Denuncia penal contra «Isabelita» por haber autorizado operativo independencia

Isabel_Peron_repre.jpg

SAN MIGUEL DE TUCUMAN, ago 2. –

La ex presidente de la Nación, María Estela Martínez de Perón, fue denunciada hoy ante la justicia federal de Tucumán como responsable de haber habilitado la violación sistemática de derechos humanos en 1975, cuando autorizó el Operativo Independencia en esta provincia.

Isabel_Peron_repre.jpg
La presentación fue efectuada por la organización Familiares de Desaparecidos de Tucumán que también acusó al ex presidente provisional Italo Luder, a los militares retirados Acdel Vilas y Antonio Bussi, y a los ex policías Antonio Arrechea y Roberto Heriberto Albornoz, entre otros.
En la década del 70 hubo en Tucumán entre 600 y 800 desaparecidos, según datos de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

El escrito fue firmado por las abogadas Laura Figueroa y Viviana Vicente, quienes reclamaron al juez federal Jorge Parache que declare la conexidad de las distintas actuaciones que lleva adelante sobre los años de la dictadura según centro clandestino de detención o lugar de secuestro.

Las dirigentes consideraron esa acumulación procesal como un «paso clave para poder demostrar que hubo un plan sistemático de genocidio» y para poder terminar de descartar la hipótesis de simples casos aislados de desaparición o asesinato.
Las letradas afirmaron que en el gobierno de «Isabel» Perón «se dictaron normas inconstitucionales, con la connivencia de sus ministros y se utilizaron dependencias estatales y privadas como lugares de tortura».

Además, diferenciaron dos etapas del Operativo Independencia: entre el 9 de febrero y el 18 de diciembre de 1975, cuando Vilas estuvo al frente; y entre el 18 de diciembre del 75 y el 24 de marzo del 76, época en que Bussi ejerció la conducción de las maniobras militares.
En todo momento, recordaron participaron los ex policías Albornoz y Arrechea y se usó preferentemente a la llamada «Escuelita de Famaillá» como centro de detención y, en menor grado, a la Jefatura de Policía.

Figueroa aclaró que pide la imputación de Vilas porque no se pudo determinar fehacientemente si está vivo o muerto, lo que tendrá que ser hecho por la Justicia.

Estela Martínez de Perón, la única mujer argentina que llegó a la presidencia, nació el 4 de febrero de 1931 en La Rioja, fue electa vicepresidente en la fórmula que lideró su marido Juan Perón, a quien sucedió en el cargo el 1 de julio de 1974, tras su muerte.

El gobierno de «Isabelita», como se la conoció en el país por su nombre artístico de sus épocas de bailarina, se caracterizó por la crisis económica, la inflación, el malestar de la clase trabajadora y la violencia política, con la aparición de grupos guerrilleros, entre otras cosas.

En medio de la crisis y tras no aceptar sugerencias para que renunciara, Martínez de Perón fue depuesta por un golpe militar el 24 de marzo de 1976, cuando quedó detenida por un lustro.

Tras obtener en los ’80 la libertad bajo palabra por una condena por presunta corrupción, Isabelita viajó a España. Fue indultada en 1983 por el gobierno del radical Raúl Alfonsín.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.
En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.