«Bush podría atacar Irán antes o después de las elecciones»

James “Jim” Fetzer es profesor universitario, investigador y autor de más de 20 libros sobre temas tan diversos como filosofía de la ciencia, inteligencia artificial o aprendizaje cognoscitivo. Sin embargo, en su primera visita a Buenos Aires no visitó la UBA ni dio una charla sobre los esquemas mentales de aprendizaje o los sinsabores filosóficos del método científico. Este gringo sabio fue derechito al Hotel Bauen, donde representó por primera vez en nuestro país a uno de los tantos movimientos por la verdad del 11 de Septiembre (conocidos en Estados Unidos como “9/11 Truth movements”) que tanto están dando que hablar en los medios alternativos de Europa pero que, hasta ahora, son totalmente desconocidos para los argentinos.

El profesor Jim Fetzer representa a Scholars for 9/11 Truth (Catedráticos por la Verdad del 11/9), grupo que fundó en 2005 y que integran hombres y mujeres con másters y doctorados en disciplinas que van desde la sociología a la balística. Según Fetzer, Scholars… tiene como meta usar principios científicos para cotejar la evidencia de los atentados del 11 de Septiembre y así demostrar que fue un ataque interno de falsa bandera, perpetrado por el gobierno de George Bush y Dick Cheney para conseguir el apoyo popular frente a una aventura bélica que todavía está vigente.

—Hablaste de Irán y de la posibilidad de una nueva invasión. Obama ya dijo que Irán era una amenaza. ¿Cómo sigue la situación?

—Yo estoy muy decepcionado con Barak Obama: si a esta altura dice que dará apoyo incondicional a los israelíes, las cosas no van a mejorar.

—Si Obama resulta electo, ¿invadirá Irán?

—Si es elegido, es poco probable que él invada Irán. El problema es que tenemos indicios de que Bush podría hacerlo antes de dejar el poder. En los últimos días, dos comentaristas políticos cercanos a los republicanos como John Bolton y William Kristol, dijeron que si Obama fuera electo Bush podría invadir antes de dejar la oficina. Uno de los principales asesores de John McCain, Charles Black (N: también conocido como el “Monje Negro” del candidato) agregó a esto que algún tipo de ataque terrorista sería bueno para McCain. Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, promovió una ley para que el presidente deba ser autorizado por el Congreso antes de invadir Irán, y dijo que presentaba ese proyecto por pedido de Israel.

—¿Podríamos esperar una invasión entre octubre o diciembre?

—Bush podría hacerlo antes de las elecciones o después, y dejarle el desastre al próximo presidente. Si él avanza y ataca, y bombardea instalaciones nucleares podemos esperar en un comienzo más de un millón de muertos iraníes fruto de la radiación inmediata; y más de 35 millones de muertes silenciosas y lentas tanto en Irán como Paquistán e India. Al mismo tiempo, los iraníes hundirían todos los barcos norteamericanos en el Golfo Pérsico y el mar Mediterráneo. Israel por su parte, podría verse en un conflicto masivo del que no saldría vivo. También sería difícil que Rusia y China no entraran al conflicto. Podría convertirse en el conflicto armado más importante de la historia.

—¿Es posible que el aumento del precio del petróleo sea una medida artificial previa para desestabilizar los mercados, en vistas a un conflicto bélico?

—El precio del petróleo es artificial, y yo creo que en parte se lo infla para presionar al Congreso para que autorice la extracción de petróleo de la plataforma marítima norteamericana y de Alaska. De modo muy simple, dejando de especular con los mercados de futuro, podría reducirse el precio actual del barril de petróleo a la mitad.

—Usted dijo que Israel podría convertirse en un blanco para los ataques de sus vecinos.

—Los pueblos árabes tienen muy buena memoria. Si Israel y Estados Unidos atacan Irán, el contrataque podría ser terrible, y hasta podría implicar la aniquilación del Estado de Israel.

—¿Sigue activa la alianza entre Estados Unidos y Paquistán, o se vio debilitada?

—Se está debilitando. Estados Unidos no está contento con la independencia que está tomando Pakistán.

—¿El público americano está hablando de los movimientos de verdad del 11 de Septiembre?

—Eso espero. Algunas encuestas indican que un 40% de los norteamericanos no cree la versión oficial de los hechos ocurridos el 11 de Septiembre, y un 20 % cree que el gobierno fue partícipe. Ahora la colaboración es más rápida gracias a Internet. Antes de 2005 apenas podías encontrar artículos sobre estos temas. La cobertura y la investigación alrededor de estos temas va creciendo, por suerte.

—¿Cómo lo toma el americano común?

—Cuando empieza a prestar atención se da cuenta que hay algo que no cierra. Pero es difícil atrapar su atención, porque los medios norteamericanos son muy buenos para distraerte. Violencia y sexo en televisión, cerveza, partidos de football, beisball, chicas, chicas, chicas, chicas, más cerveza.

—Acá tenemos lo mismo. Aunque no hable español, lo invito a sintonizar TV abierta esta noche.

—Sí, lo he visto. Para muchos muchachos la buena vida son seis latas de cerveza fría y un partido en televisión.

—¿Encontró algún vínculo entre el 11/S y el atentado a la AMIA?

—Oí poco sobre el tema desde que estoy acá, pero alguna idea tengo. Si pensás quiénes se vieron beneficiados, vas a entender mucho mejor. Bill Clinton estaba negociando los tratados de Camp David, pero la verdad era que los israelíes no querían la paz con los palestinos. Un ataque a una embajada israelí ayudó a frustrar los acuerdos, y hoy la investigación sirve para inculpar a Irán. Sigue un patrón con el 11 de Septiembre: son ataques de falsa bandera, porque quien realiza el ataque no es quien dice adjudicárselo, y a quien culpan no reconoce haberlo hecho.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.