeza Rice, la Secretaria de Estado yanqui, ha formulado sus dudas sobre el mantenimiento de la democracia en Bolivia, que para ella y las multinacionales, Evo Morales debe respetar la “seguridad jurídica”.

Es decir que no podría tocar las leyes y concesiones ya aprobadas por gobiernos neoliberales corruptos y contra la voluntad popular, para mantener el paraíso ideal de la globalización y la miseria de los bolivianos.

Evo ha sido claro y se lo dijo a Rodríguez Zapatero y el Rey Juan Carlos en Madrid, anunciándole éste que su heredero viajará a La Paz a participar de las ceremonias de asunción presidencial.

Las personalidades nombradas, como también Jacques Chirac en París, y hasta el mismísimo presidente de REPSOL en España, hicieron promesas de colaboración con Bolivia. Pero escucharon de Evo Morales el mismo discurso: revisará los contratos con empresas extranjeras y reformará o anulará cuantos sean ilegales, modifican leyes y convenios de concesiones y protección a las inversiones.

Así, como lo hicieron los próceres de la independencia de Estados Unidos, Evo se inspira en el francés Barón de Montesquieu (1689-1755) quien escribiera: “Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa”.

Provocaciones

Creemos que Evo Morales deberá crear urgentemente un Ministerio de las Desmentidas. Las fuerzas adversarias no cesan de atribuirle declaraciones tremendistas al “cocalero” para satanizarlo y sabotear sus planes reivindicatorios.

Por ejemplo, todos hemos leído en grandes titulares que Evo trató a George Bush de “único terrorista del mundo” y a su gobierno de “asesino”. Pero no vimos la desmentida oficial.

Se ha difundido, en especial en Latinoamérica, una foto de Morales de 1978, cuando a los 18 años cumplía el servicio militar, donde aparece con uniforme de soldado y casco blanco con las letras PM (policía militar) porque le asignaron esa tarea como podrían hacerlo chofer, cocinero, paracaidista, etc. Con esa toma lo presentan como “represor”,

Intriga con el Che Guevara

En estos momentos políticos sensibles y a casi medio siglo de la muerte del Che Guevara, es una verdadera provocación actualizar ese tema como se hace en estos días en Bolivia.

Para consumo externo si se divulgó que Evo Morales pidió a las autoridades transitorias, en cuanto resultó electo, suspender los traslados y ascensos de las fuerzas armadas porque él quería revisarlos.

Pero poco y nada se supo en el exterior que el Senado boliviano aprobó el 29 de diciembre una ley por la cual declaran “beneméritos de la Patria” a cuantos combatieron y capturaron al Che Guevara el 8 de octubre de 1967 y lo “fusilaron” (SIC) un día después en La Higuera. Los nombres de los honrados con ese título jamás fueron revelados y se mantienen hasta hoy en secreto.

El grupo galardonado también tenían en gestión el trámite de una pensión vitalicia, pero por no disponer de dinero para pagarla, el gobierno los compensó declarándolos por ley “inamovibles en los cargos o grados que tengan en la actualidad”.

Exitosa gira

La visita de Evo a Fidel Castro, bastante criticada en los medios globalizados, le servirá para que Cuba beque a estudiantes de medicina bolivianos y envíen equipos sanitarios; con la experiencia de haber sido uno de los pocos países del mundo, y primero del continente americano, que llegó a “analfabetos cero”, aportarán profesionales cubanos para capacitar instructores bolivianos alfabetizando en especial a los campesinos.

En un pueblo con el 93 % de habitantes católicos, más que el 90 % de Argentina, no hay peligro de manipulación ideológica. Lo importante es solucionar dos problemas bolivianos graves y urgentes: salud e instrucción.

Hugo Chávez le acordó un préstamo sin interés por 30 millones de dólares “a pagar cuando pueda y con los productos que pueda”. Entre otros apoyos, le brindará tecnología para las explotación agrícola, petrolera y gasífera.

Tarea difícil pero no imposible

A Evo Morales, con mayoría en Diputados, le falta una banca para tenerla en Senadores pero con posibilidades de superar la situación para lograr las leyes que precisa.

Se descarta la probabilidad de que surjan problemas con las distintas comunidades indígenas, siendo las mayores aymara, quechua y guaraní, más 16 menores. El dirigente indígena Felipe Quispe, quien en las elecciones fue candidato a Presidente sacando poquísimos votos, se diferencia de Evo por ser más radical y desear “el socialismo ya”.

Morales tiene una tarea muy grande por delante, como enfrentar a las multinacionales que tiene dentro y comenzar a solucionar problemas sociales angustiantes y urgentes. La solidaridad de los países del Mercosur debe comprender la situación y actuar de inmediato.

No como beneficencia, sino por tratarse de una cuestión de mutua conveniencia, consolidando la Unidad Suramericana. La Segunda Independencia está en marcha y la figura y adhesión de Evo Morales ha sido providencial. En esta tarea las masas de trabajadores argentinos deben movilizarse. En especial es un desafío para quienes siguen las líneas de unidad continental de Bolívar y San Martín, banderas bien defendidas por Rosas y Perón.

A más de defendernos codo a codo de nuevos avances globalizadores, debemos en conjunto luchar para erradicar del continente al colonialismo independizando a la Guayana (hoy francesa) y recuperar las Malvinas Argentinas.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.