Gabriel Katopodis: “En algunos temas el gobierno de la Provincia todavía no sabe qué hacer”

El intendente de San Martín habla de la “renovación peronista” y define al kirchnerismo como un “ciclo”
Georgina García | Zoom
Georgina García | Zoom

Gabriel Katopodis es intendente de San Martín desde 2011. En las últimas semanas se convirtió también en uno de los referentes del llamado “Grupo Esmeralda”, un espacio que reúne a diferentes gobernadores e intendentes peronistas que, aseguran, buscan «renovar» el movimiento tras la derrota electoral de 2015. Desde este agrupamiento, se impulsó el acto del martes pasado en el hotel NH, una actividad que, con la excusa de recordar el 29 aniversario del triunfo de Antonio Cafiero en la Provincia de Buenos Aires, congregó a una variada pátina de dirigentes justicialistas -dispersos a lo largo de estos últimos años en diferentes sellos y frentes- con el fin de proclamar una “segunda renovación peronista”. Consultado por Zoom, Katopodis asegura que “el peronismo tiene que generar un liderazgo que pueda integrar a una oposición que hoy es muy heterogénea” y subraya el impacto de la Marcha Federal y las nuevas y variadas demandas surgidas tras nueve meses de gobierno de Cambiemos. Opina que el kirchnerismo fue un ciclo pero rescata “la mayoría de las políticas” y las define como “parte del activo nuestro y de nuestra sociedad”, y si bien rechaza hablar de candidaturas, reconoce que “el 2017 para nosotros es una partida muy importante”. De cara a la audiencia pública del próximo 16 de septiembre, califica al tarifazo como un “golpe muy fuerte” para su municipio y afirma: “Este es un gobierno que no escucha”.

 

¿Cómo definiría al Grupo Esmeralda?

Es un grupo de intendentes que tenemos la decisión de poner nuevamente al peronismo de pie. En algún momento tenemos que trazar una raya y empezar a construir desde el peronismo una oferta electoral hacia adelante. Y hoy sentimos que tenemos la responsabilidad, por haber ganado nuestras ciudades, por haber sido legitimados y por el vacío que se ha generado después de la derrota, de ponernos al frente de esa construcción que, además, nosotros la entendemos como un proceso de renovación. Por eso lo del encuentro del martes: la necesidad de configurar nuevos liderazgos y, fundamentalmente, dar cuenta de que el peronismo tiene que incorporar a una sociedad que siempre es cambiante en términos de demandas, de expectativas y poder incorporar y canalizar estas nuevas demandas. Claramente es un grupo que asume la responsabilidad de ser parte de la reconstrucción del peronismo, que tiene que ser un peronismo moderno, que sepa dialogar pero que también tenga una posición muy firme sobre lo que está pasando en el país.

 

¿Qué implica «renovar el peronismo»?

Uno podría pensar que la renovación del peronismo es una demanda hacia adentro en términos de prácticas, de metodologías y de dirigentes, pero también hay un proceso de actualización hacia afuera, hacia la sociedad, que tiene que ver con ampliar la representación, con un peronismo que tiene que lograr representar a muchos más sectores que los que está representando: clases medias, clases medias urbanas. Esta agenda que propone el gobierno nacional en estos nueve meses ha dejado un terreno fértil muy diverso, de muchísimos sectores que han quedado golpeados, y la tarea es poder tener una propuesta que asuma esa diversidad y que pueda contener a muchísimos sectores que en las últimas elecciones el peronismo no pudo representar.

«El peronismo tiene que incorporar a una sociedad que siempre es cambiante en términos de demandas»

Por estas horas surgió también otro espacio que contiene a intendentes bonaerenses, llamado Grupo Fenix. ¿Hoy el kirchnerismo es una suerte de divisoria de aguas?

No, no. En la Provincia de Buenos Aires hay 55 intendentes del peronismo que tenemos el reto de encontrar un ámbito y una dinámica de organización y que tenemos una mirada muy parecida de lo que está pasando en la provincia. La verdad es que el horizonte es ese, no hay un grupo más chico, un grupo más grande o un liderazgo marcado por alguien en especial. Se trata de generar un espacio donde los 50, 55 intendentes se puedan sentir representados. Sí, por ahí, con esta premisa que es mirar para adelante. Hay un gobierno, que es el actual, que nos viene llevando hace nueve meses con una mirada retrospectiva, que está todo el tiempo poniendo el eje de la discusión en lo qué pasó con una gestión que terminó el 10 de diciembre. Y nosotros creemos que lo que tiene que estar en la discusión de la agenda pública es lo que está pasando hoy. Lo que se va a votar dentro de un año en las elecciones es si a la gente le alcanza más o menos el sueldo, si la familia siente que está mejorando o empeorando su calidad de vida, si el empresario pyme se pudo fortalecer y generar un proceso de mayor competitividad o si la pyme en Argentina está cada vez más desahuciada. Eso es lo que se va a discutir y eso es lo que el peronismo tiene que poder provocar.

 

Georgina García | Zoom
Georgina García | Zoom
¿En ese mirar adelante, qué lugar ocupa Cristina? Porque si bien encarna esa gestión que terminó el 10 de diciembre, a la vez algunas encuestas recientes le dan una fuerte intención de voto en la provincia.

Nosotros, en primer lugar, rescatamos la mayoría de las políticas de la etapa anterior y son parte del activo nuestro y de nuestra sociedad. En segundo lugar, el año que viene es un año electoral donde seguramente tendremos que encontrar y resolver candidaturas, no este. Hoy lo que tenemos que hacer es representar a los sectores que tenemos que representar, ampliar el peronismo y generar un proceso de renovación. Y el año que viene, si esto lo hacemos bien, seguramente vamos a encontrar quiénes son los hombres, las mujeres que estén en mejores condiciones de poder expresar esto, pero sí con mucha claridad y mirando hacia adelante, levantando la voz con mucha firmeza sobre las cosas que están pasando hoy en la Argentina, en términos de una agenda de ajuste, de tarifazo, de desocupación que nos preocupa. En la medida en que estemos defendiendo a la pequeña y mediana empresa, que estemos en contra del tarifazo y que trabajemos con los clubes de barrio, seguramente la unidad se va a ir logrando, pero no en función de cargos sino en respuesta a poder representar a estos sectores.

 

¿Y qué lugar ocupa Sergio Massa?

Es un dirigente que está construyendo otra cosa, que tiene un recorrido por fuera del peronismo. Nosotros creemos que la renovación del peronismo es por adentro, es mirando hacia adelante, y Sergio está construyendo otro espacio político. Hemos tenido coincidencias en algunos temas como fue la propuesta de la policía local en la Provincia de Buenos Aires o en el tema del tarifazo, pero no hay dudas de que hoy son dos recorridos distintos.

 

¿Con Florencio Randazzo tuvieron algún contacto?

Tenemos contacto con Randazzo desde la relación personal y alguna coincidencia incluso en relación con los desafíos que tiene el peronismo para adelante. Pero insisto que, aunque suene un poco aburrido, hoy no es nuestra preocupación ponerle nombre y apellido a una lista. Hoy nuestra preocupación es poner al peronismo de pie en la Provincia de Buenos Aires, o desde la Provincia de Buenos Aires, porque si el peronismo a nivel nacional no logra reconstruir el peronismo de la Provincia de Buenos Aires, tiene mucha dificultad de poder articular una propuesta competitiva hacia el 2019. Y la verdad es que el 2017 para nosotros es una partida muy importante.

 

¿Cuáles cree que fueron las razones que llevaron a la derrota en 2015?

Yo creo que centralmente el kirchnerismo fue achicando su capacidad de representación, de expresar a muchos sectores. Fue reduciendo su interlocución, su capacidad de incluir en el discurso y en las políticas a muchísimos sectores preocupados por el bolsillo, por la inseguridad, por la inflación, por el impuesto a las ganancias, por el empleo. Eso en primer lugar. En segundo lugar, creo que además generó una idea de una agenda y de una propuesta que no admitía grises, que era blanco o negro, y que entonces no permitió que muchos sectores pudiesen, con críticas, adherir al proyecto. Creo que ahí hubo una estrechez, una incapacidad del kirchnerismo de poder reconocer que habían cosas que no estaban dando los resultados esperados o que no se estaban cumpliendo con las expectativas. Y hubo dificultad para admitir esta situación y eso también generó mucho rechazo.

 

Georgina García | Zoom
Georgina García | Zoom
¿Y en el balance histórico, qué lugar ocupa el kirchnerismo?

Siempre el peronismo cuando perdió las elecciones supo renovarse, supo aprender de esas derrotas y salir hacia adelante. Son ciclos que se van cerrando. Y para iniciar un nuevo ciclo, se requiere de liderazgos fuertes o de un volumen de dirigentes capaces de poner en marcha esos procesos. Me parece que hoy la responsabilidad es de la mayoría de los intendentes que hemos ganado las elecciones y hemos legitimado. Tenemos la responsabilidad de haber sido ratificados en nuestros cargos y eso nos obliga a poder generar una propuesta de mayoría en la Provincia de Buenos Aires. Con el peronismo pero con muchos sectores que lo exceden, con organizaciones gremiales, con organizaciones sociales, con otros sectores políticos, con un frente social y político mucho más amplio y con la capacidad de atraer a los que están convencidos pero también a los que no lo están tanto.

 

¿Sería algo similar al Frente Ciudadano que propuso Cristina?

No, es el proceso natural que exige la construcción de una nueva mayoría en la Argentina. Una nueva mayoría con perfil opositor, que tiene que liderar el peronismo pero que definitivamente tiene que articular muchísimas expresiones. Hace horas tuvimos una Marcha Federal que fue una expresión de eso y que el peronismo tiene que dar cuenta de esa realidad social, gremial, de muchos sectores que ganaron la calle para enfrentar una agenda de ajuste. Y creo que ese es el camino.

 

Se habla de nuevos liderazgos. ¿Cuál debería el perfil de la conducción del peronismo en esta nueva etapa?

Creo que la conducción y los candidatos que pensamos tienen que ser lo más parecidos a lo que queremos expresar. Si buscamos algún atajo o andamos preocupados por las encuestas puede pasar que terminemos construyendo candidatos que no expresen lo que en sustancia tenemos que expresar. Primera cuestión. Segunda cuestión: no hay duda de que nos toca un rol opositor firme y muy claro, que puede tener posiciones de diálogo pero que no deja de ser muy preciso en marcar las cosas que se están haciendo mal. Tenemos que poder representar a un sector muy importante de la sociedad que este gobierno está dejando de lado con sus políticas. Me parece que el liderazgo que el peronismo tiene que generar hacia adelante va a tener que poder expresar y representar a estos sectores, va a tener que tener la capacidad de articular y de integrar o tener un mensaje lo suficientemente diverso para un arco opositor que, no hay ninguna duda, es bien heterogéneo. Cuando se conduce desde el Estado uno tiene las políticas públicas, las herramientas del Estado y hay un sentido de cierto verticalismo. Cuando no está el Estado, como en este momento, la estrategia tiene que ser mucho más inteligente y aguda, como para poder contener y atender discursivamente a sectores que en general son muy heterogéneos. Yo estuve en la plaza el otro día y veía pasar a un grupo que era distinto al que venía atrás, que a su vez era distinto al que venía atrás, de trabajadores formales, de trabajadores informales, de docentes, de trabajadores estatales, de organizaciones sociales, de estudiantes, de partidos políticos. Bueno, esa es la realidad social, ese es el terreno fértil de la oposición donde el peronismo tiene que trabajar.

«Si buscamos algún atajo o andamos preocupados por las encuestas puede pasar que terminemos construyendo candidatos que no expresen lo que en sustancia tenemos que expresar»

¿Cómo ve la situación social en el conurbano hoy?

Complicada, porque se ha agravado la situación en términos de empleo, de pedido de alimentos, de ayuda, hay una realidad social que va aumentando en demandas. También con una red de atención social, desde Caritas, desde las organizaciones sociales, desde los intendentes, que va conteniendo y que va garantizando que estas demandas se canalizen correctamente. Pero con preocupación por la situación social y por un gobierno que ha demostrado no tener sensibilidad, sobre todo para tomar el pulso de lo que está pasando en la calle. Es un gobierno que está distante, que tiene una interlocución muy cercana con determinados sectores concentrados de la economía, pero está muy lejos de los sectores medios, de buena parte de los sectores más vulnerables.

 

¿Tienen alguna preocupación especial con respecto a diciembre?

No, tenemos preocupación por la situación social conflictiva, de aumento de todos los reclamos, pero estamos muy convencidos de que el pueblo nuestro es un pueblo muy pacífico, responsable y, de vuelta, desde los intendentes del peronismo vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para garantizar que no haya ninguna agenda de conflicto.

 

A ustedes se los señala como un grupo de intendentes “dialoguistas”. ¿Tienen, efectivamente, buen diálogo con el gobierno de Maria Eugenia Vidal o hay desencuentros en algunos temas?

Tenemos por un lado un diálogo institucional, serio, de trabajo en distintos temas. Pero por otro lado vemos con preocupación la demora en la obra pública, en general, y también por anuncios de obra pública que se repiten sistemáticamente en municipios oficialistas. Eso nos preocupa

 

Georgina García | Zoom
Georgina García | Zoom
Usted llevó adelante un amparo contra el tarifazo. ¿Cómo impactó esta medida en su municipio?

Para una ciudad industrial y de comercios minoristas tan importantes como esta, en el contexto de caída de la actividad económica, del consumo y alza de los precios, el tarifazo fue realmente un golpe muy fuerte. Y por parte del gobierno fue un error muy serio. El gobierno tenía muchas formas de resolver este problema y eligió la peor que era la planilla Excel. Y creo que eso habla de un gobierno que toma decisiones con cabeza de empresario, creyendo que se toman en una mesa de directorio, chica, con cuatro personas. Y un país es mucho más complejo. Se debiera haber entendido la realidad social y productiva de este momento, y seguramente si hubiesen convocado a una audiencia pública hubiesen comprendido mejor lo que estaba pasando con la pequeña y mediana empresa o con un club de barrio que no puede pagar un 400 o un 500% de incremento en las tarifas. También es muy llamativo cómo el gobierno ha ido variando de tarifas que se plantaron en el 1000%, y ahora nos están hablando de aumentos del 200%. Eso habla de mucha imprevision y de mucha irresponsabilidad a la hora de plantear cuál era el aumento justo y necesario al momento de ordenar las tarifas, porque seguramente era un tema que había que ordenarlo pero no de esta manera.

 

¿Van a llevar adelante alguna estrategia común de cara a la audiencia del 16?

Sí, hay una decisión de muchos intendentes de participar de manera articulada con una posición común en el tema de la audiencia pública. San Martín tiene presentados amparos en materia de servicio eléctrico, y ahora para las pymes también en relación al servicio de gas, y vamos a participar de esa audiencia, planteando estas cosas y, sobre todo, exigiéndole al gobierno explicaciones que no se dieron, información que sigue faltando, saber cuál es el sentido de semejante ajuste y cuál es el destino de esos recursos, si son inversiones, si los usuarios van a financiar las inversiones que tendrían que financiar los empresarios en su propio riesgo, si con esto se va a garantizar una buena calidad del servicio o cabe la posibilidad de que aumentemos las tarifas y que en el verano el servicio siga siendo tan malo como es ahora. Esas son las preguntas que necesitamos discutir en una audiencia pública que tiene que ser antes de fijar las tarifas, porque el gobierno pretendía convocar a audiencia después de haber fijado la tarifa lo cual es un contrasentido.

«Este es un gobierno que toma decisiones con cabeza de empresario, creyendo que se toman en una mesa de directorio, chica, con cuatro personas. Y un país es mucho más complejo»

¿Hoy el gobierno tiene margen como para poder llevar adelante los aumentos?

Me parece que el margen es el que la realidad le impone, que es el de tarifas que se puedan pagar. El gobierno tiene que entender que el ajuste no lo puede pagar solamente un sector de la sociedad. Este gobierno en 96 horas le devolvió las retenciones a las mineras y al sector agroexportador, y hace nueve meses que está tratando de fijar un esquema de tarifa social que sea amplio. Me parece que es un gobierno que, con las tarifas y con cada tema, tiene que escuchar más y aceptar las críticas. Es un gobierno que no escucha.

 

¿Qué opina del proyecto de dividir La Matanza?

Me parece que puede estar en la agenda pública pero no es el tema que hoy le preocupa ni a los bonaerenses ni a los matanceros. En todo caso la prioridad en la agenda provincial es la seguridad, es lo que está pasando con la salud, lo que está pasando con núcleos de pobreza estructural, esas son las prioridades. La verdad es que tendríamos que estar todos los días trabajando y pensando cómo enfrentar esos que son los principales problemas de la provincia. Sin perjuicio de eso, siempre está bien que uno pueda generar estos debates, siempre y cuando no tengan un corte electoralista, sesgado por el momento y la coyuntura política.

 

Mencionó temas como seguridad o salud que son demandas históricas en la provincia. ¿Se ha cambiado algo en estos meses?

No, me parece que el gobierno de la Provincia en algunos de estos temas todavía no sabe bien qué hacer. No sabe qué hacer con la policía, venimos hablando de la policía de la Provincia de Buenos Aires desde hace veinte años y purgas hubo treinta, más o menos, con lo cual seguro que ese no es el camino.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

El 23 de octubre del año 2006 se promulgó la ley de Educación Sexual Integral que prescribe que «todos los estudiantes» deben recibir educación sexual integral en toda la República Argentina.
En esta crónica reseñamos la vida del más bizarro de los directores que Hollywood haya tenido en su larga historia.
Jorge Dorio recorre la historia del Río de la Plata, el cual siempre ha sabido darle vida a la Ciudad de Buenos Aires.