Apareció «Petroleo, Estado y Soberania. Hacia la empresa multiestatal latinoamericana de hidrocarburos.”

Por Rolando Mermet, especial para Causa Popular.- Con prólogo de Eric Calcagno (h) y de Daniel Carbonetto, acaba de editarse en Editorial Biblos el primer libro del investigador Federico Bernal, sobre un tema de fundamental importancia. He tenido la suerte de leer «Petróleo, Estado y Soberanía, hacia la empresa multiestatal latinoamericana de hidrocarburos», que acaba de ser editado por Editorial Biblos, y burlando la natural modestia del autor, me atrevo a escribir este breve comentario.

El trabajo de Bernal, de una profundidad y calidad investigativa sobresalientes, tiene el doble mérito de ser acompañado por su gran claridad expositiva, que lo vuelve apto para el lego, el curioso y el no versado en la materia de la energía (como es el caso del que escribe estas líneas) ,y que le confieren un carácter ameno, didáctico, argumentalmente sólido e inapelable.

Bernal es capaz de despertar y mantener vivo el entusiasmo del lector a lo largo de 200 páginas pobladas de mapas, gráficos y estadísticas, sin producir cansancio, despertando por el contrario, un interés creciente en el lector que va quedando atrapado en una trama, que como en las buenas novelas policiales, resulta imposible de dejar aunque en este caso, sospechemos quien es el asesino, desde las primeras páginas del trabajo.

La investigación de Bernal, lejos de constituir un trabajo para eruditos o especialistas, se constituye en una formidable herramienta política para los militantes del campo nacional y popular. Su lectura resulta imprescindible, y sus argumentos sólidos y llenos de sentido común, evitan las conclusiones fáciles o el consignismo estéril, proponiéndonos nuevas preguntas y dejando abierto un debate que invita al desafío de la creatividad, la imaginación y la lucha militante por encontrar respuestas prácticas frente a tanto desatino cometido.

Bernal demuele una por una, todas las zonceras del liberalismo antinacional, sobre la supuesta ineficiencia de la petrolera estatal, la incapacidad de sus técnicos, la congénita ineficiencia autóctona, la mala administración de los nativos, y cual un Scalabrini Ortiz del nuevo siglo, rastrea desde su misma creación, la constante tensión existente entre el proyecto nacional y el proyecto antinacional, demostrando cabalmente, que en el caso YPF, a lo largo de su génesis, apogeo, vaciamiento y privatización, pueden seguirse, como en el trazado de las vías férreas el rastro del modelo británico agroexportador, en la historia de YPF, pueden leerse, como en las páginas de un manual, el surgimiento,el auge, las dificultades y la derrota momentánea del proyecto nacional de los argentinos.

Petróleo, Estado y Soberanía: Sobre esa tríada, edifica el autor su idea central: No hay Soberanía sin petróleo, y no hay petróleo sin estado. O bien, si hay petróleo sin estado, es de otros, y no hay entonces soberanía posible…

El autor, avanza paso a paso, mostrando como YPF fue boicoteada primero por los norteamericanos, luego por los ingleses, va enmarcando su relato con la situación política nacional e internacional, describe como va cambiando la suerte de YPF, y va descubriendo una especie de espejo, o metáfora sobre el destino y las posibilidades del país, del proyecto nacional y de la viabilidad y dificultades intrínsecas del desarrollo capitalista autocentrado, en un país semicolonial y dependiente.

Muchas fueron las formas en que se atacó y minó a YPF, para volverla vulnerable, y hacer posible su desatinada enajenación. Bernal las describe todas. Nada escapa a su ojo atento: concesiones, privatizaciones periféricas, negación de presupuesto, políticas de precios que subsidiaban a los intereses privados y perjudicaban el presupuesto del estado, obligación de contraer préstamos, saboteo y boicot con administradores enemigos, etc. Un verdadero muestrario de como se preparó y concretó la entrega.

Un capítulo destacado y original lo constituye el que trata sobre el petróleo en Malvinas. Bernal desarrolla la estrecha relación entre dicho descubrimiento en la plataforma submarina de la zona de las Islas Malvinas, y su directa vinculación con el desencadenamiento del conflicto bélico de 1982, y advierte, muy atinadamente sobre la importancia que el tema adquirirá en los próximos años, para toda América Latina.

Pero Bernal va aún más allá. No conforme con ilustrarnos sobre el papel que Hermitte, Mosconi, y todos los próceres y artífices de la gloriosa YPF tuvieron en la promoción y el desarrollo de las petroleras estatales hermanas de México, Colombia, Brasil, Bolivia y Uruguay, el autor investiga y desnuda el plan global del imperio para apoderarse del vital recurso energético de estos países, y establece los mecanismos por los cuales, de diversos modos, y en diferentes etapas del plan de enajenación, avanza y acorrala a las empresas petroleras estatales que aún subsisten en América Latina, para que corran una suerte similar a la de YPF.

El autor postula desde su lúcida óptica, un camino y un rumbo para evitar que ello ocurra. Afirma que es posible e imprescindible evitar que se consume este proyecto y sostiene que estamos atravesando un momento político en América Latina propicio para frenar al avance del Imperialismo en materia de conquista y saqueo de nuestros recursos energéticos.

Esta respuesta, dice Bernal es Nacional, y cuando dice nacional, dice Latinoamericana.
La respuesta se halla inscripta en un proceso de unidad y estructuración de un gran proyecto nacional latinoamericano, y que en el tema energético, toma la forma de la creación de una empresa petrolera multiestatal latinoamericana, en la línea de la propuesta del Comandante Chávez.

Las ideas de Bernal entroncan sin duda con el pensamiento de la Izquierda Nacional, con el Marxismo Bolivariano del mejor Jorge Abelardo Ramos, con el Latinoamericanismo del socialista Manuel Ugarte, con el tesón de Scalabrini Ortíz, y con la tradición y la voluntad y vocación nacional de tantos anónimos pensadores y luchadores de nuestra Patria.

Saludamos entusiasmados esta primera obra de Federico Bernal. Estamos seguros que con sus jóvenes 29 años, el autor nos deparará nuevos y valiosos aportes, no solo intelectuales, sino políticos.

Los militantes del Campo Nacional y popular se lo reclamaremos.

Rolando Mermet es periodista e integrante del Centro de Estudios Nacionales Arturo Jauretche y de la Agrupación política de izquierda nacional Patria y Pueblo, de Argentina.
————————————————————

Para contactarse con el autor de la obra:

– petroleo_bernal05@yahoo.com.ar

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.