AMIA: “Dejemos de culpar a los gobiernos anteriores”

Por Guillermo Lipis / Nueva Sión.- Al momento de hacer esta entrevista con Luis Grynwald, días antes de una nueva conmemoración del atentado, la relación entre los Familiares y Amigos de las Víctimas y la DAIA parecía no tener marcha atrás. Sin embargo, Grynwald aclaraba que “no son enemigos. Hay que ser respetuosos. La gente puede haberse equivocado. La DAIA, la AMIA, el periodismo, nos debemos haber equivocamos todos” afirmaba. “Hubo caminos acertados y otros errados. No todo lo que hicieron los dirigentes está mal o bien. No todo lo que hizo Galeano está bien o mal”. “Tenemos dejar de culpar a los gobiernos anteriores”.

Entre otras afirmaciones y hechos relativizados, estas fueron algunas de las declaraciones del actual Presidente de la AMIA en este diálogo sostenido con Nueva Sión en el que no eludió ninguna pregunta.

Que el lector saque sus conclusiones.

– ¿Qué hizo (Ariel) Sujarchuk en su campaña a Presidente de la AMIA y por qué, luego, Dobniewski estuvo presente en su asunción del cargo?. ¿No le pareció inadecuado que a Sujarchuk y Dobniewski se los vinculen a su persona sabiendo lo que significan en términos comunitarios?

– Si Dobniewski estuvo en mi asunción yo no tengo idea. No lo vi. El acto estuvo convocado por Abraham Kaul. Lo que puedo hacer es darle el teléfono para que lo llame a – Dobniewski y le pregunte qué hacía en el acto. Fue un acto abierto en el que había mucha gente. Yo sólo me interesé por saludar a mi familia.

Sujarchuk no armó mi campaña, sólo armó un tríptico que fue totalmente corregido, pero de ahí que sea jefe de campaña…

– No dije fuera jefe campaña, dije que participó en su campaña ¿No colabora con usted?

– No, que yo sepa no.

– Y Dobniewski. ¿No colabora?

– Tampoco que yo sepa.

– En la última entrevista que le hicimos a Kaul dijo que si Dobniewski se reunía con los abogados de la AMIA éstos deberían renunciar. ¿Usted piensa lo mismo?

– No lo comparto. Creo que Dobniewski puede entrar al edificio como cualquier judío. No creo que haya robado, no creo que haya matado a alguien. Estuvo 4 ó 5 años a cargo de la causa con virtudes, defectos y aciertos como los que pueden tener todos los periodistas cuando hablan sobre el atentado como si supiesen la real trama de lo que sucedió acá. Ahora, si Avila (el abogado de la AMIA en la querella unificada) habla con Dobniewski lo desconozco. Supongo que en el fuero penal se conocen todos. Seguramente deben de hablar.

– Usted no cree que la relación entre Avila y Dobniewski haya llevado a la estrategia de la AMIA, dentro de la querella oficial, hacia un carril equivocado?

– No. Para nada.

– ¿Cómo cree que se llega a este 11 aniversario del atentado?

– Con una sensación de desesperanza por no tener resultados. El Comisario Castañeda, a pesar de que aún no está firme la sentencia, es la primera persona en la que la justicia reconoce que alguien encubrió, obstaculizó o hizo cosas indebidas. Nosotros seguimos con el reclamo, hablando con Cancillería por los iraníes y con el Gobierno nacional diciéndole que no nos alcanza lo que tenemos hasta ahora.

– ¿Cuál sería su aspiración, a qué tendríamos que haber llegado?

– Si hubieran organizaciones y poderes que funcionaran correctamente, tendríamos que tener algún culpable, al menos de la mano de obra local. Si las cosas hubiesen ocurrido en una sociedad más justa, más igualitaria y sin impunidad, hoy tendríamos que tener a los culpables locales que ayudaron a armar este atentado.

– ¿Va a hablar en el acto de Familiares y Amigos de las Víctimas?

– No está definido.

– ¿De qué depende?

– De lo que decida la Comisión Directiva, más las conversaciones que sostenga con la DAIA.

– ¿Por qué con la DAIA?

– Porque estamos tratando de buscar un discurso unificado, que englobe el reclamo de justicia, que reclame la unidad ante el terrorismo internacional -cosa que Israel lo vive muy de cerca- para decirle al gobierno nacional que no nos alcanza con lo que han hecho y que tenemos dejar de culpar a los gobiernos anteriores. Los que están en el gobierno hoy deben asumir la responsabilidad de hacer que el Poder Judicial, el Legislativo, los investigadores y la SIDE se dediquen a buscar a los responsables.

– ¿Y dónde va a decir eso?

– Si soy orador en el acto trataré de poner en palabras esto que acabo de decir.

En un acto que no es un acto central comunitario…

– ¿Por qué?

– Porque es un acto organizado por Familiares y Amigos de las Víctimas y no por las instituciones centrales AMIA y DAIA.

– Igual que en los últimos años en los que los actos fueron organizados por los familiares apoyados por toda la comunidad judía.

– Pero el próximo no es un acto convocado por AMIA, y menos por la DAIA. Parece que por primera vez las instituciones organizadas no tienen acto propio.

– Este es el acto de la comunidad judía.

– ¿Van a aparecer en el afiche de la convocatoria AMIA y DAIA?

– Como aparecieron CUJA y OSA años anteriores.

– ¿Usted cree que Familiares va a aceptar eso con DAIA incluida?

– No creo que haya problema. No son enemigos. Hay que ser respetuosos de la gente. La gente puede haberse equivocado.

– ¿En qué piensa que se equivocó la DAIA?

– La DAIA, la AMIA, el periodismo, nos debemos haber equivocamos todos.

– ¿Qué autocrítica haría de su institución?

– Que no estuvimos preparados para semejante atentado. Ninguno de los voluntarios que han asumido en las comisiones directivas estaba preparado para semejante tragedia. Fuimos trabajando con profesionales pensando que el Estado se iba a hacer realmente responsable en la búsqueda de la verdad en un Estado lleno de impunidad e injusticia -en la vida diaria que uno ve-. Esta es la realidad, no creo que ningún dirigente haya querido hacer el mal u obstaculizar. Hubieron caminos acertados y otros errados. No todo lo que hicieron los dirigentes está mal o bien. No todo lo que hizo Galeano está bien o mal.

– ¿Por qué los abogados de la querella oficial siguen defendiendo a Galeano en el Jury de enjuiciamiento?

– Porque supongo que no todo lo que hizo está mal. Lo que apareció del fiscal Nisman, acerca de Edul, es una pista de Galeano pero nunca se avanzó. Nisman retoma la pista siria que había levantado Galeano.

A lo mejor pudo haber complicidad, nadie sabe qué fue lo que dijo Munir, en su famoso llamado, porque nunca se investigó.

– ¿Por qué Galeano no siguió esas pistas?

– Imposible saberlo.

– ¿Y por qué cree que los abogados de la querella unificada no profundizaron o exigieron que se siguiera, por ejemplo, la pista siria? Es como si en lugar de convertirse en parte auditora de la investigación, terminaron siendo actores de lo que no se hizo. Sino, no se entiende que hayan defendido a Galeano en el Jury, entre otra cosas. ¿Qué se hace con eso?

– El doctor Avila y el doctor Bronfman están contratados por la institución hasta el término de la casación -esto será un año o dos o hasta que termine-. Cuando se resuelva ese tema se discutirán los pasos a seguir en la institución y cómo seguirán las causas conexas. Luego de 11 años esto es muy difícil. No piense nadie que tenemos la bola de cristal, no piensen los periodistas que saben todo como sucedió.

– Porque dentro del periodismo comunitario están los que hablan de que el coche bomba no existió, y los que dicen que sí. Falta alguno que diga que el edificio no existía, y Pasteur 633 existió siempre.

– Desgraciadamente en esa época yo también trabajaba en la Kehilá (comunidad) y me salvé de milagro por media hora, sino hoy el Presidente sería otro. Pero lo que me parece es que no hay que demonizar a los dirigentes comunitarios.

Es diferente culparlos por el atentado que hacerlos responsables por la no investigación, por no auditar la investigación.

– Los dirigentes comunitarios no tienen que investigar y auditar…

– Los dirigentes tienen que auditar. Cuando la comunidad se instala como querellante, de alguna forma, lo que tiene que hacer es también auditar la ejecución de las acciones pertinentes para llegar a la verdad.

Creo que ningún dirigente estaba a la altura de los acontecimientos ni preparado para auditar semejante tragedia.

– ¿Ni siquiera para pedirle a Nercellas que no se ponga un micrófono entre sus ropas como lo hizo?

– Eso no se lo puedo decir. No me corresponde hablar sobre la doctora Nercellas

– Pero integra la querella oficial de la que ustedes son parte.

– Si vamos a entrar en cada anécdota de los 10 años de juicio…

– Pero esa clase de cosas son las que marcaron las irregularidades por las que después quedaron libres los que, tal vez, no tendrían que haber quedado libres…

– Quedaron libres porque no se investigó con exactitud. La gente que debía llevarle al juez los elementos parece que no los llevó. El juez no es el investigador oficial sino el que recaba información.

El otro día tuvimos una reunión con Canicoba Corral (el juez instructor a cargo luego que Galeano tuviera que dejar la causa) y nos dijo: – Yo soy el juez, a mí me tienen que traer todo.

– ¿Y quién se lo tiene que llevar?

– El fiscal tiene que llevarle todas las cosas al juez y decirle: – estos son los elementos que nosotros conseguimos.

– ¿En quién hay que confiar? ¿Cómo salimos a buscar esa verdad que necesitamos? ¿Cuál es la alternativa comunitaria?

– Hoy, lo que se está planteando como alternativa es el armado de una pequeña comisión de seguimiento por el atentado.

– ¿Conformada por quién?

– No se sabe todavía, lo estamos estudiando. Hay miembros de la comisión que se están dedicando a este tema.

– ¿Sería una comisión voluntaria o profesional?

– Son dirigentes que van a delinear las políticas a seguir después del 18 de julio.

– ¿La política de la AMIA en la causa?

– Sí.

¿Y va a unirse a la política de la DAIA?

– Todavía no los sabemos. Una vez que se resuelva el tema la comisión nos acercaremos a la DAIA para ver sus ideas y para resolver si trabajamos juntos. Y espero que sí se pueda.

¿Cómo piensa que están trabajando Nisman y Rúa?

– Con Nisman hablé dos veces y me dijo que está trabajando desde cero. Lenta y pausadamente, que no espere ningún resultado ni para el 18 de julio ni para después. El día que él esté convencido de algo, ese día lo va a dar a conocer. Dice que el gobierno le facilitó todas las herramientas necesarias para trabajar, y como no quiere cometer los errores del pasado, está estudiando hoja por hoja para ver si llega a alguna pista nueva.

– ¿Con Rúa?

– Con Rúa no hablé. Lo único que sabemos es que ha trabado muchísimas cosas. Vamos a reunirnos con él después del 18 para pedirle que active las cosas o ver de ejercer alguna presión especial para ver cómo va a moverse a partir de aquí.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.
El “Capitán Gandhi” fue el designado por la Revolución Libertadora a la investigación de delitos. Elaboró tramas mediáticas, como lo fue el «asesinato» de Juan Duarte, y numerosas “interrogaciones”, entre ellas la de Fanny Navarro.