EEUU mira América Latina tras los fracasos diplomáticos en Medio Oriente y las mentiras de la CIA sobre Irak

Por Causa Popular.- Mientras extiende sus tentáculos sobre América Latina, Estados Unidos no sólo está empantanado en la guerra de Irak tras 2 años, 25 mil victimas y un futuro incierto, sino que ahora su diplomacia se encuentra en la cuerda floja en Medio Oriente. Ni siquiera uno de los aliados incondicionales a nivel internacional como lo es Israel, parece ya responder a los designios de un poder imperial que parece no poder impedir el descarrilamiento del reactivado proceso de paz entre israelíes y palestinos. Mientras tanto un informe de una comisión especial del Congreso Norteamericano designada por el propio George W. Bush informó que los servicios de inteligencia estadounidense estaban «totalmente equivocados» en la mayoría de sus conclusiones sobre las armas de destrucción masiva atribuidas a Irak.

En la foto: Charles Robb, ex senador republicano de Virginia, y Laurence Silberman, de la Corte de Apelaciones, ambos de la comisión presidencial, flanquean al presidente George W. Bush durante la presentación del informe sobre el papel de la inteligencia (CIA) en la guerra contra Irak

Washington busca calmar la cólera de los palestinos frente al plan de extensión de los asentamientos judíos en Cisjordania, pero sin exagerar la presión sobre el primer ministro israelí Ariel Sharon, que prepara un delicado repliegue de la franja de Gaza.

Los analistas internacionales coinciden ante la prensa que la diplomacia estadounidense se encuentra en la cuerda floja en Medio Oriente, tratando de impedir que la espinosa cuestión de las colonias judías descarrile el recientemente reactivado proceso de paz entre israelíes y palestinos.

El gobierno del presidente George W. Bush ha calificado toda nueva implantación de colonias como una violación de la «Hoja de ruta», el plan de paz internacional para Medio Oriente auspiciado por Washington, que intenta poner fin a 54 meses de conflictos y establecer un estado palestino junto a Israel.

El portavoz adjunto del departamento de Estado, Adam Ereli, negó el martes que existan confusiones en el seno de la política estadounidense para Medio Oriente e insistió en el hecho de que Washington trabaja con ambas partes para impulsar la Hoja de Ruta.

Pero en los últimos días, la posición estadounidense ha parecido mucho menos tajante frente a las proclamadas intenciones israelíes de construir la mayor colonia judía hasta la fecha en Maale Adumim, al este de Jerusalén.

La secretaria de Estado estadounidense Condoleezza Rice inicialmente declaró el jueves pasado al diario Los Angeles Times que el plan de expansión israelí no estaba del todo «de acuerdo» con la política estadounidense, favorable a un congelamiento de las actividades colonizadoras tal como lo prevé la «Hoja de Ruta».

Sin embargo, se mostró menos tajante al día siguiente, cuando afirmó al Washington Post que la administración estadounidense había tenido «discusiones sobre los avances hacia un congelamiento» de la actividad colonizadora, aunque reconoció que se trataba de una situación «compleja» que «no está zanjada».

Además, Rice y el embajador estadounidense Dan Kurtzer alarmaron a los palestinos con sus comentarios públicos, en los que se hicieron eco de la posición de Bush según la cual las actuales colonias israelíes deberían ser tomadas en cuenta en las negociaciones territoriales finales. «Hemos indicado claramente a ambas partes que nadie debe tomar iniciativas prejuzgando el estatuto final de las negociaciones», declaró Ereli a la prensa.

Los analistas estiman que Washington intenta reservarse un margen de maniobra ante el viaje de Sharon a Estados Unidos el mes próximo y la posterior visita del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

Según expertos en Medio Oriente, Washington ha comprendido que Sharon necesita mantener una postura firme respecto a las colonias en Cisjordania para poder hacer frente a la oposición interna al plan de repliegue de Gaza. Este plan prevé que este verano (boreal) Israel abandone la franja de Gaza, evacúe 21 colonias y otros cuatro asentamientos aislados del norte de Cisjordania.

Al mismo tiempo, según los mismos expertos, Washington es consciente de los riesgos para Abas, que necesita mostrar avances concretos en la relación con Israel para reforzar su autoridad sobre los militantes y contener la violencia.

Las mentiras de la CIA sobre Irak

El último día del mes de marzo se confirmó por medio de un informe oficioso uno de los secretos a voces más extendido por el planeta en los últimos años. El gobierno de Saddam Hussein no contaba con armas de destrucción masiva al momento de la invasión de la coalición anglo-norteamericana.

Lo que todo el mundo sabía fue confirmado por una comisión creada por el propio Bush para culpar a los servicios de inteligencia del error y para que su administración saliera indemne de uno de los engaños más horrendos de los últimos años.

Los servicios de inteligencia estadounidense estaban «totalmente equivocados» en la mayoría de sus conclusiones sobre las armas de destrucción masiva atribuidas a Irak, informó la comisión designada por el presidente George W. Bush para investigar el caso.

«Nuestra conclusión es que nuestra comunidad de Inteligencia estaba totalmente en error en casi todas sus evaluaciones preguerra sobre armas de destrucción masiva en Irak: este fue un colosal fracaso de nuestra Inteligencia», afirmó el documento.

El informe además advirtió que Washington conoce «muy poco» sobre los programas ofensivos de gran parte de las naciones consideradas peligrosas para Estados Unidos, como Irán y Corea del Norte y a la que en los últimos días se suma Venezuela.

El documento de 600 páginas fue redactado por una comisión de nueve miembros, denominada «Comisión sobre las capacidades de Inteligencia», nombrada hace un año por Bush y liderada por el juez federal retirado Laurence H. Silberman y el ex gobernador demócrata y senador por Virginia, Charles S. Robb.

El informe absolvió implícitamente a Bush y su gestión de haber presionado a sus servicios de inteligencia para que exageraran la amenaza que representaba el gobierno de Saddam Hussein, a comienzo de 2003, antes de invadir Irak.

La comisión concentró sus críticas en la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y aprovechó para proponer 70 cambios específicos en otros organismos, como el FBI al que recomienda la creación de una unidad de inteligencia más independiente dentro de su estructura.

Los cambios propuestos en los servicios de inteligencia incluyen más poderes para el director nacional de inteligencia, John Negroponte, encargado de coordinar la actividad de las 15 agencias que conforman los servicios secretos del país.

El informe aconsejó a Bush implementar muchas de las recomendaciones sin consultar al Congreso, lo que provocó críticas en la oposición demócrata. “Consideraremos cuidadosamente las recomendaciones y actuaremos rápidamente.

Estas incluyen medidas que ya hemos tomado para reunir y compartir información de espionaje”, señaló el vocero de la Casa Blanca, quien también admitió que hubo fallos de información respecto a Irak, pero reiteró la opinión del gobierno conservador de Bush, de que la intervención militar para derrocar a Sadam Husein fue correcta.

«Su régimen estaba creando inestabilidad en la región y estamos mucho mejor con su régimen fuera del poder», dijo.

Cualquier similitud con los argumentos que se vuelcan actualmente respecto de la revolución bolivariana en Venezuela que encabeza su presidente Hugo Chávez no es pura coincidencia, ya es una señal de alarma.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.