2006, año clave para el papel de los militares durante la era K: el fin del paradigma de la Seguridad Nacional

Por Causa Popular.- La tensión evidenciada durante el último aniversario del Ejército argentino no fue sólo producto del acto realizado el 24 de mayo para reivindicar el terrorismo de Estado, del que formaron parte algunos militares aún en actividad. Este hecho, no representó más que la emergencia pública de una determinada manera de concebir al interior de los cuarteles el rol que deben jugar las Fuerzas Armadas, el que no sufrió modificación alguna desde que el general Onganía les imprimió la famosa Doctrina de Seguridad Nacional bregada por los Estados Unidos. La ministra de Defensa Nilda Garré, desde que asumió, se abocó, entre otras cosas, a readaptar un proyecto de reforma militar denominado “La Defensa Nacional en la Agenda Democrática”, que el ministro anterior, José Pampuro, tenía bastante avanzado.

Estos movimientos de la ex embajadora en Venezuela, también jugaron su rol en el clima tenso que se respiró el pasado lunes. Mientras Pampuro pensó, y avanzó, sobre una reforma en sintonía con el Sistema Interamericano de defensa (SIAD) impuesto por Estados Unidos, Garré concibe que la misión de las FFAA no debe ser enfrentarse con fuerzas irregulares -como prevé tanto el SIAD como la Doctrina de Seguridad Nacional- sino disuadir a otros estados de entrar en conflicto con nuestro país.

La Ministra anunció en sendas reuniones con los mandos superiores de la Armada y el Ejército que se prepara un cambio doctrinario para el planeamiento de la Defensa Nacional y que ese cambio deberá efectuarse sobre la base del abandono de las “nuevas amenazas”, como el terrorismo, el narcotráfico, las armas de destrucción masivas, las migraciones, los desastres naturales y aún otras que tratan de imponer los Estados Unidos a todos los integrantes del SIAD.

El análisis que los temas militares suelen recibir en los medios de comunicación, reducen el problema al terrorismo de estado que protagonizaron y organizaron las FFAA durante el último golpe militar. Si bien, sería ser necio negar la importancia simbólica de los arrepentimientos públicos que desde el actual embajador en Colombia, el General Martín Balza, hasta el actual jefe del Ejército Bendini, se sucedieron en los últimos años, es fundamental realizar un análisis estructural del rol que en la historia de nuestro país, y no sólo la reciente, jugaron los militares.

Un análisis desde esta perspectiva se encuentra tan alejado de los medios masivos de comunicación, que sólo una inadvertida carta de lectores publicada en el diario Clarín el pasado viernes, abordó el tema desde allí, en una semana donde el la cuestión militar fue tapa el martes 30 de los principales diarios.

“Los integrantes de las Fuerzas Armadas deben aceptar que sus acciones del pasado no sólo se limitan al golpe genocida del 76: ya tienen prontuario desde épocas en que no se luchaba contra ‘el enemigo marxista’. Recordar los fusilamientos de la Patagonia, el golpe contra Yrigoyen, la Semana Trágica comandada por el teniente coronel Ramón Falcón, -el golpe contra Perón en el 55 deberíamos agregarle- hasta llegar a golpes entre ellos, como ser azules y colorados”, escribió este lector que firmó como Juan Carlos Paz.

¿Tiempos de Cambios?

La profesora Elsa Bruzzone y el Coronel retirado José Luís García, del Centro de Militares para la democracia (CEMIDA) analizaron, en una nota publicada por el sitio de Internet Agrenpress.info, los alcances de los cambios de concepción que la ministra Nilda Garré, le está imprimiendo a su gestión en la cartera de Defensa. Según los especialistas del CEMIDA, “Con el advenimiento de la gestión de la Ministra Nilda Garré, entre otros, se produjeron algunos cambios, en lo estructural del Proyecto ‘La Defensa Nacional en la Agenda Democrática’”.

En la nota citada, Bruzzone y García destacan entre los cambios:

– El anuncio de la ministra en reuniones con los mandos superiores de la Armada y el Ejército los cambios próximos en la Defensa Nacional, y “y que ese cambio deberá efectuarse sobre la base del abandono de las ‘nuevas amenazas’, como el terrorismo, el narcotráfico, las armas de destrucción masivas, las migraciones, los desastres naturales,” entre otras que les impone Estados Unidos a nuestros países.

– Comenzará a trabajarse para lograr “un nuevo despliegue de unidades que dejará de lado el principio de la ocupación de todo el territorio con ellas a fin de mantener el control de la población”, basándose en “las necesidades surgidas del planeamiento de la defensa. Ellas, dijeron en el Ministerio, surgirán de la necesidad de defenderse contra un enemigo estatal exterior, que amenace intereses vitales de la Nación.”

– La disuasión de “un enemigo estatal exterior” no incluiría, aclaró la ministra, según escriben Bruzzone y García “la posibilidad del regreso a hipótesis de conflictos con países vecinos, ya que ellos son nuestros aliados naturales, por lo que se buscará la realización de planes de defensa regionales en conjunto contra esos eventuales enemigos estatales provenientes del exterior.”

Estos importantes cambios de concepción son contextualizados por los especialistas del CEMIDA, sobre la base de un concepto de Seguridad Interior, que no recibió ninguna modificación de fondo por los gobiernos democráticos que asumieron en el mando del país luego de la dictadura que culminó e 1983.

Tampoco Pampuro durante los primeros años del actual gobierno, había hecho mucho por reformar y reorganizar bajo otros parámetros las FFAA. Durante su gestión, el mismo documento sobre el que hoy trabaja Garré, estuvo en manos de oficiales superiores de las FFAA y organizaciones civiles, ambas subordinadas “conceptualmente al llamado Sistema Interamericano de Defensa (SIAD) que el gobierno de los EEUU impuso a nuestro país y a la región durante la presidencia del Dr. Menem y mantenido hasta hoy por los gobiernos que lo sucedieron.”

“La actual gestión promete -escriben Elsa Bruzzone y José Luis García- efectuar cambios estructurales significativos que harían volver el planeamiento de la Defensa Nacional adecuándolo a las necesidades reales de la República Argentina. Por lo menos eso se dice y el primer documento prometido será la Directiva Militar, elemento base para el nuevo planeamiento, que será presentado al Presidente Kirchner en el segundo semestre del corriente año”.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.