Acabar con la impunidad

Ha pasado poco más de un mes del asesinato del joven Martín Castellucci y una lluvia de desinformación puede distorsionar el caso. Oscar, cuyo hijo fue ultimado a golpes por un custodio de la disco La Casona de Lanús, aseguró que la defensa del único detenido por el crimen ha hecho declaraciones a la prensa “con la evidente intención de intentar mejorar la situación del imputado para lograr revocar la prisión preventiva por homicidio simple que le dictó recientemente el juez de Garantías de Lomas de Zamora, doctor Daniel Viggiano.”

Castelucci, de 20 años, estudiante de veterinaria, falleció el 6 de diciembre, luego de tres días de agonía tras haber sido brutalmente golpeado en la discoteca. El joven había ido a bailar con unos amigos, pero a uno de ellos le impidieron la entrada, por lo que Castelucci se paró en la puerta e intercedió por él, cuando un custodio del lugar lo sacó a empujones. El joven intentó ingresar en el boliche nuevamente, pero fue sacado a empujones y un patovica lo golpeó violentamente en la cara. Por el caso, está detenido José Segundo Linqueo Catalán, de 28 años, sospechado de haber sido el autor del golpe mortal.

Según el padre de la víctima, la defensa del presunto homicida argumenta que la Justicia está trabajando aceleradamente a raíz de las presiones que Castellucci efectúa sobre el juzgado. “Dejó entrever así que tendríamos ‘contactos’ para ejercer esa presión -agrega Oscar-. Sin embargo, frente a esa afirmación, producto seguramente de la compleja situación procesal de su defendido, decimos, para ilustrar con un ejemplo muy gráfico, que cuando tuvimos que ir por primera vez a los Tribunales de Lomas de Zamora nos extraviamos, porque sencillamente no sabíamos siquiera dónde quedaban. En cambio, el dueño de La casona, empleador del imputado, e involucrado en las circunstancias del homicidio de Martín, debía conocer muy bien el lugar y sus teléfonos, porque allí desempeñan sus tareas hace mucho tiempo altísimos funcionarios judiciales que son sus familiares políticos directos”, denuncia.

Para este hombre la justicia actúa ajustada a derecho para que “esta vez no hubiera la impunidad que hubo en otras oportunidades con hechos delictivos acaecidos en La casona».

Por otro lado, referido a la declaración del hermano del imputado, que dijo que la familia del joven asesinado tienen muchos recursos que ellos no tienen, Castellucci considera que “hay un solo camino para que la investigación resulte ‘bien’ y es que mañana mismo el imputado declare (hasta ahora se había negado a hacerlo) y que diga lo que pasó. Que empiece a darse cuenta de que el plan de encubrimiento de Atilio Amado no funciona. Que la cuestión no era, como seguramente le dijeron, ‘limpiar’ a todos los demás responsables del asesinato y que quedara él como único detenido a la espera de que pronto ‘lo sacaran por la ventana’. Porque, en este caso no ‘habrá ventana’ (ya se estará dando cuenta de eso).”

Para Oscar, a ese testigo le queda un camino, contar la verdad o tratar de explicar cómo “un empujón y un cachetazo” se pueden transformar en múltiples golpes dinámicos (es decir, no provocados por la caída, sino que incluso se podría haber utilizado algún elemento contundente) que le provocaron a Martín fractura en el sector derecho de los huesos del cráneo: frontal y parietal; fractura del hueso interior del cráneo, el peñasco y fractura y lesión contuso hemorrágica de la parte izquierda del cráneo, parietal y frontal, con hemorragias subdurales y extradurales. Cómo Martín tenía, además, signos directos de un trauma en la región submentoniana derecha, otro en el labio izquierdo, por golpes dinámicos de puño o similar y, además, presentaba varias contusiones en cuero cabelludo, razón por la cual se diagnosticaron otros traumas diferentes a los descriptos, lo que quiere decir multiplicidad de golpes. Se le hará difícil, claro, explicar esto que fue sucesivamente informado por el representante médico de la Policía Científica de Lomas de Zamora, por el perito oficial que realizó la autopsia, y por el perito de oficio al que la fiscalía le solicitó una ampliación para establecer fehacientemente la cantidad de golpes y su relación directa con la muerte (y cuyo informe coincidió absolutamente con el del perito de nuestra parte).

Mientras los abogados defensores parecen anticipar con su comportamiento un derrotero dedicado a eludir las responsabilidades penales del acusado, la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Lomas de Zamora integrada por los doctores Héctor Hugo Decastelli, Carlos Oscar Zamarreño y Jorge Tristán Rodríguez, deberá resolver sobre la apelación a la prisión preventiva que fijó la justicia en primera instancia. Es que según denuncia el padre, el presunto homicida podría quedar libre si su estrategia da resultados. Un pronóstico preocupante para el esclarecimiento de un caso que aún no cumple 60 días.

————-

– Ver A un mes del asesinato

– Ver “Una sociedad enferma”

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Analizamos el federalismo argentino, centralizándonos en el AMBA y su funcionamiento. ¿Cómo se hace para gobernar una región en la que se deben coordinar asuntos con dos gobernadores y cuarenta intendentes?
Proponemos recuperar el rol de las mujeres en las organizaciones político–militares de izquierda surgidas en la década de 1970 en Argentina, como también la militancia en las organizaciones de base.
Repasamos la medida del “dólar soja” y los altibajos de la economía nacional, junto a la inflación en los diferentes sectores de consumo