EL CHE QUIERE VERTE

En la primavera de 1958, Ciro Bustos, hasta entonces un ignoto artista mendocino, escucha por radio la retransmisión de un reportaje que le hacen al Che Guevara en Cuba. La fascinación inmediata lo llevó a viajar a la isla y conocerlo. A poco de llegar no sólo entabló amistad con el comandante sino que también fue invitado a formar parte del grupo fundacional del Ejército Guerrillero del Pueblo, que operó en Salta y luego en Bolivia.
Sin más bibliografía de consulta que su propia memoria, el autor de esta autobiografía relata pasajes, momentos, sensaciones de aquellos años en los que hasta lo más osado parecía posible, rompiendo así un ostracismo de más de 40 años de quién fuera considerado injustamente el “Judas del Che”.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Analizamos el federalismo argentino, centralizándonos en el AMBA y su funcionamiento. ¿Cómo se hace para gobernar una región en la que se deben coordinar asuntos con dos gobernadores y cuarenta intendentes?
Proponemos recuperar el rol de las mujeres en las organizaciones político–militares de izquierda surgidas en la década de 1970 en Argentina, como también la militancia en las organizaciones de base.
Repasamos la medida del “dólar soja” y los altibajos de la economía nacional, junto a la inflación en los diferentes sectores de consumo