Contra todos los pronósticos, Uruguay se aleja del MERCOSUR y se acerca a los Estados Unidos

Por Causa Popular.- Una nota publicada en este sitio en el mes de septiembre daba cuenta de que luego del empantanamiento en Irak y una persistente crisis económica, el imperio norteamericano renovó la nunca olvidada doctrina Monroe, cuya máxima era “América para los americanos”. Trocando una retórica anticomunista, por un nuevo enemigo terrorista con supuesto centro en Cuba y Venezuela, y la posibilidad de su extensión a Bolivia, Estados Unidos se abocó a la realización de acuerdos bilaterales. Asegurados bajo su ala de influencia compuesta por Colombia, Perú, Chile, Paraguay, y con importantes avances sobre los dos gigantes del sur, Brasil y Argentina, un sorprendente Uruguay gobernado por el Frente Amplio queda en medio de una situación sumamente difícil.

En una nota publicada por La Jornada de México, el periodista uruguayo Raúl Zibechi, describe las sensaciones del pueblo de su país ante los primeros meses del primer gobierno de la izquierda: “A siete meses de instalado, la mayoría de los uruguayos percibe que el gobierno de Tabaré Vázquez ha producido pocos cambios, sin duda menos de los esperados.

Pese a que la popularidad del equipo de gobierno es muy elevada (entre 50 y 60 por ciento según los sondeos) y a que el Encuentro Progresista-Frente Amplio triunfó con mayoría absoluta, lo que le permite gobernar sin pactos con los partidos conservadores, la sensación térmica es que las fuertes diferencias internas se van resolviendo a favor de los sectores más pragmáticos, alineados con el continuismo económico”.

El prestigioso periodista uruguayo luego de señalar a los derechos humanos y la economía como las áreas de mayor disputa dentro del gobierno, señala el giro inesperado en política exterior de un gobierno en el que participan históricos Tupamaros y que siempre mantuvieron una clara política antiimperialista.

Antes de que sean aprobadas en el Congreso, Zibechi señala el apoyo gubernamental a las maniobras navales conjuntas realizadas todos los años por Estados Unidos con los países de la región. El Frente Amplio cuando fue opositor en el Congreso votó año tras año en contra de que las tropas uruguayas participen en estas maniobras conjuntas.

La Operación UNITAS nace en 1959 como un ejercicio naval bilateral con la Armada de los Estados Unidos en el contexto de la llamada Guerra Fría, para ofrecer una respuesta coordinada de los Estados Unidos y de sus aliados latinoamericanos ante una eventual agresión de la ex Unión Soviética. Aunque en un primer momento el énfasis estaba sobre la ejecución de ejercicios antisubmarinos para hacer frente a la “amenaza” que representaba la fuerza naval soviética, la participación uruguaya contaba con las unidades de la Escuadra Nacional, pero las operaciones se fueron ampliando paulatinamente hacia diferentes aspectos en la guerra marítima, e inexorablemente se adecuaron a los cambios del escenarios mundial.

Pero los guiños frenteamplistas hacia el imperio norteamericano no se detienen en la participación en ejercicios conjuntos que legitiman y entrenan a la marina norteamericana para intervenir en América Latina. El gobierno uruguayo, el mismo que despertó grandes ilusiones en torno a las posibilidades que abría su triunfo para fortalecer el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) en oposición al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), se sumó a la táctica de Washington de realizar acuerdos bilaterales para avanzar en su proyecto de libre comercio de Alaska a Tierra del Fuego, y está negociando un tratado bilateral de inversiones con Estados Unidos.

Raúl Zibechi señala en su nota publicada en La Jornada que “uno de los resultados más sorprendentes de los siete meses de gestión progresista es que Uruguay tiende a alejarse del Mercosur y se acerca a Estados Unidos. Esta realpolitik parece impulsada tanto por las dificultades que encuentra el comercio con Brasil y Argentina como por la parálisis que atraviesa el Mercosur y una política más pragmática de la Casa Blanca.

Lo cierto es que, luego de su reciente viaje a Washington, un Vázquez eufórico dijo que ‘Estados Unidos es el que nos compra más y mejor’, y que con ese país ‘vamos a intentar tener más y mejor relacionamiento comercial.”

El imperio norteamericano parece haber encontrado una nueva y sorpresiva pieza en el tablero latinoamericano, inesperada para las bases del Frente Amplio que festejaron en las calles de Montevideo el contundente triunfo de Tabaré Vásquez en Octubre del año pasado.

Uruguay comienza a alejarse del MERCOSUR en el mismo momento en que Venezuela ingresa al mismo. El eje Caracas – La Habana pierde uno de sus aliados, el segundo consecutivo luego de la claudicación de un gobierno paraguayo que, salvando las distancias, también asumió con un discurso antineoliberal. Pero Chávez y Fidel aún apuestan a que se sumen a la integración sudamericana Brasilia y Buenos Aires, los dos gigantes del sur que aún juegan a las dos bandas. Al parecer, se acercan tiempos de definiciones.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.