Chile y la píldora del día después: por el derecho a decidir

De la Redacción de ZOOM. Gran polémica, movilizaciones y hasta renuncias masivas a la Iglesia Católica se producen en el país trasandino para expresar su rechazo al fallo del Tribunal Constitucional (TC) que prohibió la distribución de la píldora postcoital, comúnmente conocida como píldora del día después, en el sistema público de Salud.

Más de 25.000 personas marcharon el martes 22 por las calles de Santiago en protesta por el fallo del Tribunal Constitucional de Chile (TC) que prohibió la entrega gratuita de la píldora del día después en el sistema público de salud.

«Esta es una manifestación del país por la libertad. No queremos más dictaduras morales. Queremos decidir en nuestras camas, queremos decidir sobre nuestro útero, queremos decidir cuántos hijos queremos tener. No aceptamos el fallo del TC«, dijo Gloria Maira, del Movimiento por la Defensa de la Anticoncepción.

Un gran lienzo, que rezaba «Por la libertad de decidir», encabezaba la columna que se desplegó durante todo el trayecto en forma pacífica. Uno de los cánticos más entonados fue «¡Alerta, alerta ciudadana, ahora los jueces se meten en tu cama!».

«La marcha es todo un éxito. Somos miles las personas que estamos en la calle. Hay movimientos feministas, de derechos humanos, estudiantes, colegios profesionales, todos diciendo que el fallo del TC es injusto y que vulnera la libertad de las mujeres a decidir sobre la concepción» expresó Mireya García, de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD).

Algunos asistentes llevaban pancartas con los rostros de los 36 diputados de la alianza opositora que en marzo de 2007 presentaron la demanda ante el TC para que impugnara las Normas Nacionales sobre Regulación de la Fertilidad, dictadas por la presidenta Michelle Bachelet en septiembre de 2006.

La polémica en torno a este fármaco se remonta a septiembre de 2006, cuando la justicia chilena ratificó la decisión del Gobierno de distribuirla de forma gratuita y sin necesidad del consentimiento paterno para jóvenes entre 14 y 18 años. Desde entonces, los enfrentamientos entre conservadores y progresistas se han sucedido.

Sin embargo, el asunto llegó al Tribunal Constitucional por petición de los 36 diputados de la Alianza (de la derecha neopinochetista), El TC finalmente declaró inconstitucional por cinco votos a cuatro la entrega de la píldora en el sistema público.

Aunque los parlamentarios objetaron varias disposiciones de esa normativa, el TC sólo acogió, en votación dividida, aquella que ordenaba la entrega en forma gratuita en los centros públicos de salud de anticonceptivos de emergencia, conocidos como píldora del día después, a todas las mujeres mayores de 14 años que los solicitaran.

La píldora del día después

La anticoncepción de emergencia (Postinor-2) constituye un método anticonceptivo ético y alternativo. No es un procedimiento abortivo. Este método anticonceptivo puede usarse después de la relación sexual sin protección, ante la falla de los anticonceptivos (rotura del condón o movimiento del diafragma), uso inadecuado de anticonceptivos o después de una violación. Garantiza algunos derechos reproductivos y sexuales de las mujeres chilenas. Fue implementado por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet en septiembre de 2006. La disposición ordenaba a los consultorios públicos de salud prescribir y entregar en forma gratuita anticonceptivos tradicionales y de emergencia, como la píldora del día después, a todas las mujeres que lo solicitaran, incluidas las adolescentes a partir de los catorce años sin necesidad de la autorización de sus padres.

El debate público, sin embargo, se sitúa en otro plano, ya que la jerarquía de la Iglesia Católica manifestó su rechazo ético al medicamento al catalogarlo como abortivo. El Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz, se pronunció al respecto señalando: «Siempre quisiéramos respetar a las autoridades civiles, pero a veces nos sentimos obligados a reflexionar si han decidido lo que es justo a los ojos de Dios, ya que, de lo contrario, tenemos que optar por la obediencia a Dios y no por la obediencia a los hombres«.

Renuncia masiva a Iglesia Católica por la píldora

Cientos de jóvenes llegaron en masa hasta las oficinas del Arzobispado de Santiago, el martes 29 de abril, para presentar sus cartas de apostasía o renuncia a la Iglesia Católica en protesta por la posición de ésta frente a la distribución de la píldora del día después, cuya entrega gratuita en consultorios fue prohibida hace poco más de una semana por el Tribunal Constitucional (TC). Actos similares ocurrieron en otros puntos, tal como en Valparaíso, donde cerca de 50 personas entregaron sus cartas de renuncia a la Iglesia.

Una de las organizadoras de la campaña contra la Iglesia, Lorena Etcheberry, integrante del Movimiento por la Defensa de la Anticoncepción, explicó que se desvinculan de la Iglesia Católica «por la intervención que ésta ha tenido en las políticas públicas de salud, específicamente en temas de sexualidad y reproducción«. Cabe recordar que la Iglesia Católica chilena, a través de Carmen Domínguez, abogada de la Conferencia Episcopal, presentó también recursos contra la píldora, la T de cobre y los anticonceptivos con levonorgestrel.

La decisión del Tribunal Constitucional que prohibió la distribución gratuita de la píldora del día después en el sistema estatal de salud penaliza a las mujeres de Chile, pero en especial a las mujeres pobres del país. Son ellas las que necesitan más de este método, porque son las que menos acceso tienen a educación sexual y reproductiva, a anticonceptivos, o son las que tienen más riesgo de una falla del anticonceptivo o de uso inadecuado de anticonceptivos.

Las chilenas más ricas, al contrario, si su método de anticoncepción falla, siempre podrán ir a un doctor para pedir una receta para la anticoncepción de emergencia y comprar el Postinor-2 en una farmacia.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.
En tiempos de crecimiento chino y de incertidumbre por el futuro, aquí va un intento por psicoanalizar al país más poderoso del siglo XX, el cual hoy se aferra a la preservación de un pasado tan idealizado como irrecuperable.