Elisa Carrió, socia de Mauricio, y un posible pacto secreto Macri – Sutecba

Aunque el conflicto por la intervención de la obra social municipal porteña ha ingresado en un callejón judicial de marchas y contramarchas, la nueva ley que logró el macrismo gracias al apoyo de Elisa Carrió ha desatado nuevas sospechas respecto al nuevo escenario político. Al respecto, el titular del bloque kirchnerista en la Legislatura porteña, Diego Kravetz, denunció que el Gobierno de Mauricio Macri alcanzó un acuerdo secreto con el gremio de municipales (Sutecba), motivo por el cual no se revisó el cese de los contratos de unos 2.300 trabajadores y consideró como una contradicción que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, «que tiene un discurso tan republicano», haya «prestado los votos para semejante actitud.

«Cuando se junta el sindicato con la gente de Macri y hacen un acta-acuerdo después del paro, nada se dice de los 2.300 despidos, con lo cual evidentemente hay otro acuerdo que pasa por otro lado y que la gente no conoce», advirtió Kravetz.

Al respecto, el titular de la bancada del Frente Para la Victoria consideró que con ese pacto «el sindicato vuelve a equivocarse y a perder legitimidad social» puesto que «la gente no sabe qué se negoció».

«Habría que transparentar estas cosas. El que debe defender a la gente que se echó y hace un acta de acuerdo donde no dice nada acerca de ellos, descubre que evidentemente el acuerdo pasa por otro lugar», dijo el diputado, quien además reconoció que «el gobierno de Macri fue más inteligente» que los sindicalistas a la hora de las negociaciones.

Por otra parte, Kravetz volvió a advertir sobre el «avasallamiento institucional» de Macri, al impulsar en la Legislatura porteña la aprobación del decreto de intervención de la obra social de la ciudad (ObSBA) pese al fallo adverso de la Justicia.

«La Legislatura, gracias al apoyo de la Coalición Cívica, votó una ley contraria a la sentencia judicial, lo cual realmente genera un conflicto de poderes. Entiendo que Macri quiera mostrar impronta, pero no puede avasallar a las instituciones de esa forma», se quejó el diputado.
En este sentido, consideró como una contradicción que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, «que tiene un discurso tan republicano», haya «prestado los votos para semejante actitud».

«Si lo hiciera el kirchnerismo seríamos los hegemónicos antidemocráticos que avasallamos a las instituciones», cuestionó Kravetz en declaraciones a radio América.
Negó, al respecto, que Carrió y Macri hayan tenido un «acuerdo puntual», e instó a reconocer públicamente que son «socios» políticos.

«Deberían blanquearse estos acuerdos que existen entre las fuerzas políticas. Hubiera sido más fácil que Carrió dijera que tiene un nuevo socio» y que por ese motivo «acompaña ciertas cosas que le gustan menos», a que «la opinión pública se entere de un día para el otro que Carrió no es más republicana», dijo.

Y agregó: «Cuando uno hace acuerdos puntuales, trata que ese acuerdo sean lo menos dañino posible y coyunturales. Ahora, dejar la única bandera que tiene Carrió por un acuerdo coyuntural, o es un error político de una magnitud incomprensible para una mujer que entiende de política, o no es un acuerdo puntual sino otra cosa. El motivo del paro en un principio fueron los 2300 despidos.

Pero después se firma un acuerdo donde nada se dice de esto. La gente ya no entiende nada, no conoce por dónde pasa esto, y todo se deslegitima. El sindicato es acá el que tiene que levantar la bandera.

No puede preocuparse más por la obra social que por los despidos. Esta gente son trabajadores, no números. Ahora parece que, según Macri, sindicato que para, sindicato al que le saco la obra social. Paremos un poco, no.”

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.
En tiempos de crecimiento chino y de incertidumbre por el futuro, aquí va un intento por psicoanalizar al país más poderoso del siglo XX, el cual hoy se aferra a la preservación de un pasado tan idealizado como irrecuperable.