Educación, vivienda, salud y cultura

—¿Qué proyectos tiene en carpeta para reducir la brecha entre el norte y el sur de la ciudad?

—Esa fue una promesa de Macri, pero hoy la está transformando en un negocio enorme. Por ejemplo, con la venta de uno de los terrenos de Catalinas Norte. Hemos discutido fuertemente con el bloque del Frente para la Victoria para que ese espacio no sea entregado a los sectores inmobiliarios más concentrados y así tener un negocio espectacular. ¿Qué es lo que nosotros vamos a discutir? Primero proyectos de ley que tengan que ver con política social, porque no hubo construcción de escuelas. Los polos educativos que estaban para terminarse, como los de la Boca, Saavedra y Villa Lugano no solo no se han terminado sino que están totalmente retrasados. Tenemos un sistema de educación inicial (para niños desde los 45 días a los 5 años de edad) con 9.200 chicos en lista de espera. Se creó una sola Escuela Media en la villa 21, que no la construyó este gobierno y que fue la lucha de los docentes junto con la comunidad la que logró recuperar un espacio que era de un organismo nacional para que no fuera intrusado y en donde ya hay más de 400 chicos en lista de espera.

—¿Y por fuera de la problemática educativa?

—En vivienda se han profundizado los desalojos. El otro día estábamos en Palermo y los vecinos nos venían a decir: “no echen a la gente que está durmiendo a la vera de las plazas y de los parques”. Lo que hay que hacer es buscar una salida para esa gente, condiciones dignas para el que vive situaciones de calle y no desalojar sin brindar soluciones para expulsar de la ciudad a los que no tienen techo.

La clase media hoy vive la imposibilidad de la compra de vivienda, porque falta construcción no solo de viviendas populares sino de viviendas para la clase media. El Banco Ciudad está totalmente ausente en las políticas sociales de construcción de viviendas y créditos hipotecarios. Es responsabilidad de este gobierno que el Banco Ciudad esté al servicio de las necesidades de la clase media. Vamos a interpelar a esos sectores que ven cómo la ciudad es un desastre por lo que hace este gobierno con la construcción y destrucción de calles y veredas, lo que provoca una brutal transferencia de fondos del Estado a las empresas constructoras.

Debemos recuperar nuestros hospitales, que son de excelencia no solamente en nuestro país sino en América Latina. Vienen de distintos lugares de Argentina y de países limítrofes a utilizar los hospitales de la ciudad de Buenos Aires. Debemos ponerlos de nuevo en funcionamiento y no dejar que el mercado dispute con los hospitales. El mercado tiene su lugar, nosotros lo que planteamos es el rol de los centros de salud. El proyecto de la medicina preventiva, para prevenir y no para ir a curar como lo hace el negocio de la medicina.

También tenemos que recuperar la cultura, porque hace a la necesidad de los barrios, ser protagonistas y no espectadores de la cultura. El otro día cuando estábamos en Boedo los compañeros nos decían “queremos volver a ser protagonistas de las cultura” desde la recuperación de la historia de cada uno de los barrios, de la memoria, de las tradiciones. Tenemos cuestiones muy ricas que no solamente tienen que ver con los negocios sino con el conocimiento y la posibilidad de que desde nuestros jóvenes hasta la tercera edad puedan estar recuperando la memoria de cada uno de esos barrios.

—En cultura está el caso del Teatro Colón…

—El Colón, que es único en América Latina, corre peligro de transformarse en un lugar privado. Es el viejo modelo de la época más dura de los conservadores, cuando los patronazgos de aquellos que más tenían daban las dádivas para los que menos teníamos.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Evocamos a la jornada histórica del 17 de octubre en clave jurídica, contemplando lo que posterior a ella será la Constitución del 49 y sus derechos.
En estos días en que Buenos Aires insiste en volver a su pasado de soberbia y ajenidad, recordamos el 17 de octubre de 1945 y observamos como este todos los años trae a la maravillosa primavera del pueblo.
En la región más desigual del mundo, Latinoamérica, los Pandora Papers expusieron a tres presidentes y otras tantas figuras políticas. La riqueza que se escapa y las lagunas en el mapa de la evasión.