Cómo De Narváez se quedó con parte del PRO

El comunicado de prensa invitaba a una conferencia presidida por los integrantes del bloque Unión-PRO de Lomas de Zamora, Sebastián Leporace y Pablo Portell, el dirigente Gustavo Ferri y, en el centro de la escena, el diputado nacional Francisco de Narváez. La cita: un bar céntrico del distrito el viernes 25 del mes pasado.

Casi de manera simultánea se anunciaba la presencia, un día después, del jefe del PRO bonaerense, Jorge Macri, conjuntamente con el concejal del PRO y líder de la fuerza local, Carlos Fiorentino, la senadora provincial Viviana Arcidiácono y el ex embajador Diego Guelar.

El arribo de Macri a tierras duhaldistas finalmente se pospuso 10 días pero la confrontación quedó instalada. De hecho, la nueva convocatoria generó más revuelo del esperado y muchas aclaraciones de por medio: “El presidente del PRO de la provincia de Buenos Aires, Jorge Macri, brindará el próximo lunes 5 de mayo una conferencia de prensa en Lomas de Zamora, dirigida a los medios locales y regionales, con el objetivo de explicar la situación política actual y futura del partido a nivel provincial, luego de la disolución de la alianza Unión – Pro”, reza el comunicado.

Además de los dirigentes locales y provinciales antes señalados, cuentan en la movida a Néstor Grindetti, el ministro de Hacienda porteño, también presidente del PRO en el distrito bonaerense de Lanús.

A todo esto, y sin querer, el tema quedó instalado en los principales medios nacionales “en notas de muy mala leche” —se quejaron desde el núcleo más íntimo del machismo—, al punto de que el propio Jorge Macri levantó teléfono, y de manera muy diplomática, pidió correcciones y derecho a réplica sobre la supuesta disolución que, según él, no fue.

Pero el macrismo bonaerense está que trina porque conoce las habilidades del ex candidato a gobernador para instalar temas en la agenda de algunos medios nacionales, y sospecha que la operación de prensa haya surgido en el seno de Unión; primeros en expresar el descontento ante el primo Jorge.

En Quilmes, Lomas y Lanús la ruptura de hecho entre Unión y PRO no sólo despojó al macrismo de su ilusión de sumar legislativos en los cuerpos deliberativos. También supuso el quiebre del incipiente armado distrital ya que trasladó la separación a sus propias filas, donde dirigentes propios salieron disparados aun cuando eran parte de la conducción local.

El que no tuvo vueltas en reconocer la separación fue De Narváez, dejando a sus representantes en el Concejo en un claro off side, cuando confirmaban y juraban que no iban a disolver el bloque Unión-PRO con el argumento de que “no hay que defraudar a la gente que votó a este frente”. “Unión-PRO es parte del pasado”, soltó el colorado mientras los dos ediles asentían a una frase que no sabían cómo tragar.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Ponemos en eje la situación actual de Peru, qué está sucediendo y cómo los medios hegemónicos del país tapan los sucesos.
A propósito de las conmemoraciones de la guerra de la independencia en Jujuy.
La revolución feminista avanza, conquista lugares y estamentos del poder antes impensados.