El efecto Taiana

¿Cómo impacta la jugada ideada por Cristina Kirchner en el mapa electoral? Una lectura de sus consecuencias y las posibilidades que rodean al ex canciller.

La irrupción de la figura de Jorge Taiana en el escenario político fue la máxima sorpresa en el cierre de listas en la Provincia de Buenos Aires. La jugada ideada por Cristina Kirchner logró mover el panorama dentro del peronismo y tuvo efectos inmediatos en el campo opositor, aunque también puede lograr algunas consecuencias que recién entran en el plano conjetural. Hacia ahí vamos.

 

El ex canciller del kirchnerismo es una figura particular dentro del espectro peronista-kirchnerista. Una de las pocas figuras que se fue del gobierno por alguna diferencia política, pero que sin embargo nunca realizó una crítica pública. Un dirigente que nunca sacó los pies del plato peronista y que tiene un currículum quizá incomparable: hijo del médico personal de Perón y Ministro de Educación del último gobierno del General, militante de Juventud Peronista, transitó la dictadura militar en la cárcel y fue funcionario en la etapa del oro del gobierno del Frente  para la Victoria. Una carrera intachable, incarpetable. Se lo podría considerar como un líbero, y para los más críticos un liberal, usando jerga  militante. Se sumó al Movimiento Evita cuando esta organización siguió acompañando el proyecto kirchnerista, pero con mayor independencia política, y ahora decidió diferenciarse de la estrategia electoral de la organización a la que pertenece.

 

La jugada tiene algunos resultados previsibles y otros que se sostienen en hipótesis que sólo el mediano plazo podrá desentrañar. Entre las primeras, brinda volumen político a la lista de Unidad Ciudadana. Es uno de los pocos dirigentes políticos con peso propio por fuera de Cristina. Como señalábamos arriba le otorga amplitud, peronismo y honestidad, valores que acompañan el giro discursivo de la ex presidenta desde el acto en Arsenal. A su vez, se mete en la interna del Movimiento Evita y genera un cimbronazo dentro de la organización. Y, por último, le roba parte del sustrato programático a la estrategia randazzista.

«La jugada tiene algunos resultados previsibles y otros que se sostienen en hipótesis que sólo el mediano plazo podrá desentrañar»

Sin embargo, como efecto paradójico, cual jugada a tres bandas, puede tener otros giros ulteriores. Ubicado en el centro de la escena en estos primeros días, quien fuera la cabeza de la lista de legisladores del Parlasur, realizó algunas declaraciones –tomamos las realizadas a Página/12 y en el programa televisivo de Marcelo Zlotogwiazda­– que permiten elaborar algunas elucubraciones.

 

En primer lugar, en vez de debilitar al Movimiento Evita podría fortalecerlo. La decisión compartida por la organización y el candidato de tomarse un impasse durante la campaña, pero seguir perteneciendo a la organización podría significar laxitud orgánica –lo es–, pero también la consolidación de una organización peronista con apertura táctica y la posibilidad de contener a grupos internos que mantienen diferencias con la conducción. A su vez, recordemos, Taiana fue el candidato a presidente de la organización en los primeros meses de 2015, es decir, ya se lo pensó como la figura electoral del espacio. ¿Qué pasará luego? Intuimos que su figura quedará más que fortalecida. No sólo porque su conocimiento irá en aumento, sino porque podría ser uno de los pocos dirigentes que será bien visto por ambas veredas peronistas.

 

En segundo lugar, sus intervenciones tiran por la borda con la hipótesis de traición, de que la lista de Randazzo está armada por el gobierno y Clarín. El planteo de Taiana no permite edición: “no veo en otros espacios (a Unidad Ciudadana) la misma firmeza y la misma claridad en sus definiciones de oposición”. La diferencia es política, no tiene que ver la lealtad a CFK o que los otros son parte del gobierno, no hay descalificaciones.

«El ex canciller del kirchnerismo es una figura particular dentro del espectro peronista-kirchnerista»

Unos, los randazzistas, priorizan la idea de la amplitud y la autocrítica para recuperar votos perdidos. Taiana, una opción electoral que tenga más chances de ganarle y que sea más claro en su discurso opositor. Una discusión importante, pero anclada en la táctica electoral.

 

El peronismo irá dividido y eso ya es un problema a la estrategia opositora. Unos aspiraban a una PASO para expresar las distintas posiciones, otros a una lista única para no abrir una discusión interna y enfilar los cañones al gobierno. Ninguna de las dos triunfó y las listas separadas beneficiarán al gobierno. Pese a las acusaciones cruzadas, los dos espacios serán necesarios para construir una opción alternativa de cara a 2019. Quizá la figura de Taiana ayude a atemperar los ánimos internistas y a madurar discusiones de cara al futuro.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.