Bienvenidos al 2005: el primer año electoral (en serio) después de la crisis

Por Causa Popular.- Mientras transcurren los últimos días de su segundo año de gobierno el Kirchnerismo recibe el 2005 con optimismo. La dura disputa finalmente abierta en la provincia de Buenos Aires con la principal alianza que permitió a Néstor Kirchner sentarse en el sillón de Rivadavia, no alcanzan para empañar las predicciones electorales para el año que comienza. A pesar de esto, dos dinosaurios acechan la imagen positiva de un gobierno que fue creciendo en las encuestas a la par que cuestionaba el modelo económico de la década del 90. El regreso de Carlos Menem y Domingo Cavallo a la Argentina, dos de las figuras más paradigmáticas de las políticas neoliberales, se produce en medio de rumores sobre pactos y acuerdos con un gobierno que en el debe de su gestión se centra no haber podido ir a fondo contra la injusta distribución de la riqueza que el neoliberalismo se encargó de consolidar en toda América Latina.

En declaraciones realizadas a la prensa el martes último, el ala política del gobierno confió en que «si la marcha del país» se mantuviese en el actual ritmo hasta las elecciones legislativas del 2005, en octubre próximo, el proyecto encarnado por el presidente Néstor Kirchner «ganará en todo el país». «Si hubiese elecciones hoy, Kirchner ganaría con el 65 por ciento de los votos», aventuró una de las principales espadas políticas del presidente, al formular su análisis de las perspectivas electorales.

Consultado por periodistas acreditados en la Casa Rosada sobre potenciales obstáculos que deberá enfrentar el kirchnerismo de cara a los comicios del año próximo, el funcionario desestimó de plano que entre éstos pueda estar incluido el accionar político del ex presidente Carlos Menem. A tal punto minimizó la presencia de Menem en el escenario político nacional que consideró «un dato pintoresco» su regreso al país y, particularmente, su paso por la Capital Federal.

Sobre el territorio porteño, que para algunos analistas podría constituirse en un ámbito complicado desde lo electoral para el presidente, la calificada fuente exhibió datos de la actualidad, en los que le otorgan una clara ventaja. «Hoy, por citar un caso, ante la pregunta de a quién votaría como presidente en la Capital, Kirchner obtiene el 55 por ciento y (Elisa) Carrió apenas alcanza el 12», comentó.

La semana pasada por su parte el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, prometió que el país no se va a detener ni va a «demorar» las grandes decisiones por ser el próximo un año electoral, en tanto consideró que en 2004 los «argentinos logramos ganarle a la recesión y al desgano». «Aquí estamos, terminando un año un poquito mejor, con muchos pobres, pero muchos menos de los que existían, con mucha gente sin trabajo, pero con mucha gente que recuperó el trabajo», resaltó el funcionario.

En declaraciones a radio La Red, el jefe de ministros vaticinó: «Gracias a Dios las condiciones generales son buenas como para que las cosas sigan saliendo bien». Fernández no ocultó su anhelo de que la ciudadanía, a la hora de votar, «reconozca» en los candidatos oficialistas «el trabajo que hemos hecho» desde el Gobierno Nacional. Fernández, quien fuera legislador por el partido de Domingo Cavallo en la Ciudad de Buenos Aires, fue uno de los funcionarios vinculados con el ex superministro de economía y que estaría siendo asesorado por éste en el canje de deuda.

Cavallo y Menem empañan el fin de año del Kirchnerismo

Domingo Cavallo volvió a la Argentina para pasar las fiestas de fin de año con su familia y amigos, y quedó envuelto en una catarata de versiones sobre supuestos contactos que habría mantenido con el gobierno de Néstor Kirchner. La primera versión había sido difundida por Julio Nudler meses atrás, al expresar que David Cufre, uno de los periodistas de la sección economía del diario Página 12, había sido criticado fuertemente por el director del matutino por publicar una nota en que comentaba que el presidente Néstor Kirchner llamaba periódicamente a Cavallo para consultar su opinión sobre el desenvolvimiento de la economía Argentina.

Los rumores se renovaron cuando el ex ministro volvió a pisar suelo Argentino desde que se auto exilió en Estados Unidos luego del estallido social en el que desembocó su política económica en diciembre del 2001. Esos rumores -desmentidos enfáticamente por colaboradores de Cavallo- dieron cuenta de la existencia de contactos entre el ex ministro de Economía y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en los cuales se habría abordado el complejo tema del canje de la deuda externa.

Las versiones sobre los contactos entre el Gobierno y Cavallo cobraron más fuerza días atrás cuando el ex ministro viajó a España justo en el mismo momento en el que se encontraban de gira por ese país el jefe de Gabinete y la primera dama, Cristina Kirchner. «Es cierto que coincidieron en España, pero fue sólo producto de la casualidad. Cavallo dice que nunca tuvo contactos con funcionarios de este Gobierno», aseguraron los voceros consultados por la prensa.

Los rumores que abundan en ese sentido ubican a Cavallo en un supuesto rol de asesor del Gobierno en el proceso de canje de deuda y hacen notar que el banco norteamericano Merril Lynch forma parte actualmente del plan oficial, al igual que cuando el ex ministro lanzó el recordado «blindaje» financiero.

Mario Cafiero, diputado nacional por Soberanía Popular, abonó la teoría del acercamiento entre Cavallo y el Gobierno al asegurar que «cuando el presidente Kirchner habla de la década del ’90 y critica esas políticas, jamás lo menciona» al emblemático ex ministro de Economía.

En el plano político, Cavallo se reunió con el titular de Acción por la República, el ex diputado César Albrisi, aunque todavía no surgieron definiciones sobre a qué fuerza apoyará la agrupación fundada por el ex ministro, que actualmente tiene presencia sólo en 11 de los 24 distritos del país. El ex ministro de Economía estará en la Argentina hasta mediados de enero y luego regresará a los Estados Unidos, donde en el último semestre dictó un curso en la Universidad de Harvard sobre la relación que mantienen los organismos de crédito internacional con los países de América Latina.

Si bien en la Casa Rosada dicen que la presencia del ex presidente Carlos Menem en el país no molesta, admiten que preocupa la actividad que pueda desarrollar en el interior del país donde Kirchner aún no tiene una estructura armada. Previniendo este escenario, el mismo día en que Menem quedaba habilitado para volver a la Argentina, el Presidente avanzaba en el acuerdo para unir en capital y Córdoba al sector progresista enfrentado al PJ tradicional. De esta forma, Kirchner le dio luz verde al jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, y al intendente de la capital cordobesa, Luis Juez, para armar listas para las elecciones legislativas del año que viene con «los mejores candidatos», incluidos los kirchneristas.

Si bien Menem mantiene muy bajos índices de popularidad y pierde poder en su provincia natal cuyo gobernador se pasó a las filas del kirchnerismo, el otrora prófugo de la justicia, mantiene ascendencia sobre una parte aún importante del Partido justicialista en varias provincias. Entre ellos se destaca el gobernador neuquino, Jorge Sobisch, quién por su buena relación con los aún distanciados Mauricio Macri y López Murphy, podría ser un eje articulador entre estos, y el ex presidente para finalmente materializar una, por ahora casi imposible, alianza de derecha.

Más allá de los logros en lo económico que le permitirán al gobierno llegar a fin de año festejando una tenue baja en los índices de pobreza, indigencia y desempleo, la disputa abierta en la provincia de Buenos Aires mirando las elecciones del 2005, los viejos nuevos actores de derecha ausentes los dos últimos años, y una situación gremial que amenaza con más reclamos salariales, pueden generar un verano más caliente del que parecía cuando al finalizar el 2004 comenzaron los balances del año y se planificaba el próximo. Quizás sea cuestión de días, o de semanas, pero lo cierto es que el 2005 que comienza traerá grandes sorpresas e importantes definiciones para la política argentina.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.