¿82 o 13?

El domingo se termina el Mundial de Sudáfrica, aunque para muchos ya terminó hace rato. Especialmente para nosotros, que sentimos que acabó el fin de semana pasado.

Volvemos a la realidad cruda de todos lo días, pero detengámonos un segundo a pensar cómo hasta la suerte de la Selección estuvo teñida por la confrontación ideológica que se viene sosteniendo con la derecha apropiadora (de hijos, de patrimonios, de papel prensa, etc.), expresada a través de los medios hegemónicos.

Desde su apoyo al Fútbol Para Todos, Maradona está en la mira. Pero la clasificación a octavos, el viento de cola del optimismo bicentenario y el haber ganado los primeros cuatro compromisos con un juego que gustó, no permitió desentonar demasiado a los críticos agazapados. Apenas quedamos afuera, ya las tapas de esos medios fueron lapidarias. La lucha se ha vuelto tan cuerpo a cuerpo que poco se percataron del recibimiento popular que tuvieron nuestros muchachos.

Desde siempre, a Maradona no se lo critica tanto por su saber en la dirección técnica (para lo cual hay bastante tela para cortar) sino por un posicionamiento ideológico y cultural. Ahora también se lo critica por una cuestión política.

A la par de la discusión futbolera, la oposición intenta retomar la iniciativa amparada en su mayoría parlamentaria circunstancial pero, hasta ahora, la única bandera que exhiben es tratar de impedir que Cristina gobierne hasta el 10 de diciembre de 2011. Para ello se valen de todo. Por un lado, con proyectos legislativos demagógicos que pivotean sobre las expectativas de los jubilados en manos de dirigentes que hoy pregonan el 82% móvil y hace una década les descontaban el 13% de sus haberes para pagar a los acreedores externos. Por el otro, las denuncias de la operación Sadous ancladas en las sospechas de corrupción.

En el medio, el grupo A se las ve negras con las encuestas cuando hay un proyecto de verdad y hay intereses muy fuertes de por medio. Es el caso del matrimonio de personas de un mismo sexo, donde se boicotea este proyecto que se viene trabajando hace muchísimo tiempo y con todos los sectores interesados.

Todo indica que va a ser un semestre trabado en términos políticos. ¿Será el momento de que la oposición diga cómo va a gobernar a partir del 2011? Para nosotros se juega un modelo de país, la posibilidad de darle continuidad a este proceso que se inició en 2003. Nos gustaría saber si el Grupo A quiere volver a los 90, que lo digan claramente. Para descubrir si cuando hablan del 82% móvil lo que en realidad están planteando es un canto de sirena, apenas una mentira más para volver a los tiempos del 13% de recorte.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Sobre controversias y conflictos del teletrabajo, escribe para Revista Zoom: Eduardo Silveyra
El titular de la Celag y escritor español habló con Revista Zoom. Analizó el resultado electoral argentino y contó detalles de su nuevo libro “Evo: operación rescate”.
Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.