Discutir la situación y el destino del país

La Directora General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires afirmó que el país debe tener un sistema educativo nacional federal donde se fortalezca la educación primaria y consolide la educación media, haciéndola obligatoria hasta los 18 años. Adriana Puigross sostuvo además que la ley actual perdió vigencia y es deficiente.

¿Se ha puesto en marcha dentro de la provincia de Buenos Aires la consulta prevista para llegar a una nueva Ley de Educación Nacional?
Estamos poniendo en marcha la más importante consulta que se realizara desde hace muchos años. Como lo ha anunciado el Presidente de la Nación, las distintas jurisdicciones, nacional, provinciales y municipales, están consultando la opinión del conjunto de la comunidad, y en particular, de la educativa, para discutir el estado de la educación y de la actual legislación en la materia.

¿Cómo evalúa la Ley Federal de Educación vigente?
La ley ha perdido vigencia, y si sumamos la evaluación que se hace de su implementación, podemos concluir que hay problemas para examinar, y muchas deficiencias. Su aplicación, además, estuvo cruzada por la crisis social que sufrió nuestro país a fines de la década pasada y comienzos de la actual. A más de diez años de su dictado, la sociedad argentina necesita, reclama y debe discutir profundamente cuál es la educación que quiere y necesita. Al hacerlo, no sólo nos referimos al presente de quienes concurren a la escuela, a los centros de capacitación, a las escuelas técnicas, sino el destino del conjunto de la comunidad educativa. En otras palabras, el destino del país.

¿Qué otros aportes viene realizando la provincia en materia educativa, además de participar activamente en la consulta anunciada por el presidente?
Nuestra provincia forma parte de la comisión encargada de redactar una nueva ley. En ella, hemos planteado lo que consideramos una necesaria reestructuración del sistema educativo nacional sobre bases federales. La Argentina debe tener un sistema educativo nacional articulado entre las distintas jurisdicciones. Una solución unitaria sería un retroceso. Es preciso avanzar hacia un federalismo que articule y constituya a la Nación. Creemos que hay que universalizar la educación inicial, fortalecer la educación primaria y consolidar la educación media.
También hemos aportado el Plan Educativo que desarrollamos en desarrollo en la provincia de Buenos Aires, en el que se destaca la necesidad de reorganizar la enseñanza media. Debemos contar con una Educación Media que capacite a ciudadanos que tendrán 18 años a su egreso, y el sistema los debe preparar, capacitar para ser ciudadanos, para que ingresen al mundo productivo y a la Educación Superior.

¿Hacia dónde debería apuntar una nueva legislación en la materia?
Hemos recalcado la necesidad de que la Educación Media tenga en cuenta al adolescente, que lo rescate, que subraye al adolescente como sujeto; y que el sistema educativo en su conjunto tenga como centro a los alumnos, a los chicos, a los jóvenes de la provincia de Buenos Aires y a todos los jóvenes de la Argentina. La educación tiene que ser obligatoria hasta los 18 años, y esa educación debe estar relacionada con el mundo del trabajo, elija o no luego una carrera universitaria.

¿Cómo se articula con la comunidad la consulta que se está realizando?
Vamos a llegar a los padres, alumnos, docentes y no docentes, y a los distintos sectores de la comunidad bonaerense por varias metodologías. Queremos llegar a las jornadas del 5 de julio (N.de la R.: fecha tope establecida en la convocatoria para sistematizar las propuestas recibidas) habiendo puesto antes a disposición de todos los bonaerenses el material necesario como para que se discuta con los ejes establecidos en la convocatoria. El análisis de la información se va a hacer en esta Dirección General de Cultura y Educación.

¿Qué efectos tuvo la legislación vigente sobre educación en la provincia de Buenos Aires durante la década de los 90?
La provincia de Buenos Aires tiene problemas que no nacieron hoy. Es como si a fines de los noventa hubiera habido una inundación y las aguas hubieran tapado la ciudad educativa. En los últimos años, las aguas comenzaron a bajar y aparecieron otros problemas que estaban desde hacía mucho tiempo sin solucionarse: infraestructura, alquileres impagos, contratos pendientes, escuelas con problemas de gas o sin mantenimiento, y estos son los problemas que hoy estamos enfrentado. Nos enfrentamos ahora al problema de decidir, de forma organizada, sin prisa pero sin pausa, cómo se hace para solucionar los problemas y no solamente ir tapando baches. Esto no significa que no haya que solucionar de inmediato los problemas urgentes, pero no podemos quedarnos en eso. Hay que planificar en cada lugar hacia dónde hay que hacer las inversiones en infraestructura, porque los problemas de infraestructura son también un problema pedagógico. No hay pedagogía que se sostenga en el aire.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.