En La Plata y Mar del Plata recordaron a “Tacuarita” Brandazza, el primer desaparecido

Por Causa Popular.- Ángel Enrique «Tacuarita » Brandazza, militante peronista, fue secuestrado el 28 de noviembre de 1972 y asesinado por la dictadura militar en Rosario. Su desaparición representa la antesala, como ejercicio selectivo, de las formas de accionar represivo que se volverían masivas en el `75 y el 76. Este es el caso más antiguo que tiene el listado de personas desaparecidas elaborado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas y fue analizado los días 28 de mayo y 3 de junio, por los especialistas Elías Carranza, Juan Carlos Domínguez Lostaló y Jorge Jager.

Angel Enrique Brandazza nació el 22 de mayo de 1949 en Blacquier, Provincia de Buenos Aires, ciudad que dejaría en los primeros años de su vida para radicarse con su familia en Venado Tuerto, al sur de Santa Fe.

Luego de cursar la secundaria en el tradicional Colegio Sagrado Corazón, decidió continuar sus estudios en la Facultad de Ciencias Económicas de Rosario. Y es en esa ciudad donde desapareció el 28 de noviembre de 1972, tenia 23 años y militaba en la Unión de Estudiantes del Litoral, agrupación universitaria peronista que integraba la Unión Nacional de Estudiantes.

Tacuarita era reconocido entre sus pares de militancia, por su fuerte trabajo solidario en los barrios marginales de Rosario.

La necesidad de recuperar la memoria y de pensar que otro país hubiera sido posible si aquel caso no quedaba impune, es la que nos hace de volver a contar esa historia y sobre todo recordar las lucidas palabras de los padres de Tacuarita que, como nadie presagiaron en aquel momento lo que sucedería después.

«Al impulsar y promover la investigación del secuestro y posterior desaparición de nuestro hijo, solo nos mueve el deseo de que en el futuro otros padres no vean enlutados sus hogares por hechos similares del que hoy enluta el nuestro» declararon Angel Emilio Brandazza y Lorenza Cancela de Brandazza, padres de Tacuarita, en un comunicado publicado el 27 de julio de 1973 en el diario La Capital de Rosario.

Ambos no se imaginaron en ese momento que sus deseos no se iban a cumplir y que miles de padres de todo el país vivirían historias parecidas, tiempo después (1).

Su caso fue el modelo que luego se repetirá por miles en los nefastos setenta en la Argentina. Fue apresado, torturado hasta la muerte y su cuerpo desaparecido por integrantes del ex comando SAR ( sub-área Rosario) organismo dependiente del II Cuerpo del Ejército e integrado por militares, policías y gendarmes.

Su domicilio fue incautado y le robaron pertenencias. Sus victimarios cuando tuvieron que responder ante la justicia ordinaria se ampararon en su condición de militar para hacerlo ante el fuero castrense. Lorenza Cancela de Brandazza fue la primer madre en ir casi todos los días a golpear las puertas de los cuarteles, lo mismo que tiempo después harían «esas locas de la Plaza de Mayo».

Integrantes de la Iglesia Católica prefirieron el silencio, antes de peticionar por la verdad sobre lo ocurrido con Tacuarita.

De todas maneras, la particularidad del caso Brandazza fue que tuvo oportunidad de no quedar impune, ya que en la provincia de Santa Fe se creó una Comisión Bicameral que investigó el caso. Realizando un muy buen trabajo. Pero las trabas interpuestas por el poder militar, más la poca decisión política nacional de llegar a la verdad, terminó diluyendo su labor.

La incógnita que quedará para siempre es ¿qué hubiera pasado en nuestro país si la Comisión Bicameral Investigadora y la justicia conseguían llegar a la verdad y ajusticiar a los culpables del secuestro y desaparición de Angel Enrique «Tacuarita» Brandazza?.

Las respuestas estuvieron a cargo de Elías Carranza, instructor y sumariante de la causa Brandazza, actual Director de ILANUD (Instituto Latinoamericano de Naciones Unidas para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente) con sede en Costa Rica. Junto a él estuvo Juan Carlos Domínguez Lostaló, Director del P.I.F.A.T.A.C.S, (Cátedra de Psicología Forense – Fac. de Humanidades – Universidad Nacional de la Plata), Director Especialización en Psicología Forense (UBA) y Jorge Jager, realizador del video documental “Me llamo Brandazza…me secuestra la policía”, docente y Coordinador del Area Realización y Jefe del Dto de Investigación y Promoción Cultural en la Escuela Provincial de Cine y Televisión (Pcia de Santa Fe).

En los dos encuentros, se proyectó el documental de Jager, una investigación realizada en el marco del Concurso de Becas 2000 de la Secretaría de Cultura de Santa Fe, etapa coproducida con la Escuela Provincial de Cine y TV de Rosario. El documental fue postproducido con el Apoyo del Centro Audiovisual Rosario y declarado de Interés Provincial y Cultural por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe y por la Universidad Tecnológica Nacional.

(Fuente: www.desaparecidos.org.ar)

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.