“Para la oposición no es lo mismo enfrentar al peronismo con o sin Cristina”

El intendente de Escobar fustiga a Macri, cree que el peronismo no debe ir a internas y que tras octubre puede darse un proceso de integración entre el kirchnerismo y el massismo.
Foto: Georgina García | Zoom
Foto: Georgina García | Zoom

Tras la suspensión del encuentro programado en Santa Teresita, atravesada por todo tipo de rumores y una polisemántica excusa oficial que adujo «mal clima» como motivo de la cancelación, finalmente el viernes pasado la plana mayor del peronismo bonaerense se reunió en la histórica quinta de San Vicente. En la primera fila de la mesa de oradores estaba Ariel Sujarchuk. El intendente de Escobar y miembro del Grupo Fénix recibió a Revista Zoom y habló del proceso interno que atraviesa al justicialismo, las elecciones de octubre, las diferencias entre Macri y Vidal, y el lugar del Frente Renovador, entre otros temas. Para Sujarchuk, la de la provincia de Buenos Aires es una elección “nacionalizada” que servirá para plebiscitar la gestión de Mauricio Macri, a la que califica como “horrible”. Considera que María Eugenia Vidal “tiene buenas intenciones”, que “asumió en unas condiciones complejas” y que “había que darle una oportunidad de que pueda llevar adelante la provincia” pero que, después de un año, “la gestión no arranca”. “Yo le creo a ella cuando dice que somos un equipo de 135. Lo que pasa es que a unos cuantos nos tocó el banco de suplentes. Y tengo ganas de jugar un ratito”, asegura. Con vistas a las elecciones de octubre, afirma que si el peronismo resuelve sus candidaturas en una interna “le regala a los otros espacios dos meses”, cree que si Cristina Fernández de Kirchner se presenta “gana las elecciones” pero aclara que lo importante hoy es un “peronismo unido y organizado” y no discutir los nombres. “Si para ganar tenemos que ir con Violetta, vamos”. Descree que los distintos grupos de intendentes peronistas que se crearon en el último año vayan a confluir en un solo espacio -“creo que lo que viene de acá en más es que cada grupo se unirá con otro en función de prevalecer”- y, consultado sobre la posibilidad de que el massismo forme parte de este proceso de unidad del peronismo, considera que la elección de octubre servirá también como una suerte de gran interna entre el Frente para la Victoria y el Frente Renovador. “Sergio no se tiene que sumar, o nosotros sumar a Sergio. Creo que tenemos que integrarnos en un proceso que se va a dar seguramente en el futuro”.

 

Lleva poco más de un año como intendente de Escobar. ¿Qué balance hace y qué desafíos de gestión se proyecta?

Nosotros necesitamos levantar el distrito. Escobar tiene una potencialidad enorme y puede crecer muchísimo en los próximos años. Este año lo que vamos a ver es un Escobar con muchísima mejor prestación de salud, que mejore sustancialmente su recolección de residuos y limpieza. Tenemos previsto un programa de obra pública con fondos municipales que va a superar las quinientas cuadras nuevas. Es un distrito muy grande y que está muy deteriorado en su espacio público, y lo estamos mejorando. El eje de nuestra gestión es la calle, que es en definitiva nuestra mirada sobre la política. Estamos interviniendo en los barrios con el presupuesto participativo y también instalando un eje cultural que permita que sea un foco de atracción para mejorar la calidad de vida de la gente. Y en materia de seguridad, hemos desarrollado un programa muy ambicioso, donde triplicamos la cantidad de agentes y multiplicamos por diez la cantidad de cámaras que tenemos funcionando.

 

Y yendo hacia lo electoral, ¿cómo cree que puede perfilarse el escenario electoral escobarense?

Creo que va a acompañar el resultado nacional. Si bien todos los intendentes tenemos muchas ganas de que sean evaluadas nuestras gestiones, esta elección está muy nacionalizada. Es una elección muy particular porque el gobierno nacional se juega su futuro político, porque el peronismo quiere volver a ganar y a enamorar, y porque el Frente Renovador, en función de su posicionamiento electoral, también se juega sus chances de cara al futuro. Por lo tanto, lo que se juega en la provincia de Buenos Aires abarca a todos. Es decir, la elección de las provincias influye sobre las provincias pero la de la provincia de Buenos Aires influye sobre el gobierno nacional. No solamente el actual sino el que vaya a venir en los próximos años.

 

¿Buscan que en estas elecciones se plebiscite la gestión de Mauricio Macri?

Es que se plebiscita. ¡Es horrible la gestión de Macri! Los errores siempre caen para el lado de los amigos de ellos, nunca para el lado de la justicia. Bajan las jubilaciones; lo de las ART es un bochorno, perjudica sustancialmente a los trabajadores y beneficia a las aseguradoras. El tema del Correo, no saben cómo disimular el papelón. Había dicho que no iba a sacar Fútbol para Todos y lo está privatizando a la cuenta de todo el mundo. O sea, vamos a tener que volver a pagar. Yo pagaría para ver a River en todos lados, pero la verdad es que hay gente que no puede. Me parece un escándalo, pero un escándalo de proporciones. Antes no era un negocio, lo tenía la TV Pública. Es una rayita al lado de los millones que se autoperdona para su empresa. Después tenemos la inflación más alta de los últimos 25 años. Y no baja. Vuelven los tarifazos pero no bajan los cortes de luz. Una ausencia total del Estado. Y sobre todo no tienen idea para dónde ir. Creo que están demostrando que no son un proyecto de poder, sino que las diferencias internas que tienen, están relacionadas con los negocios que poseen en función del poder.

 

Foto: Georgina García | Zoom
Foto: Georgina García | Zoom
¿En el caso de la provincia también se plebiscitaría la gestión de María Eugenia Vidal?

En la provincia se plebiscitaría la gestión de Macri, ni siquiera la de Vidal. Todos influimos. Vidal influye, los intendentes influimos, no es que es una línea recta sin ningún tipo de oscilación. Pero en la provincia de Buenos Aires se da una disputa que, en función de ese resultado, se acomoda la disputa de quién va a gobernar la Argentina a partir de 2019.

 

Desde el espacio opositor hay diferentes tonalidades de críticas ya sea a Macri o a Vidal. ¿A qué se debe esta diferencia?

A que el peronismo es un espacio democrático que tiene diferentes opiniones y actores con peso propio, que miran la misma doctrina cada uno con otro cristal.

 

¿Cómo calificaría la gestión de María Eugenia Vidal?

El diálogo es muy bueno. Me parece que María Eugenia tiene buenas intenciones pero que la gestión no arranca. Nosotros hemos sido muy buenos actores políticos. Hemos ganado por otro partido pero prácticamente no le hemos hecho oposición. Y me parece que está bien que hayamos hecho así. Porque había que darle una oportunidad a María Eugenia Vidal de que pueda llevar adelante la provincia. Yo reconozco que asumió en unas condiciones muy complejas. No todo funciona bien en la provincia de Buenos Aires. Y es una posibilidad de ver un actor nuevo en la política, joven, entusiasta. Creo en su honestidad. Y el primer año se pudo avanzar. Lamentablemente este año hemos tenido un retroceso porque, yo le creo a ella cuando dice que somos un equipo de 135, lo que pasa es que a unos cuantos nos tocó el banco de suplentes. Y tengo ganas de jugar un ratito, ¿viste? Que me pasen la pelota. Y después me parece que tiene un gran ministro como [Cristian] Ritondo, pero este año cortó las policías locales, quitó el fondo de seguridad, y eso es un gran error. Y además si sigue así, si no seguimos formando nuevos policías y no hay recambio, ¿esa lucha contra las mafias con quién la va a dar? Después otra cuestión que me preocupa es que habíamos avanzado muy bien con Cenzón pero ahora tenemos un ministro que es tan gigante que no lo ves [NdE: Edgardo Cenzón es el ex ministro de Infraestructura. Su reemplazo fue Roberto Gigante). No se junta, no hablás. A Cenzón uno lo llamaba por teléfono todo el tiempo, hablábamos. Se habían comprometido que iban a hacer el saneamiento del arroyo Garín, y el martes pasado se inundó la cuenca. Escobar lamentablemente hace mucho se inunda. Si no hacen las obras profundas, todo el esfuerzo que hacemos los intendentes se puede deslucir.

“Hemos ganado por otro partido pero prácticamente no le hemos hecho oposición a Vidal. Y me parece que está bien que hayamos hecho así. Porque había que darle una oportunidad de que pueda llevar adelante la provincia”

Y en un área sensible como Producción, que todavía no tiene un titular, ¿qué opina al respecto?

Lo peor no es que no hay un titular, sino que no hay producción. Quizás no lo necesitan. No es preocupación nombrar a nadie y se ahorran un sueldo. Si no hay nuevas industrias que se radiquen en la provincia, si no se instalan, si los parques industriales no crecen, si no hay un programa nacional que proteja la industria, sino que avala la apertura a la importación, y eso va en desmedro de la industria nacional, quizás no hace falta un Ministerio de Producción. Solo alguna oficinita que tramite los papeles y nada más.

 

En líneas electorales, ¿cree que Cambiemos tiene aceptación en suelo bonaerense?

Si. Hay un sector de la sociedad que cree que el segundo semestre está por llegar en algún momento. Y hay otro sector de la sociedad que es influenciado por los medios o que cree en la postura de un sector de los medios y cree que hubo una pesada herencia. También hay otro sector que cree que más que una pesada herencia, hay un gobierno pesado con un pésimo heredero.

 

¿En la provincia sí hubo una pesada herencia o al menos una herencia complicada?

A la provincia de Buenos Aires hay que reformularla en muchos sentidos. Seguro que en la administración anterior no se hizo un estado eficiente, más ágil. Creo que podríamos haber hecho muchas de las reformas nacionales en la provincia también. Ahora, si seguimos así, vamos a terminar diciendo que no estábamos tan mal antes.

 

¿Es factible una candidatura de Cristina en la provincia?

Es factible porque está en todas las condiciones legales y políticas de presentarse. Lo que sí, no soy exégeta de Cristina. Por lo tanto, yo digo que todos aquellos que quieren ser candidatos deben manifestar su voluntad. Y a partir de ahí veremos cuáles son las opciones que hay en ese sentido.

 

Foto: Georgina García | Zoom
Foto: Georgina García | Zoom
¿Pero considera que es conveniente o favorable para el peronismo esa candidatura hipotética de Cristina?

Creo que si Cristina se presenta gana las elecciones. Y es una verdad que hoy se instala en cada uno de los sondeos de opinión. Pero, insisto, hay que ver si Cristina quiere ser candidata. Si lo es, modifica el tablero político de una u otra manera. No solamente el del peronismo, sino el de otros espacios políticos. No es lo mismo enfrentar al peronismo con o sin Cristina.

 

Algunos otros jefes comunales deslizaron en los últimos días una posibilidad de que haya una interna. ¿También esto sería conveniente?

Yo no lo prefiero. Y me parece que algunos lo usan como estrategia para ver si pueden colar un diputado.

 

¿Por qué no prefiere esta última opción?

Me parece que hoy por hoy lo que estamos necesitando es una unidad que nos permita desde el día uno del cierre de listas poder trabajar la elección de cara a los adversarios políticos de las otras fuerzas. Si primero tenemos que saldar nuestra interna le estamos regalando a los otros espacios dos meses.

 

¿Cómo recibió las declaraciones de Julián Domínguez que dijo que va a ser candidato más allá de la decisión que tome Cristina?

Como una estrategia de Julián.

 

¿Por qué se suspendió el encuentro en Santa Teresita?

Mal clima.

 

¿Meteorológico o interno?

Es una buena pregunta. Yo creo que los dos. Podía largarse a llover afuera y ya había tormenta adentro.

 

¿El encuentro en San Vicente aplacó esa tormenta?

En el plenario anterior había un mal clima externo y un mal clima interno. En San Vicente hubo un sol radiante y un calor importante porque estamos calientes con las cosas que pasan en el gobierno nacional, y porque realmente tenemos el fuego sagrado de ir por la victoria y por la reivindicación de los derechos de los argentinos.

“Si hubiera una interna en el peronismo, significaría que están ganando los nombres propios al proyecto colectivo”

¿Un peronismo unido implica que haya una lista única o en algunos lugares se puede habilitar alguna interna?

No es que se puede habilitar, no hay que tener tampoco una postura tan dogmática que no habilite una situación. Quizás en algunos distritos en la lista de abajo, la de los concejales, haya que habilitar una interna porque no se termina de saldar. Podría darse alguna situación así. No lo veo tanto para las seccionales o las provinciales. Si hubiera una interna, significaría que están ganando los nombres propios al proyecto colectivo. Pero en algunos distritos esa situación se puede llegar a dar. Ahí es diferente porque estás definiendo qué actor político junta más voluntades que representen una expresión para el proceso electoral de renovación de intendencias.

 

Usted es uno de los apoderados del justicialismo por la primera sección, junto con Gabriel Katopodis. ¿Vienen charlando algo al respecto de esto o van a esperar a que se dé el momento del cierre de listas?

Hace unos días lo llamé a Gabriel y se ve que tenía el teléfono apagado porque no contestó. Pero no, hay que esperar el momento, hay que tener paciencia. Yo soy apoderado del PJ, no por la primera. Está bien, se dividen por secciones, pero yo soy apoderado del PJ. Igual, ningún apoderado va a impedir que se exprese un espacio político que quiere manifestarse. Mi deseo no tiene que ser el deseo de los demás. Yo deseo un peronismo unido, organizado, no tengo aspiraciones personales, quiero que el compañero que mejor nos represente… Mirá, si para ganar tenemos que ir con Violetta, vamos. Quiero que principalmente tengamos un contenido. Creo que tenemos no solamente que ser críticos al gobierno, sino tener un contenido claro y profundo, que refleje a la sociedad cuál es nuestra propuesta política para ser una alternativa al proyecto actual.

 

Foto: Georgina García | Zoom
Foto: Georgina García | Zoom
Más allá de los nombres propios, porque a esta altura parece claro que si Cristina es la que más mide la gran mayoría va a acompañar esa candidatura, ¿qué pasa con la estrategia electoral, con el lugar que tendrían todos los sectores del justicialismo en el armado de listas? ¿Parte de esa tormenta de Santa Teresita fue por una dificultad para alcanzar una síntesis respecto de cómo se tiene que armar esa unidad?

El encuentro se suspendió y no pasa nada. ¿Sabés la cantidad de reuniones que a mí me suspenden por semana? Tampoco vamos a magnificar. Acá se está disputando una renovación del Frente para la Victoria, una recomposición desde la derrota, una cantidad enorme de expectativas que tienen actores políticos que tuvieron relevancia y que quieren seguir siendo relevantes. Y otros que no lo tuvieron y quieren empezar a serlo. Es un proceso razonable, natural, que se está dando con mucho respeto. Y lo importante es que todos quieren ser parte. No es que hubo una fractura, un sismo. Fue una llovizna.

 

¿En esa recomposición del peronismo de la que habla puede tener lugar el Frente Renovador?

Sergio Massa es un actor político muy relevante en la política nacional. Ganó una elección muy grande, fue candidato a presidente, sacó un caudal de votos importantísimo, tiene una fuerza política que se consolidó. De hecho, cuando uno habla de quiénes van a sacar votos en esta elección, uno puede discutir quién será el primero, segundo o tercero, pero no quiénes son los tres actores que participan. Cambiemos, el Frente para la Victoria y el Frente Renovador, sin poner un nombre, o quién sale primero, segundo y tercero. Por lo tanto, quienes dicen que se tiene que sumar para mí hacen una subestimación de lo que hoy es el Frente Renovador como realidad. Lo que creo que va a pasar es lo que pasa en el peronismo cuando los liderazgos se tienen que disputar. Y es con una gran elección. Como la que Cafiero le ganó a Herminio Iglesias, la que Menem le ganó a Cafiero, la que Néstor le ganó a Rodríguez Saá y a Menem. Bueno, ahora habrá que ver de este resultado electoral qué espacio peronista queda más consolidado: si el que hoy se encuentra contenido con el justicialismo o aquellos que están dentro del Frente Renovador. Tomando en cuenta que el Frente para la Victoria incluye al peronismo y otros espacios, y el Frente Renovador incluye a muchos otros espacios que no son parte del peronismo. De ese resultado creo que va a venir una cohesión. Cuando dos personas se unen, no es que uno se suma al otro, o dos espacios en este caso. Eso es lo que yo creo que va a pasar. Sergio no se tiene que sumar, o nosotros sumar a Sergio, sino que creo que tenemos que integrarnos en un proceso que se va a dar seguramente en el futuro.

 

Hablando de cohesión, durante el año pasado surgieron dentro de los intendentes del peronismo una serie de agrupamientos: el Grupo Fénix, del cual forma parte, el Grupo Esmeralda, el Grupo El Establo, el Grupo Patria, etc. ¿Cuándo cree que se van a cohesionar como un solo espacio de intendentes del peronismo?

No creo que eso suceda. Porque la cohesión justamente es ir generando aglutinamiento. Ahora, el aglutinamiento incluye afinidades personales, políticas, seccionales. Y ese es el peronismo en su propia esencia. Las agrupaciones existieron siempre. Existieron diferentes vertientes dentro del peronismo, desde Perón para acá, desde la vuelta de la democracia. Existen las organizaciones sociales, las de militancia, existían los viejos barones del conurbano que también trabajaban en conjunto. Lo bueno de esta situación es que sintetizó en grupos que tienen afinidades y miradas sobre cómo hay que construir de cara al futuro. Y que entre los grupos hay buenos vasos comunicantes. Creo que lo que viene de acá en más es que cada grupo se unirá con otro en función de prevalecer. Y si todos queremos ser parte, bueno, el que prevalezca tendrá la responsabilidad de conducir y aquellos que no, estarán acompañando a quienes fueron elegidos por los compañeros para encarar este proceso.

 

¿Qué opina de la detención de César Milani?

Tengo sentimientos encontrados. Pero si la detención es justa, que se haga justicia.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Sobre controversias y conflictos del teletrabajo, escribe para Revista Zoom: Eduardo Silveyra
El titular de la Celag y escritor español habló con Revista Zoom. Analizó el resultado electoral argentino y contó detalles de su nuevo libro “Evo: operación rescate”.
Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.