Comunas, un paso adelante

Tras una espera que lleva años, llegó una certeza: el 5 de junio de 2011 los porteños votaremos representantes para las comunas.

A pesar de la fecha consagrada el pasado martes 20 por la Legislatura, hay en el ambiente un cierto grado de desconfianza sobre que finalmente el 5 de junio se realicen las elecciones comunales, ya que el macrismo más el PJ, y ¿algunos independientes?, son los mismos que vinieron postergando esta decisión hasta quedar acorralados por la justicia. Entonces, no tuvieron más remedio que hacer esta sesión y fijar una fecha.

La desconfianza radica en que no hay ni hubo argumentos sólidos para una postergación al 2011. Por un lado, se mantiene una suerte de cerco
informativo sobre la población para que no se entere de qué se trata el asunto de las comunas. Por el otro, disponerlas para 2010 sonaba más razonable. En 2011, tendremos elecciones para presidente de la Nación, senadores y diputados nacionales, jefe de gobierno y legisladores locales. Sin contar las casi seguras segundas vueltas para presidente y jefe de gobierno. Imagínense en ese escenario las elecciones comunales. Los contestadores automáticos de las radios se llenarán de Doñas Rosas opinando, sin conocer bien de qué se tratan, que son otra maniobra para que los políticos sigan robando. Seguramente allí aparecerá el bueno de Macri, para sacar del agobio a Doña Rosa. Y, si tiene margen, tratar de patearlas para adelante una vez más. ¿2012? ¿2013? Y así hasta desaparecer de la agenda.

Con las comunas todos se hacen los distraídos. Todo el arco político es responsable de esta inexplicable demora que retrasa una medida destinada a favorecer el empoderamiento de la sociedad.

La fecha está. Dependerá de la capacidad de los militantes, de
los comuneros, de las asambleas, de las distintas instancias organizativas y partidos políticos que estén comprometidos con esta verdadera bandera de la participación popular en la ciudad, el que no nos birlen otra vez estos comicios.

Hace casi un año, decíamos que para hacer posible una nueva ley de radiodifusión, había que militarla. Dio resultado. Que nos sriva de experiencia.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Rosana Galliano, un nombre que marcó a fuego la lista de nuestras víctimas mujeres en Argentina. Recibió cuatro tiros por la espalda. Una nueva entrega de Ricardo Ragendorfer.
Jóvenes echados de sus casas. Mujeres solas que la pelean como pueden. Una pareja que sale y vuelve de la calle según los vaivenes de la política. El “Operativo Limpieza” del macrismo en la Ciudad. Por Eduardo Silveyra
Belocopitt, Lorenzetti, medios de comunicación y cientos de miles de millones en disputa. El conflicto del gobierno con las clínicas y sanatorios. Los poderosos jugadores en pugna y la cinchada por la plata de las prestaciones. Por Gustavo Castro