El cambio avanza

Este domingo puede ser el comienzo de una nueva era para las mayorías populares bolivianas. La nueva Constitución Política del Estado (CPE) que se plebiscitará este 25 de enero busca contener la completa identidad del pueblo boliviano y no la de unos pocos, profundizando la inclusión, aceptando las diferencias y respetando los orígenes.

“Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos.

Nosotros, mujeres y hombres, a través de la Asamblea Constituyente y con el poder originario del pueblo, manifestamos nuestro compromiso con la unidad e integridad del país.

Cumpliendo el mandato de nuestros pueblos, con la fortaleza de nuestra Pachamama y gracias a Dios, refundamos Bolivia”.

(Fragmento del Preámbulo de la CPE)

El proceso de cambio en Bolivia, liderado por el Presidente Evo Morales, avanza. “Estoy seguro que el próximo domingo a estas horas el pueblo va ha estar festejando el triunfo, la consolidación de un proceso constituyente, del proceso de cambio y por la igualdad que estamos apostando todos los bolivianos”, arengó Evo. Aunque advirtió que “en caso de que ganara el NO, no habrá autonomías de forma inmediata, las regiones que aspiran a la autonomía van a tener que esperar hasta el 2020; en cambio si gana el SI, las autonomías correrán de forma inmediata”.

Para Morales, los grupos políticos que hacen campaña por el NO a la nueva constitución están vinculados a gobiernos neoliberales y vendepatrias, tal como “Carlos Mesa y Víctor Hugo Cárdenas, quienes fueron vicepresidentes de Gonzalo Sánchez de Lozada”. Y a otros sectores que temen el triunfo del SI por miedo a perder sus privilegios.

Destacó que en esta etapa de culminación de campaña la violencia sea aislada por parte de gente que no entiende que Bolivia es madura y quiere decidir su futuro en democracia. “Quiero pedir al pueblo boliviano su participación decisiva, su participación con su voto, tiene derecho a decir NO como también a decir SI, pero es importante que sea parte de la fiesta democrática”.

Evo confesó su optimismo por la aprobación de la Constitución, pero reconoció que es importante un triunfo con la mayor cantidad de votos, ya que considera que la gente que vote por el SI pasará a la historia porque será parte de la refundación de Bolivia, con unidad, con igualdad, con autonomías, con dignidad y respetando la diversidad.

Lula con Evo

Por su parte, el presidente de Brasil, Lula da Silva, reiteró su apoyo a Evo Morales y a la nueva Constitución que el domingo será sometida al voto popular, en un encuentro en la frontera binacional en el que firmaron acuerdos de infraestructura, energía y lucha contra el narcotráfico. «Tengo la convicción de que el referendo sobre la nueva Constitución será un paso decisivo» en la refundación democrática de Bolivia, dijo Lula en la localidad fronteriza de Arroyo Concepción, cuando inauguró con Morales un tramo del corredor bioceánico que unirá los puertos de Santos, en Brasil, y Arica, en Chile. Y agregó que Evo “al proponer el referendo (constitucional), anticipar las elecciones (generales) y garantizar apenas una única reelección, está dando un ejemplo democrático que mucha gente que ya gobernó este país no dio antes”.

Los números del cambio

La economía boliviana creció 6,53% en el año 2008. El Producto Interno Bruto (PIB) registrado es el más alto de los últimos 30 años. Por tercer año consecutivo en el gobierno del Presidente Morales, Bolivia registró, el 2008, un superávit del 6%. En el primer año de la administración de Evo (2006) ya se había registrado un superávit de 1,5%, después de 66 años de continuo déficit.

La Asociación de Bancos de Bolivia dio a conocer las estadísticas que registran el aumento de la liquidez bancaria, que en el gobierno neoliberal de Gonzalo Sánchez de Lozada (2003) llegó a 981 millones de dólares y en 2008, con Evo Morales, se ubica en u$s 3.024 millones. Las recaudaciones de la aduana crecieron en un 40,8% durante el año pasado y las recaudaciones tributarias en general aumentaron en un 19%.

La inversión pública en Bolivia tendrá un incremento del 20% en 2009, pero también la inversión extranjera aumentó en 2008. Cuando asumió Evo (2005) llegaba a u$s 291 millones. Hasta el tercer trimestre del 2008, alcanzó los u$s 370 millones.

Las reservas internacionales se han septuplicado. Hasta antes de la asunción de Evo, eran u$s 1.714 millones. Hoy llegan a u$s 7.774 millones. La exportaciones crecieron en 2008 un 47,8%, según la Cámara Nacional de Industrias, totalizando 5.650 millones de dólares.

Por otra parte, YPFB (la empresa petrolera boliviana) se fortalecerá en 2009 con una inversión de 1.200 millones de dólares en exploración, explotación y comercialización.

El gobierno otorgará créditos con bajos intereses a los grandes, medianos, pequeños y microempresarios por 100 millones de dólares. La nacionalizada Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) registró en 2008 un crecimiento en sus ingresos del 29%. Antes de ser nacionalizada, los clientes nuevos por mes eran unos 7.000, ahora el promedio bordea los 50.000 mensuales. ENTEL tiene el 47,4% del total de usuarios de telefonía móvil.

Libre de analfabetismo

El año 2008 pasó a la historia porque Bolivia se convirtió en el tercer país del continente libre de analfabetismo. Se enseñó a leer y escribir a más de 820.000 personas, especialmente hombres y mujeres del campo.

Las atenciones médicas se incrementaron porque el servicio de salud está siendo cada vez más accesible. Se operaron de la vista gratuitamente a más de 200.000 bolivianos.

En el campo académico, unos 5.000 jóvenes bolivianos están becados en Cuba estudiando medicina.

La voz de las urnas

Como una muestra de la vigencia absoluta de la democracia y libertad, el 10 de agosto de 2008, se aplicó por primera vez en la historia de Bolivia el sistema revocatorio. Se le preguntó al ciudadano qué autoridades debían dejar su cargo y cuáles debían quedarse. Evo Morales fue ratificado con el 67%, 13 puntos por encima del total de votos con los que había sido elegido presidente. Desde 1956, nunca un presidente boliviano había logrado más del 50% en un escrutinio.

Ahora se viene el referendo sobre la tierra. La gente dirá con su voto si 5.000 ó 10.000 hectáreas debe ser la máxima extensión de tierra para la producción agrícola de una persona. Y así se eliminará el latifundio de terratenientes con 50.000 o más hectáreas.

El gobierno de Evo envió al Parlamento una nueva Ley de Pensiones que permitirá, por ejemplo, que los mineros se jubilen a los 55 años de vida. Bolivia tendrá una nueva empresa aérea estatal: Boliviana de Aviación (BOA), luego de la quiebra del Lloyd Aéreo Boliviano que había sido entregada por Sánchez de Lozada a manos privadas.

Para que los bolivianos que emigraron al exterior no pierdan sus derechos, el gobierno de Evo, estableció como prioridad el voto fuera de Bolivia.

Con resultados positivos en la economía y la política social, pese a la resistencia, a la intolerancia, al racismo y a la discriminación, el proceso de cambio en Bolivia avanza y este domingo en el referéndum de la nueva constitución juega su carta decisiva.

Fuentes: Agencia ABI, Red Erbol y TELAM.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

El 23 de octubre del año 2006 se promulgó la ley de Educación Sexual Integral que prescribe que «todos los estudiantes» deben recibir educación sexual integral en toda la República Argentina.
En esta crónica reseñamos la vida del más bizarro de los directores que Hollywood haya tenido en su larga historia.
Jorge Dorio recorre la historia del Río de la Plata, el cual siempre ha sabido darle vida a la Ciudad de Buenos Aires.