En Moreno un pacto mafioso boicotea el proyecto de transporte mutual de El Colmenar y lo pone en peligro

Por Causa Popular.- La mutual “El Colmenar”, es un emprendimiento comunitario que brinda el servicio de transporte de pasajeros a 12 mil vecinos de la localidad de Cuartel Quinto, ubicada a 23 kilómetros del centro del partido bonaerense de Moreno, 40 kilómetros al oeste de la Capital Federal. Durante 15 años los 40 barrios más alejados de la sede municipal de este municipio, el único hospital público y la estación del ex Ferrocarril Sarmiento, estuvieron conectados por los colectivos celestes y blancos de la mutual, con un boleto 40% menor que la tarifa del “transporte público”. Pero el sábado 2 de junio, Cuartel Quinto amaneció diferente. Los 17 colectivos que componían la flota de la mutual ya no circulaban por sus precarias y desvencijadas calles.

———————————————————
En la ilustración de esta nota el afiche de una campaña organizada por 30 organizaciones de moreno en julio del 2004, en reclamo de su derecho a un transporte digno y accesible
———————————————————-

Dos millones de pesos, fueron razones suficientes para que La Perlita S.A. -empresa que ostenta el monopolio del transporte en Moreno- comprara las viejas unidades a los microempresarios a los que “El Colmenar” les alquilaba para prestar el servicio por un valor promedio de 120 mil pesos, y dejar 120 familias sin trabajo y 50 mil vecinos sin transporte. Atrás quedaron las ilusiones creadas por el presidente Néstor Kirchner a los vecinos y trabajadores comunitarios de la mutual cuando el 24 de agosto de 2004 se acercaron al Salón Blanco de la Casa de Gobierno para recibir un crédito por 550.000 pesos que nunca llegó.

En aquella oportunidad Néstor Kirchner expresó ante los 10 mejores proyectos productivos seleccionados por el Ministerio de Desarrollo Social: “esta es la Argentina que tiene que emerger, la sociedad cambiará si se premia el trabajo y el esfuerzo por encima de la prebenda”.

Quienes integran “El Colmenar” denunciaron que los dos millones de pesos no significan ni más ni menos que una coima de la empresa La Perlita a los dueños de los colectivos, ya que cada una de las 17 unidades adquiridas estaban cotizadas tan solo en 25 mil pesos. Siguiendo las palabras del presidente, nada nuevo emergió en la argentina, una vez más el poder económico se impuso sobre el esfuerzo social, solidario y comunitario, gracias a la anuencia del gobierno nacional y el municipal.

Los colectivos de la Asociación Mutual “El Colmenar” recorren las calles que unen los barrios de la circunscripción más alejada de Moreno desde principios del año 1990. El emprendimiento cobró forma por aquellos años, luego de que un grupo de vecinos de Cuartel Quinto, recibió la negativa de la Empresa de Transporte “La Perlita” -por ser un recorrido no rentable- para unir los 23 kilómetros que separan esta localidad del centro de Moreno.

Cuando comenzaron a satisfacer esta necesidad mediante la propia organización de la comunidad, ni siquiera imaginaban que iban a ser protagonistas de lo que hasta la actualidad se considera como un caso testigo a nivel latinoamericano de los alcance de la economía social.

Pero la mutual, por los fines sociales que acompañaron toda su vida, tuvo que enfrentarse desde la primera hora de su constitución con el poder económico local en su expresión más cruda, producto de su íntima relación con integrantes del gobierno municipal.

La organización de los vecinos resistió estoicamente hasta el primer día del mes de julio las embestidas monopólicas de la Empresa “La Perlita” quién tiene la concesión de más de 100 recorridos en el norte y sur del distrito, y contaría entre sus accionistas -según cuentan las malas lenguas morenenses-con importantes funcionarios municipales, entre ellos estaría el presidente del Honorable Consejo Deliberante Jorge Mendieta.

La connivencia de La Perlita SA. con el poder político local le posibilitó convertirse progresivamente en la empresa de transporte monopólica en el distrito. Históricamente en Moreno, existieron dos empresas de transporte público de pasajeros y la mutual El Colmenar.

El lado norte del distrito era explotado, en su mayoría por “La Perlita”, y algunos recorridos por la mutual. En el lado sur, delimitado por las vías del ex Ferrocarril Sarmiento -hoy Trenes de Buenos Aires-, el servicio estaba a cargo de la empresa Mariano Moreno S.A.

Cuando el dueño de la empresa Mariano Moreno la abandono el 30 de junio del 2002, luego de un proceso de vaciamientos, muchos ya intuían quién se haría cargo del servicio. Este fue suspendido durante 48 hs., y si bien los chóferes se autoorganizaron y lo pusieron en marcha pagando todas las deudas que había adquirido su patrón, los recorridos, fueron otorgados por la municipalidad provisoriamente a La Perlita, empresa que curiosamente ya tenía preparadas las unidades necesarias para recorrer el trazado sur que tiene un rendimiento mensual superior a los 250 mil pesos.

Como una muestra de los manejos mafiosos de esta empresa, la impecable gestión (ver Causa popular del miércoles 28 de junio de 2004) de los trabajadores de la empresa Mariano Moreno llegó a su fin cuando un grupo de matones de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), interrumpió la salida de los colectivos con insultos y amenazas a los choferes y usuarios. Gracias a la ausencia absoluta de la policía los matones de la UTA permanecieron dos días y dos noches impidiendo la puesta en marcha y salida de los colectivos.

Este hecho, duro el tiempo suficiente para que el Consejo Deliberante -cuyo presidente como se señala líneas arriba está sindicado como parte accionaria de la empresa- pusiera a consideración el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 867 firmado por el entonces Intendente interino Andrés Arregui, permitiendo el ingreso de La Perlita en los recorridos de la empresa Mariano Moreno.

Un pacto mafioso contra “El Colmenar”

Si bien las acciones contra “El Colmenar” por parte de La Perlita, con la municipalidad como cómplice y parte, no comenzaron luego de haber terminado con la empresa competidora en la zona, luego de que esto sucediera todos los cañones apuntaron a la organización comunitaria de Cuartel V. Los motivos difícilmente puedan leerse como exclusivamente económicos. Los recorridos realizados por la mutual habían sido rechazados en su momento por la empresa, por ser poco rentables. Pero el cambio de situación política y económica de los últimos 15 años convirtió a la mutual “El Colmenar” en un tesoro muy preciado para los empresarios del transporte morenense.

En términos económicos la localidad de Cuartel V duplicó su población, convirtiendo algunos de los recorridos realizados por la mutual en rentables, aunque no todos. De todas formas, la razón más importante de que La Perlita apuntara toda su artillería hacia esta localidad no era económica. Los vecinos de Cuartel V demostraron que si el trasporte es un derecho, quién esté a cargo de brindarlo no puede tener como fin el lucro, sino la exclusiva satisfacción del mismo.

Según datos suministrados en un comunicado difundido por la Asociación Mutual el Colmenar con fecha dos de Julio, “el Servicio de Transporte Mutual permitía que aproximadamente 12.000 personas por día dispusiesen de un medio idóneo para trasladarse, uniendo a más de 40 barrios entre sí y con el centro de Moreno. El arancel de viaje que abonaba cada socio era hasta un 50% menor a las tarifas autorizadas a las empresas comerciales de transporte público.

Las familias que están asociadas a la Mutual obtenían, debido al menor precio del transporte, un ahorro directo de más de $2.748.000 (dos millones setecientos cuarenta y ocho mil pesos) por año que utilizaban para cubrir otras necesidades. Este ahorro es fundamental ya que la localidad padece uno de los índices más altos de necesidades básicas insatisfechas y desocupación”.

Luego agrega el comunicado: “Además se expedían aranceles especiales para estudiantes de EGB y Polimodal, jubilados, docentes, estudiantes de nivel terciario y para las personas que reciben planes de ayuda social como los Planes Jefas y Jefes de Hogar; en estos casos los aranceles iban desde 5 a 50 centavos. Como un apoyo adicional a la comunidad se entregaban mensualmente y en forma totalmente gratuita más de 5.000 aranceles de viaje a organizaciones barriales, personas con capacidades diferentes y a socios en condiciones de extrema dificultad socioeconómica.”

Claro que brindar un servicio con esta serie de beneficios, no pudo pasar indemne a las crisis políticas del país. Cuando comenzaba el 2002 empezó a sentirse la crisis económica en “El Colmenar”. Lo que llevó a reducir la “flota” de colectivos de 34 a 28 y realizar algunas modificaciones en la relación laboral con los choferes, quienes finalmente se convirtieron en microempresarios. Fue entonces que surgió la posibilidad de que los colectivos pudieran utilizar el GNC para reducir los costos operativos del servicio. A fines del 2003, un subsidio otorgado por la fundación “Gasban” permitió que un primer colectivo comenzara a funcionar utilizando el gas como combustible. El resto de la flota iba a ser convertida por el crédito que Kirchner anunció ante todos los medios pero que nunca llegó.

Pero las dificultades financieras también son producto del modelo de Estado argentino, que está lejos de haberse modificado con la gestión kirchnerista. En un comunicado de prensa difundido por la mutual en ocasión de cumplirse 14 años de vida, se señalaba que como “El Colmenar” es considerado en el rubro “transporte privado”, previsto en la ley Orgánica de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, “no tiene acceso a los mismos beneficios con los que hoy cuentan las empresas publicas de transporte, representados por el subsidio de $1000 mensuales por colectivo, y por el precio diferencial para la compra de gasoil”.

Ante estas dificultades, la Empresa “La Perlita” (líneas 501 y 311), vio la oportunidad y no la dejó pasar. En mayo del 2004, la línea 501, ingresó al Barrio Namuncurá con un arancel de 0,75 centavos (con 23 Km. hasta Moreno, cuando en otros recorridos de menor kilometraje cobra $1.25 y hasta $1.50). El Colmenar hacía años que tenía un arancel de 80 centavos para ese recorrido. Como era de esperar, una ordenanza votada por el Consejo Deliberante local habilitó a la empresa a entrar en los barrios donde la mutual tenía sus recorridos.

En ese entonces, numerosas organizaciones sociales de la zona se movilizaron hasta la municipalidad de Moreno para exigir la derogación de esta ordenanza, y dejaron en las paredes municipales un afiche con tres fotos que retrataban al presidente del consejo, Jorge Mendieta, a Oscar Siburu, en ese momento presidente de la comisión de Transporte, y a Rubén Figueredo. Todos indicados como los responsables de presentar el 14 de abril el proyecto de ordenanza, además de estar fuertemente sospechados de haber recibido coimas por parte de La Perlita, que ya había contado con los favores de los mismos concejales cuando se apropió de los recorridos de la zona sur de la localidad de Moreno.

En la nota publicada en este mismo sitio con fecha 28 de julio de 2004 señalábamos que los problemas generados por la ordenanza iban a ser resueltos gracias a “un salvador subsidio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación que va a inyectar el capital necesario para convertir a toda la flota de colectivos al GNC”.

Pero el subsidio nunca llegó, La Perlita les compró los colectivos a los microempresarios aquejados por numerosas dificultades financieras a un promedio de 120 mil pesos cada uno, cuando su valor de mercado rondaba los 25 mil, determinando que al cierre de esta edición la mutual de Trasporte “El Colmenar” cumpliera una semana sin funcionar. Algo que sucede por primera vez en 15 años de lucha, solidaridad y organización social.

Ya en campaña, Kirchner se quejó durante la última semana de que “si anuncio obras, las anuncio por la campaña. Y dicen que las anunciamos y que después no las hacemos. Yo creo que se tienen que calmar algunos amigos que hacen periodismo en la Argentina, se tienen que calmar seriamente porque realmente es una esquizofrenia”.

A riesgo de ser considerados de esta manera, no sólo los subsidios anunciados como parte de la renovación de la política social del gobierno nunca llegaron a la mutual, sino que además, el Frente para La Victoria que expresara electoralmente al kirchnerismo en las elecciones de Octubre, cuenta entre sus filas morenenses con Jorge Mendieta -segundo en las listas de concejales-, uno de los hombres que desde la presidencia del Consejo Deliberante más esfuerzo ha realizado para que “El Colmenar” dejara de funcionar. El lector sabrá sacar sus propias conclusiones.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.
En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.