Es hora de renovar el peronismo de la ciudad

Los acontecimientos políticos de los últimos meses debieran hacer razonar a la actual conducción del PJ Capital y hacerla comprender de que ya es hora de que el partido se renueve para sumarse al proyecto nacional.

La actual conducción es una suerte de pensionada a partir de la muerte política (en el PJ) del por aquel estonces todopoderoso jefe del distrito, Alberto Fernández, y sus aliados estratégicos, los sindicalistas Víctor Santamaría (SUTHER) y Andrés Rodríguez (UPCN). Cuando el jefe de gabinete dejó de serlo, como era de esperar, sus aliados en el partido le pidieron la renuncia. Se las dio con gusto, ya que nunca depositó demasiado entusiasmo en lo partidario y siempre apostó por un progresismo sin muchachos que transpiraran la camiseta.

Eran momentos de mucha incertidundre en el gobierno nacional. Se estaba saliendo de la pelea con la patronal del campo y, tras la derrota pírrica del 28 de junio, ya al otro día en el PJ no se hacía otra cosa que ver cómo se acomodaban al proyecto conservador de Macri presidente, Michetti jefa de gobierno porteña y el colombiano gobernador bonaerense.) Hubo excepciones, claramente. Pero la línea era esa. No olvidemos que el SUTHER tuvo en su cena anual a De Narváez como invitado estelar.

Afortunadamente, también a partir del 28 de junio se empezó a escribir otra historia en el gobierno de Cristina Fernández. Se afrontó una agenda para profundizar el rumbo iniciado en el 2003, sumado a la imposibilidad de una oposición que no genera expectativas como alternativa de poder. Así las cosas, hoy estamos ante la posibilidad seria de que este proyecto nacional pueda tener continuidad a partir del 2011.

Es en este contexto que tenemos un PJ de la ciudad que claramente no está alineado con este proyecto. No hace falta más que darse una vuelta por su sede, donde no hay vestigios de un mísero afiche que exprese su compromiso con el proyecto nacional. O repasar su ausencia total en los debates más importantes que se dieron en los últimos meses (ley de medios, recuperación de los recursos de los jubilados, Aerolíneas, la pelea con la patronal del campo, etc.).

También por eso nacieron distintas instacias de participación por fuera de la estructura formal, como el cabildo abierto de Pompeya o la mesa sindical porteña de las 62 Organizaciones referenciada con Hugo Moyano.

Los que conducen hoy el PJ debieran reflexionar. El partido es una herramienta de participación que debiera estar en línea con la esfera nacional. Es hora que el proyecto nacional conducido por Néstor Kirchner y Cristina Fernández sea encarnado en la ciudad por el Partido Justicialista, para no seguir persiguiendo como cola de ratón al ayer progresismo trucho o a la derecha más conservadora y reaccionaria expresada en Mauricio Macri.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Recorremos los diversos problemas que tiene que afrontar el gobierno luego de las elecciones de este año. También pensamos en los diferentes temas que su agenda deberá abordar.
Con la llegada del macrismo a CABA, se instaló un modelo de ciudad expulsiva. Desde Revista Zoom analizamos el funcionamiento de este.
Abordamos la concentración de capital en el mercado argentino. Enfocamos sus efectos y su influencia en la inflación.