En la recta final

Menos mal que solo falta un mes justito de campaña. Con semejente chatura de propuestas, da la sensación de que la oposición solo puede hablar cuando el oficialismo nacional le ofrece algún elemento. Hasta ahora, no hemos escuchado ninguna voz opositora explicitando cuál es el modelo que implantarían si se diera esa transición surgida de mentes afiebradas según la cual el kirchnerismo saldría huyendo hacia el sur luego 28 de junio.

A falta de propuestas, en el ámbito nacional sobran las chicanas legales. En la Capital, a falta de polémica por las candidaturas denominadas testimoniales, la historia pasa por a quién se le pega para posicionarse mejor.

En ese sentido, no escuché a ningún candidato microfonero despotricar contra el señor Macri. Más allá de alguna mención light, los postulantes mimados por los grandes medios no se cuestionan, por ejemplo, por qué no se realizan el 28 de junio también las elecciones comunales. Ya no quedan argumentos para seguir dilatando ese mandato constitucional. El último ardid, la falta de padrones, ya no tiene asidero. Los porteños votaremos el mes próximo por primera vez con los nuevos padrones que respetan la división por comunas. Si esto no es antidemocrático, antiético y arbitrario, no sé qué otra cosa puede serlo.

Tampoco casi nadie habla en campaña de la represión indiscriminada que sufrió un grupo de ciudadanos de Caballito a manos (y puños) de la patota macrista en el desalojo de una huerta comunitaria. ¿Por qué el gobierno porteño apela a la violencia si supuestamente su intervención estaba avalada por la ley? No nos engañemos: el método tiene que ver con la ideología que lo sostiene. Como noticia, el hecho las tenía todas: una persecución a los golpes que duró una hora a lo largo de más de diez cuadras, varios inocentes transeúntes fueron apresados, allanaron un centro cultural sin autorización y detuvieron a una veintena de vecinos. Sin embargo, ni la gran prensa ni los democráticos candidatos fueron capaces, aunque más no fuera, de ojear la cosa para ver cómo venía.

La que se perfila como bocatto di cardenale para los medios masivos es la movida de los ¿compañeros? del SUTERH. Ayer se bajaron del comando de campaña del Frente para la Victoria. Muchas razones fundadas no tienen, ya que el candidato que ocupa el segundo lugar en la lista de legisladores, después de todas las volteretas que dieron, es un hombre que responde al gremio. Dicen las malas lenguas que su pase al macrismo es una cuestión de tiempo. No se sabe si mucho o poquito.

Estemos preparados. Todavía falta un mes para votar. Propuestas faltan, pero para sorpresas sí que sobra tiempo. Cuanto más se acerca el 28 de junio, cada vez se muestran más las cartas que orejea cada jugador.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Este domingo 26 de junio se conmemoran los 20 años transcurridos desde la “Masacre de Avellaneda”, represión que se cobró la vida de los jóvenes militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.
Dialogamos con Sebastián Campo, ex presidente de la filial Pergamino de FAA y productor cooperativo nucleado en AFA, sobre los numerosos desafíos que enfrenta hoy en día el pequeño productor agrario.
Abordamos el nuevo impuesto de renta, el cual busca captar las ganancias obtenidas por el aumento de los precios internacionales debido a la guerra entre Ucrania y Rusia.