Santa Fe: Pullaro al Gobierno, el PJ a renacer

El radical Maximiliano Pullaro, de Unidos para Cambiar Santa Fe, arrolló en las elecciones a Gobernador de Santa Fe, y su escudería se impuso a lo largo y ancho de la provincia: ganaron las intendencias de los grandes e intermedios centros urbanos, y la nueva reconfiguración del esquema de poder senatorial romperá con la hegemonía peronista que existía desde el año 1987.

Pullaro fue el hombre récord, consiguió más del 58% y superó el millón de votos en la categoría a Gobernador. De todos modos, el resultado era esperable. Tal como se dijo en los artículos anteriores, la unión de dos grandes bloques (los extintos Frente Progresista y Cambiemos) eliminó el escenario de tercios y permitió que la diferencia sea aplastante. En las elecciones del 2015, si sumamos a Lifschitz (FPCyS) y Del Sel (PRO) llegamos al 63.3% de los sufragios; en 2019, Bonfatti (FPCyS) y Corral (Cambiemos) agruparon el 57.7%. En este sentido, se entiende que la oferta electoral unificada en un gran bloque trasladó prácticamente la totalidad de los votos a la nueva opción. Por su parte, el candidato del PJ Marcelo Lewandowski obtuvo el 31% de los votos, cifra similar al 30.5% que obtuvo dicho partido en 2015. La diferencia fue en 2019, que la victoria de Perotti sumó el 42.3% de los apoyos.            

El crecimiento con respecto a las PASO provinciales no fue igual. Mientras que “Unidos” sólo pudo crecer cuarenta mil votos, el PJ lo hizo en ciento diez mil. Sin embargo, es cierto que el peronismo tenía más terreno para recuperar mientras que Pullaro ya se encontraba en su –altísimo—techo.

Diputados

El gran perdedor de la contienda fue Omar Perotti. Es que su proyecto político (personal, dirían algunos de sus co-partidarios) fracasó notablemente al caer derrotado en la categoría y ver truncado su sueño de entronarse como presidente de la Cámara. La ganadora fue Clara García, quién obtuvo el 33% de los votos, obteniendo –debido a un vigente pero increíble criterio de distribución de bancas dispuesto por la Constitución de 1962— 28 de 50 escaños. García seguramente sea la presidenta de Diputados pero deberá sacar a relucir toda su expertise política debido a la cantidad de tribus y de referentes que tendrá su bancada: Corral, Scarpín, Bonfatti y Galassi serán algunos de los pesos pesados con los que deberá lidiar. Por otro lado, el PJ obtuvo diez escaños (28%), de los cuales se estima que cinco responderían al actual gobernador (Perotti, Martorano, Arena, Agosto y Corach) mientras que los restantes pertenecen a otras facciones (Rodenas estuvo ligada a La Cámpora pero podría confluir con cualquier otro sector, De Ponti es del Evita, Rabbia es hombre de Lewandowski, el cumbiero Piedrabuena es un electrón suelto y Baró Graf del Frente Renovador). Amalia Granata se quedó con el tercer lugar arañando el 20% de los votos y tendrá su bloque de siete integrantes. Si bien se esperaba un poco más de Granata, su crecimiento se vio obturado por el aumento del caudal de votos de Juan Argañaraz (7.5%) quien logró colar 2 escaños. El enfrentamiento de estos bloques es singular, mientras que Granata representa más al sector “anti-política”, Argañaraz tiene su armado orientado al conservadurismo religioso. Ambos son cercanos pero se estima que permanecerán en bloques diferentes, aunque puedan compartir también ser aliados del Pullarismo. Otro con una buena elección, que también se anticipó en la entrega pre-electoral en Revista Zoom, fue Carlos Del Frade quien obtuvo dos representantes (7.7%) en lo que fue “su mejor elección” según declaraciones radiales. El gran crecimiento de Del Frade encuentra sustento en un sector del peronismo que, enojado con Perotti, migró hacia el representante de la centroizquierda. Por último, Giustiniani superó el 4% y ocupará el último puesto en la diputación provincial.

Senadores

La aplastante victoria de “Unidos” tuvo su correlato en la cámara alta provincial. Por primera vez, desde el año 1987, el PJ pierde su mayoría y con ello el poder de fuego que ciertos senadores detentaban para buscar esquemas de colaboración con los oficialismos de distinto sello partidario.

Departamento Rosario: La banca que detentaba el peronismo pasó a “Unidos” tras la victoria de Ciro Seisas (hombre de Javkin) por más de 110 mil votos sobre Cavatorta.

Departamento Santa Fe: Otra bancada peronista que manejará “Unidos” tras la victoria de Garibaldi sobre Castelló. Si bien el peronista achicó la brecha, la diferencia era muy grande y no pudo retener su lugar.

Departamento San Lorenzo: El “Pipi” lo hizo de nuevo. Traferri había sido el candidato más votado pero a nivel frentes había quedado por debajo de “Unidos”, sin embargo, el peronista se recuperó y retuvo su banca al sacarle más de 10% a su principal contrincante.

Departamento Castellanos: La cuna del gobernador le dio la espalda al peronismo en todas las categorías menos en el Senado. Alcides Calvo hizo una gran elección en un escenario adverso y retuvo su banca.

Departamento General Obligado: El radical Marcón duplicó en votos al PJ y retuvo su banca para “Unidos”.

Departamento General López: La mayor paliza estuvo firmada por Enrico de “Unidos” quien obtuvo el 82% de los sufragios en uno de los Departamentos más grandes de la Provincia. El radical retuvo su escaño y le aportó una gran diferencia a su Frente.

Departamento Belgrano: El actual senador PJ Cornaglia había sido el candidato más votado individual pero a nivel Frentes había perdido por 1500 votos. Pese a que creció, la brecha quedó en 700 y es otra banca que irá para “Unidos”.

Departamento Las Colonias: El senador Pirola (PJ) era uno de los más complicados, a nivel Frentes había quedado más de 9% por debajo de “Unidos”, sin embargo, el avezado político dio vuelta la elección y retiene su banca tras superar por 6 puntos a su rival.

Departamento San Martín: La única senadora mujer tenía un durísimo desafío para retener su banca tras las PASO. En las generales cayó derrotada por apenas 54 votos y la banca pasaría a manos de “Unidos”. Sin embargo, hay 174 sufragios que serán analizados por el Tribunal Electoral y más de mil anulados que pedirán observarlos durante el escrutinio definitivo. Es el único escaño en esta situación de prácticamente igualdad.

Departamento Vera: El senador peronista Osvaldo Sosa le sacó 15 puntos a su competidor y pudo ser reelecto por otro período.

Departamento Caseros: Rosconi es otro de los peronistas que mantuvo a salvo su terruño. Consiguió la reelección tras superar por 6% a “Unidos”. Un factor fundamental fue que “Viva la Libertad” compitió en esta categoría y obtuvo un porcentaje que obturó el crecimiento de su rival directa.

Departamento Iriondo: Como era previsible, el radical Rassetto triplicó al peronismo y aseguró su permanencia en el Senado.

Departamento San Jerónimo: Otro radical que pudo ser reelecto. Diana le sacó 23 puntos al peronismo y mantuvo su cargo.

Departamento San Cristóbal: Cuarenta puntos de ventaja son los que consiguió el senador Michlig sobre el peronismo. Una gran elección del representante radical.

Departamento San Javier: Baucero tuvo una pésima elección y perdió su cargo de senador. Dolzani de “Unidos” le sacó diecisiete puntos de diferencia y le arrebató un lugar senatorial.

Departamento Constitución: Giacomino, otro de los grandes activos electorales que posee la escudería radical, ganó cómodamente por cuarenta y dos puntos de diferencia al peronismo.

Departamento Garay: Carlos Kaufmann, hijo del histórico senador Ricardo quien falleció recientemente, no pudo retener la banca y cayó derrotado por 3 puntos ante Baumgartner.

Departamento San Justo: El actual senador radical Borla consiguió la reelección por veintidós puntos de diferencia por sobre el peronismo.

Departamento 9 de Julio: En este Departamento la lucha era de dos candidatos peronistas. Gramajo, quien habitualmente va a elecciones por fuera del PJ, retuvo por cuatro puntos su senaduría contra Mualem (candidato del PJ estructural).

Con esta suma, el bloque de Pullaro obtendrá 13 sobre 19 escaños, y queda al borde de tener dos tercios de la cámara de senadores. Es una elección histórica en donde el bloque de poder sufrirá una profunda transformación y las dinámicas existentes desde hace décadas comenzarán a resquebrajarse. Será cuestión de tiempo para ir observando los diferentes realineamientos y cómo jugarán ciertos actores de cara al futuro. Por ahora, Pullaro obtuvo la gloria y el PJ comienza un duro camino para cruzar el desierto.

Rosario

Pablo Javkin consiguió la reelección en la intendencia rosarina por 16 mil votos sobre Juan Monteverde. Una gran elección del referente de centroizquierda se encontró con la fortaleza del intendente, sobre todo en la zona céntrica de la ciudad. Pablo Javkin superó todas las dificultades que arrastró su gestión y coronó el proceso electoral consiguiendo su reelección.

Santa Fe

Previsible resultado, “Unidos” con Poletti a la cabeza obtuvo el 66.5% a intendente y le sacó cuarenta y seis puntos de diferencia a su inmediato competidor Martínez Kerz (PJ). Es destacable la diferencia puesto que el peronismo capitalino no sólo no es capaz de originar una alternativa sino que directamente parece no hacer pie.

Perlitas intermedias

En Cañada de Gómez, la histórica peronista Stella Maris Clérici no fue a la reelección y su partido no pudo retener la intendencia. “Unidos” venció por 20 puntos;

En Santo Tomé, “Unidos” retuvo la intendencia por catorce puntos sobre el PJ;

Venado Tuerto es radical, y así lo sostuvo el actual intendente que consiguió el 83% de los votos para su reelección;

En Villa Gobernador Gálvez, fue reelecto Ricci por “Unidos”. El dato saliente es que el Frente Renovador fue por afuera del Peronismo y entre ambos hubieran superado al actual mandatario.

Rafaela cambió de sello político. La cuna del gobernador será gobernada por “Unidos” quien le arrebató la intendencia a Castellano por cuatro mil votos.

“Enri” Vallejos surfeó la ola y consiguió una nueva reelección en Reconquista. El actual intendente superó por cincos puntos a su rival.

San Lorenzo fue otra tierra de reelecto, Raimundi quien tenía una brava parada contra Aricó (PJ) consiguió más de mil votos de diferencia.

En Esperanza, la histórica peronista Ana María Meiners (gobernaba desde 2007) decidió no ir a la reelección, y al igual que en Cañada de Gómez, “Unidos” le arrebató la intendencia.

San Cristóbal fue otra de las sorpresas. El terruño radical vio ganar la intendencia a Marcelo Andreychuk (PJ), quien cortó una hegemonía de 24 años de gobiernos radicales.

Por último, en Funes, una de las ciudades con mayor crecimiento de los últimos años, el actual intendente Santacroce arrasó con el 75% de los votos.

Autor

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Un resumen de las distintas capas y profundidades del conflicto educativo. Por María del Pilar Fregona
“Existe algo bastante intrínseco entre el arte y el dolor, en el uso de la tragedia individual o colectiva para hacerlo algo más que un suceso.” ¿Qué es ser artista? Por Martina Evangelista.
Se cumple un nuevo aniversario de la desaparición del joven policía porteño Arshak Karhanyan. Qué se sabe hasta ahora y cuál es la actualidad de la causa. Por Eduardo Silveyra