El Che vuelve a casa

En Rosario hay una gran expectativa por la inauguración de la estatua del Che justo el día que hubiese cumplido 80 años. En esta acción hay un objetivo claro: la recuperación de los valores que simboliza Ernesto Guevara y la reivindicación de sus acciones como un hombre que nunca traicionó sus convicciones.

Este homenaje nos lleva a la reflexión en torno al reconocimiento de su figura y su lucha por la solidaridad, la ética y sus ideales de un mundo más justo y para todos. Esto nos ayuda a comprender y valorar su obra y nos lleva a tener una evaluación permanente de su figura en torno a su doctrina política e ideológica.

En ese contexto, el Che vuelve a casa. Para una ciudad gobernada por el socialismo estas cuestiones no son soslayadas y nos interesan, ya que parten de planteos que pueden iluminar mucho a las nuevas generaciones.

Sabemos que su figura atrae a multitudes y por eso van a venir a su homenaje miles de personas. Solamente hay un campamento juvenil en la ex Sociedad Rural de Rosario donde se van a congregar alrededor de 4.000 jóvenes. A mí mismo me sorprendieron en Río Gallegos, Santa Cruz, cuando una persona me dijo que iba a concurrir al homenaje. Sucede que esta convocatoria se hace desde mucho tiempo atrás y de persona a persona, es decir de boca en boca.

Así, miles y miles van a celebrar el 14 de junio valores como la solidaridad y el compromiso con la sociedad. Como ciudad, nos sentimos aun más en la responsabilidad de luchar por la diversidad, evitar la marginación y darle a la cultura el lugar central que merece. Porque en la acción del Che es fundamental su formación cultural y en él se funden la solidaridad, la cultura, el compromiso y los ideales.

Por estas razones, creemos en una sociedad donde la gente trabaja por el bien colectivo y tenemos un compromiso con la defensa del espacio público como defensa del espacio del pueblo. Por los mimso motivos ponemos énfasis en la salud, la promoción social y la cultura. Estas decisiones nos acercan al ideario del Che, aunque estamos enmarcados en un contexto diferente.

Nuestro compromiso es no perder el rumbo elegido y recordar su figura desde una reflexión crítica. Porque sería el mismo Che Guevara quien nos reprocharía si cayéramos en el facilismo de endiosar su figura.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Evocamos a la jornada histórica del 17 de octubre en clave jurídica, contemplando lo que posterior a ella será la Constitución del 49 y sus derechos.
En estos días en que Buenos Aires insiste en volver a su pasado de soberbia y ajenidad, recordamos el 17 de octubre de 1945 y observamos como este todos los años trae a la maravillosa primavera del pueblo.
En la región más desigual del mundo, Latinoamérica, los Pandora Papers expusieron a tres presidentes y otras tantas figuras políticas. La riqueza que se escapa y las lagunas en el mapa de la evasión.