A la espera de la cumbre Kirchner – Duhalde, el aparato muestra los dientes y agita con las 62 Organizaciones

Por Causa Popular.- Las constantes idas y vueltas entre operadores duhaldistas y kirchneristas tienen un objetivo preciso: una cumbre final entre ambos lideres de las dos líneas internas más importantes que atraviesan el partido de gobierno. La madre de todas las batallas ya se libra en plenitud en todos los frentes. Si bien aún resta correr mucha agua bajo el puente, el duhaldismo se apresta a un repliegue estratégico a su territorio más preciado de buena parte de su tropa hasta el 2007, mientras, las 62 organizaciones desempolvan sus armas y se preparan para ser la retaguardia y ponerle claros límites al avance kirchnerista manteniendo una sólida trinchera en el Congreso Nacional. El gobernador Felipe Solá, mientras tanto, se pelea con Duhalde por la fecha de la interna en la provincia y reza para que Kirchner no lo deje afuera del armado electoral que negociara con el caudillo bonaerense. Pero en la puja todos olvidan un dato que los pinta de cuerpo entero.

Cuando se acerca la hora de cerrar las listas del PJ, comienzan a aparecer los números que expresan las negociaciones vigentes. Varios legisladores nacionales dejaron trascender a los periodistas acreditados en el Congreso que las negociaciones para la realización de la cumbre entre Kirchner y Duhalde, avanza a pasos agigantados.

Según estas mismas fuentes, el duhaldismo cedería la mayoría de los cargos en las dos Cámaras nacionales a cambio de mantener la mayoría en el Congreso Provincial.

La última semana de abril los porcentajes que expresaban las negociaciones rondaban el 70/30 para los hombres y mujeres del presidente a nivel nacional, y viceversa para el duhaldismo en la provincia. Como la cumbre no se concretó como especulaban algunos cuando Kirchner volviera de la asunción del nuevo Papa Benedicto XVI, las negociaciones continuaron.

Algunos se lo atribuyeron a la buena relación que une al titular del Bloque de diputados peronistas, José María Díaz Bancalari, con el presidente, pero lo cierto, es que luego del viaje que realizara este con la comitiva presidencial a Alemania e Italia, no sólo comenzó a circular que este porcentaje habría variado al 60/40, sino también que Bancalari podría ser el segundo en la lista de senadores detrás de Cristina Fernández de Kirchner.

Pero esta semana el duhaldismo puso una nueva carta sobre la mesa. El brazo político del sindicalismo peronista, las 62 Organizaciones, luego de elegir nuevo secretario general, reclamaron “el histórico espacio del 33 por ciento en las listas electorales”.

El titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), el duhaldista Gerónimo Venegas, fue elegido el pasado miércoles como secretario general de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas durante un Congreso Nacional en el que participaron todos los gremios justicialistas. Venegas fue reelecto por un nuevo período de tres años al frente del brazo político del sindicalismo peronista, cargo que ocupó tras el fallecimiento del metalúrgico Lorenzo Miguel.

Se ha saldado una deuda con el General Juan Domingo Perón al sellar la unidad de los gremios peronistas en las 62, ya que el movimiento obrero ha sido, fue y será la columna vertebral del Movimiento Nacional Justicialista”, puntualizó Venegas.

En su retórica, agregó que “Queremos volver a tener el 33 por ciento de representatividad en las listas a candidatos a diputados nacionales, provinciales y comunales. Pretendemos conseguir, como en las elecciones de 1987, tener 33 bancas en el Congreso ocupadas por trabajadores”, en alusión a los próximos comicios de octubre, algo que si se logra le garantizaría a Duhalde más legisladores que le respondan y probablemente más manos para condicionar los pasos kirchneristas luego de las elecciones.

El gremialista se comprometió, a su vez, a normalizar prontamente todas las delegaciones regionales para ocupar “los lugares electorales en las provincias y municipios”, a la vez que se pronunció también por participar en “los espacios políticos, que no serán de los dirigentes sino de las 62, a la que tendrán que rendir cuentas”.

Los voceros de los sindicatos participantes indicaron a la prensa que el encuentro marcó “un nuevo comienzo y etapa”, que se caracterizará por “el enérgico trabajo para que las 62 recuperen el espacio político que le corresponde” al movimiento obrero.

Venegas, por su parte, tuvo palabras de elogio hacia el ex presidente Eduardo Duhalde y se posicionó en ese sector en la interna bonaerense, donde el dirigente de UATRE, nacido en Necochea, sufrió en carne propia las secuelas de las peleas en el PJ provincial. Es que el gobernador Felipe Solá decidió en las últimas semanas separar de su cargo a dos funcionarios de las áreas de dirección provincial de puertos, dirigentes que respondían al reelecto titular de las 62 Organizaciones.

La interna al rojo en la provincia

Mientras tanto Duhalde, mantiene su pelea sin cuartel con el gobernador Felipe Sola, que con el apoyo casi exclusivo de los débiles intendentes del interior, realiza malabares para que la provincia no se le vaya de las manos antes de tiempo. Este frente de batalla se libra en torno a la fecha que convocará Solá a las internas abiertas y simultáneas, que tanto le reclama Duhalde y por la cual el ex presidente ya realizó una presentación judicial.

Mientras el justicialismo bonaerense insiste que las elecciones internas, abiertas y simultáneas deberían realizarse en la provincia de Buenos Aires el próximo 26 de junio y no en julio como lo evalúa el gobierno provincial, Solá descartó esa posibilidad y expresó que a más tardar el lunes, luego del acto que realizará el sábado en la cancha de Platense al que espera llevar entre 30 mil y 40 mil personas, firmará el decreto para convocarlas. Antes de esto el gobernador está terminando una ronda de consultas a los apoderados de los 52 partidos políticos inscriptos en la provincia para consensuar la fecha.

Pero la disputa por los espacios internos en el justicialismo bonaerense ya tiene su capítulo judicial. Las autoridades del Consejo provincial del PJ presentaron un amparo para que el gobernador Felipe Solá fije la fecha de elecciones internas abiertas.

Las autoridades partidarias, alineadas con el ex presidente Eduardo Duhalde, vienen expresando desde hace varias semanas el reclamo de que se realicen las internas para cargos provinciales, a más tardar, el 26 de junio, como establece la letra de la normativa electoral.

De acuerdo con esa norma, entre 120 y 180 días antes de las elecciones generales -que este año se realiza el 23 de octubre- deben producirse las internas abiertas simultáneas para que todas las fuerzas políticas consagren a sus candidatos.

En el amparo, presentado ante el juzgado contencioso administrativo de La Plata a cargo de Ana Logar, la conducción del PJ solicita que se intime al mandatario bonaerense a fijar el 26 de junio próximo como día de la elección.

Los fundamentos de la presentación indican que la ley 12.915 que fijó el régimen de internas abiertas en la provincia, “impone” al Ejecutivo la “obligación de convocar elecciones en un plazo que va desde los 180 días hasta los 120 días anteriores a la fecha de realización de los comicios generales”.

Precisa que el decreto reglamentario 42/03 establece que la fijación del día de los comicios partidarios “se realizará una vez determinada la fecha de las elecciones generales, y con 60 días de anticipación de las elecciones internas”, un plazo ya imposible de cumplir porque venció el 26 de abril.

Solá, por ahora, sólo confirmó que convocará a internas aunque en las últimas horas no avanzó mucho más sobre el juego que tendrá su sector interno, y que podría competir por fuera de la estructura del PJ, directamente en los comicios del 23 de octubre, para disputar cargos seccionales.

Las especulaciones coincidentes apuntan a que Solá confrontará con una fuerza propia y sectores aliados en las ocho secciones electorales, donde se renuevan diputados y senadores provinciales, y acompañará la lista kirchnerista de legisladores nacionales. “Vamos a ir a elecciones para representar a todos y no a una parte política”, aseguró el sábado pasado el gobernador durante un acto en la Universidad de General Sarmiento e indicó que la consigna debe ser “dentro del movimiento, todo; fuera del aparato, siempre”.

Sin embargo, ni felipistas, ni duhaldistas, ni kirchneristas repararon en un dato que quizás los muestre de cuerpo entero.

El próximo 26 de junio se cumplirán 3 años de los asesinatos de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en el Puente Pueyrredón y todos actúan como si se tratara de una fecha más para concretar las internas del peronismo bonaerense.

Mucho más que un dato para entender al aparato que sostiene a Eduardo Duhalde en una provincia jaqueada por la pobreza.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.