“América del Sur es el gran reservorio de recursos naturales”

Ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, Rodríguez Araque ocupa, junto con María Emma Mejía, la Secretaría General de UNASUR de forma rotativa por los próximos dos años. Y opina que “somos territorios con un mismo origen, cultura, creencia, lengua; y sobre todo enfrentamos los mismos desafíos y las mismas posibilidades de avanzar exitosamente”.

Nacido en Ejido, Estado de Mérida, Venezuela, en 1937, Alí Rodríguez Araque es un avezado político, abogado y diplomático venezolano. Pocos como él conocen tanto sobre temas enérgeticos (petróleo) y el mundo árabe, llegando a presidir la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Es actualmente ministro de Energía Eléctrica de Venezuela y uno de los principales cuadros políticos del gobierno de Hugo Chávez desde su primera victoria electoral en 1998. Fue ministro de Economía y Finanzas, de Energía y Minas, Canciller y por años embajador de Venezuela en Cuba. Desde marzo de 2011, junto con María Emma Mejía, ocupa la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) de forma rotativa por los próximos dos años, sucediendo al fallecido ex presidente argentino Néstor Kirchner, quien fue el primero en asumir el cargo de Secretario General.

Revista ZOOM entrevistó en exclusiva a Alí Rodríguez en ocasión de la inauguración del Centro de Estudios Estratégicos de la Defensa (CEED) del Consejo de Defensa Suramericano (CDS) de la Unasur, en la ciudad de Buenos Aires.

– Preliminarmente, ¿qué opinión le merece la creación del Centro de Estudios Estratégicos de la Defensa bajo la orbita de la Unasur?
– Después de tantas peripecias que hemos vivido, distintos intentos de modificación subregional y regional no se han cristalizado. Lo que observamos en estos momentos es que pareciera ser que después de 200 años de encuentros y desencuentros estamos encontrando por fin el rumbo, teniendo en cuenta la particularidad de cada país, tanto espacial como histórica. Estamos partiendo como lo ha expresado el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, durante este encuentro, cuando se emprendió la lucha contra el imperio español, ninguno de los líderes y los pueblos que se destacaron en esas gestas, lo hicieron pensando en pequeños espacios de esta gran Nación como lo es América del Sur, la que el propio Bolivar denominó la América española, lo hicieron pensando precisamente en la Patria Grande de la que hablaba San Martín. Por distintas circunstancias los propios libertadores se convirtieron en grandes terratenientes que ocuparon espacios, transitaron toda América del Sur; y los propios países terminaron fragmentándose en porciones territoriales, en países, cuando en realidad somos un territorio con el mismo origen, la misma cultura, la misma creencia; incluso hablamos la misma lengua y, sobre todo, enfrentamos los mismos desafíos, los mismos retos y las mismas posibilidades de avanzar exitosamente.

– En ese sentido, ¿cómo caracterizaría usted la potencialidad de recursos en nuestra región y la solidaridad entre los pueblos?
– Hay un hecho que también se planteó durante este encuentro, pero que no ha cobrado suficiente fuerza en el debate, referido a un aspecto central de cualquier pensamiento estratégico: es el tema de los recursos naturales. En el mundo, como consecuencia del desarrollo del capitalismo –donde las categorías dominantes fueron solamente el capital y el trabajo, y sobre todo el desafío tecnológico para incrementar las ganancias del capital– desapareció, incluso en la literatura económica, el factor de la tierra. Los tres grandes factores productivos son tierra, capital y trabajo. La tierra desapareció de la categoría económica, y esa categoría económica tan importante constituye la renta de la tierra porque estaba muy vinculada al hecho de los recursos naturales. Cuando las grandes metropolis resguardaron sus propios recursos (y es más, desde siempre estuvieron interesados en los recursos de otros países para poder abastecer sus demandas), se han hecho más agudas las demandas por los recursos naturales, y por eso, en el caso de la energía –un caso que me es bastante familiar– uno observa cómo, por ejemplo, el recurso natural del petróleo se convierte en recurso energético, y ahora, en el lenguaje de la literatura y en el lenguaje común, se transforma en commodities, como si se tratase de una simple mercancía a fin de escamotear lo que es la sustancia del problema de los recursos naturales, que es en realidad la soberanía. Todo el gran debate no solamente debe suscribirse al petróleo sino a, por ejemplo, la amazonía, los recursos del agua y de la tierra, todo lo que es precisamente el sustento de la vida del ser humano. Por eso hay que ir renovando nuestras fuerzas, pero hay que hacerlo por siempre, y en el caso nuestro, América del Sur en particular es el gran reservorio o uno de los grandes reservorios de toda fuente de recursos naturales.

– ¿Cuál es el siguiente paso a seguir, considerando además que usted va presidir la Unasur a partir del año que viene?
– Estuvimos hablando con María Emma Mejía acerca de algunas ideas que abarcan simultáneamente la parte conceptual, hacia adónde vamos, qué es lo que queremos con la Unión y, por supuesto, los instrumentos, las herramientas y la organización para que haya eficacia en el avance hacia la consecución de esos objetivos. La Secretaría General es un espacio de apoyo ejecutivo de las decisiones de Unasur, de colaboración para implementar las decisiones que se toman y convertirlas en acción. Esa es la tarea de una Secretaria General ejecutiva como la que se ha nombrado.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Recorremos los diversos problemas que tiene que afrontar el gobierno luego de las elecciones de este año. También pensamos en los diferentes temas que su agenda deberá abordar.
Con la llegada del macrismo a CABA, se instaló un modelo de ciudad expulsiva. Desde Revista Zoom analizamos el funcionamiento de este.
Abordamos la concentración de capital en el mercado argentino. Enfocamos sus efectos y su influencia en la inflación.