Cuba, lejos de la sombra del período especial, recibe a Chávez en el 7º aniversario de su gobierno

Por Causa Popular.- Luego de la caída del muro de Berlín y el fin de la guerra fría y la bipolaridad, muy pocos creían en la posibilidad de que la Cuba socialista pudiera continuar con su revolución. Incluso, las reformas de tinte capitalista que su gobierno se vio obligado a realizar durante el llamado “Periodo especial” fueron leídas en esta misma clave. “El régimen de Fidel Castro no podrá soportar un bloqueo comercial sin la ayuda del Bloque Socialista”, auguraban a tan sólo 90 millas de La Habana en las costas de la Florida. En el 2005 el PBI cubano creció el 11,8%, los salarios y las jubilaciones aumentaron, y los servicios sociales se encuentran entre los más avanzados del mundo. Las dificultades no fueron pocas durante los años en los que el pensamiento único pregonaba el fin de la historia. En la actualidad Cuba resurge al son de la relación con la alianza estratégica que desde el año 2000 la isla fue construyendo con Venezuela.

El pasado viernes el presidente de la República Bolivariana, Hugo Chávez, recibió el premio internacional José Martí 2005 otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), por contribuir a la integración y preservación de identidad de los países de América Latina.

El presidente de la república bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, viajó el pasado jueves a la Habana, en medio de las celebraciones de sus siete años de gobierno, y en momentos en que la alianza entre ambos países está más fuerte que nunca.

Es la decimoquinta visita de Chávez a Cuba, desde que en el año 2000 comenzó la relación entre los dos gobiernos latinoamericanos que más consolidaron sus procesos de cambio.

La Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), fue la herramienta política e ideológica que construyeron para afianzar su relación, y fortalecer en forma recíproca ambos procesos revolucionarios. Mientras que en el 2005 el intercambio comercial entre ambos países alcanzó los 2000 millones de dólares, en el 2006 esperan duplicar este monto.

La exportación de servicios a Venezuela incrementó en un 40% las divisas que ingresaron a la isla.

Durante su estadía en Cuba, que concluirá el sábado, Chávez participará en la Feria Internacional del Libro, que se inauguró la noche del jueves, y este año está dedicada a Venezuela. “Estaré todo el día en La Habana, compartiendo con Fidel y con el pueblo de La Habana y regresaré el 4 de febrero”, precisó Chávez el jueves, horas antes de viajar, y tras asistir a un acto y un desfile militar de conmemoración de sus siete años en el Gobierno.

Durante la estadía de Chávez, no quedarán afuera las conversaciones para avanzar en los numerosos convenios firmados entre ambos países.

Salud, educación, deportes, energía, son algunas de las áreas en las que existen acuerdos firmados. Entre ellos sobresale el convenio por el cual Venezuela suministra a Cuba 98.000 barriles diarios de petróleo en condiciones preferenciales.

Estas condiciones consisten en un subsidio por parte del gobierno venezolano, que en 5 años alcanzó los 850 millones de dólares a devolver en el 2020, con un simbólico interés de 1%.

En 14 años se espera que Chávez subsidie a la revolución cubana en 8 mil millones de dólares.

Unos 45 mil doctores, entrenadores deportivos, maestros, asesores políticos, militares y de inteligencia, es la forma en la cual el gobierno presidido por Fidel Castro devuelve la generosidad bolivariana.

Además, Cuba otorgó 10.000 becas para que jóvenes venezolanos estudien Medicina Integral Comunitaria, y más de 50.000 venezolanos fueron operados de la vista en 2005 en la isla, como parte del denominado programa Operación Milagro.

Ambos presidentes están a su vez metidos de lleno en un proyecto que anunciaron conjuntamente en agosto pasado para lograr la formación de 200.000 médicos y la devolución de la vista a seis millones de latinoamericanos en un periodo de diez años.

Una de los principios del ALBA es el intercambio recíproco y complementario regido por la solidaridad y no por el principio de la ganancia. Esta es la base actual de la prospera relación entre Cuba y Venezuela.

En este sentido, el pasado martes el embajador de Caracas en La Habana, Adán Chávez – ex guerrillero y hermano del presidente-, destacó el óptimo estado de las relaciones con Cuba. Los estrechos lazos entre los gobiernos de Chávez y Castro inquietan a los Estados Unidos, más aún con el triunfo de Evo Morales, que hasta el momento mostró una clara sintonía con ambos mandatarios, y promete sumarse a la construcción del ALBA.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.