Discriminación contra Barrio Norte

El subsecretario de Tránsito y Transporte de la Ciudad, Guillermo Dietrich, acompañó el viernes 19 a los vecinos nucleados en la asociación No al parquímetro en una recorrida por el Barrio Norte, parte de Palermo y de Recoleta. Verificaron así que los cordones fueron pintados de amarillo por la empresa STO mucho más allá de los 8 metros desde el punto imaginario donde se cruzan las líneas de los mismos en cada esquina. El paseo, aseguró el titular de dicha asociación, Juan M. Chavarri, permitió comprobar que en todos los casos sin excepción los cordones pintados excedían lo dispuesto por la ley.

Cinco días después, y sin respuesta a sus reclamos, Chavarri le envió a Dietrich una carta abierta. Dice en ella que “no hubo una sola corrección• de las líneas amarillas mal pintadas ni la menor excepción en el secuestro de autos estacionados sobre unos pocos centímetros de ellas tal como, dice, Dietrich habría prometido. Chavarri recordó que aunque la empresa STO adujo “falta de tiempo” para proceder a las citadas correcciones, hace un año y “en tan sólo dos noches” no sólo pintaron todas las líneas amarillas (que luego fueron extendidas) sino también “1695 cajones blancos en más de 54 manzanas” para estacionamiento medido con parquímetros (lo que luego y en medio de vehementes protestas vecinales, fue desechado). Por lo que pidió que se le pusiera el mismo plazo perentorio a STO para reparar los errores cometidos, habida cuenta de que cada día hay “300 vecinos perjudicados, abusados, castigados y robados” con el secuestro de sus vehículos.

El extenso comunicado, que también se refiere extensamente a las consecuencias de haber aumentado el tránsito vehicular en varias calles a partir de la implementación de la doble mano en la avenida Pueyrredón, destaca que en los barrios afectados, quienes votaron a Macri y al Pro son amplia mayoría, y que el tratamiento que reciben es notoriamente discriminatorio frente al que reciben los habitantes de Barrio Parque (“Palermo chico”) donde vive el Jefe de Gobierno, los autos estacionan en todas partes y las grúas no entran. Por cierto, tampoco “suben” a la avenida Gelly y Obes y las calles adyacentes, zonas donde viven, no ya votantes del PRO, sino muchos de sus altos funcionarios.

En palabras de Chavarri “perjudica sin explicación lógica al barrio con mayor cantidad de votantes del PRO” mientras que en Barrio Parque “estacionan en ambas manos, en ochavas, sobre la vereda” por lo que “sentimos ensañamiento hacia Barrio Norte, Palermo y parte de Recoleta”.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Reflexionamos al respecto de la marihuana y todos sus usos, desde los recreativos hasta los medicinales.
Sobre controversias y conflictos del teletrabajo, escribe para Revista Zoom: Eduardo Silveyra
El titular de la Celag y escritor español habló con Revista Zoom. Analizó el resultado electoral argentino y contó detalles de su nuevo libro “Evo: operación rescate”.