El balido más arriesgado del Chivo

Agustín Rossi disputa una dura interna en la provincia de Santa Fe frente a la lista avalada por Omar Perotti, Alberto Fernández y, nada menos, Cristina Fernández de Kirchner. En diálogo con Zoom, repasó la evolución de la campaña y de su estrategia. Se refirió al apoyo a sus contrincantes de los máximos líderes nacionales del FdT y a su alianza con polémicos dirigentes del peronismo santafesino. Y evaluó cómo puede darse el comportamiento electoral en las decisivas generales de noviembre.

-¿Cuál es tu evaluación ya pasada la mitad de la campaña?

-Yo estoy muy conforme, muy contento por la decisión que tomé de renunciar al ministerio de Defensa y venir a hacer campaña. Además, de presentar una alternativa distinta a la que propone el gobernador. Y también, haber abierto el debate que se generó, el cual seguimos fortaleciendo con una cantidad de propuestas que son más que interesantes. Sobre todo la última que propusimos, es decir, el aguinaldo para monotributistas. Van abriéndose debates que enriquecen la campaña.

-¿Podemos decir que hubo una primera etapa de la campaña más confrontativa y ahora ingresamos a otra más propositiva?

-Es que somos los únicos que estamos adelantando propuestas. Planteamos aguinaldo para monotributistas de las categorías A, B y C. Planteamos la creación de dos Universidades Nacionales: la de norte santafesino, con sede en Reconquista, y la del sur santafesino, con sede en Venado Tuerto. Planteamos la igualdad tributaria de los departamentos del norte de Santa Fe con las provincias del norte grande. Planteamos una asignación específica para la conversión de escuelas de simple a doble escolaridad.

Desparramamos una cantidad de propuestas a lo largo y ancho de la provincia, y seguramente de acá al final de la campaña lo seguiremos haciendo. La primera etapa no fue confrontativa sino clarificativa de las cosas que nos dividían, y en todo caso lo que nos llevó a tomar la decisión de presentar una lista en internas. Si hay diferencias, el proceso electoral interno las plantea, si no, no hubiésemos hecho otra lista.

Nosotros en el marco de la campaña, nos hemos detenido en las cosas más significativas. Esto es, claramente, lo que nos ha permitido marcar la diferencia.

-Esta etapa clarificativa no excluyó declaraciones duras, como por ejemplo que Perotti se quería robar el peronismo santafesino para llevarlo hacia el “cordobesismo”. ¿Cómo se hace luego de las PASO para unificar la propuesta?

-No fui agresivo cuando califiqué que el gobernador mira con simpatía excesiva, a mi criterio, el proceso político-institucional de la provincia de Córdoba. No creo que haya sido una casualidad el hecho de que el gobernador de Santa Fe le haya puesto el nombre a su sector interno, “Hacemos Santa Fe”, asemejándose al del gobernador de Córdoba. Tampoco creo que sea casualidad que el gobernador tenga como asesor político a Guillermo Seita y que su encuestadora de cabecera sea Managment & Fit.

A mi parecer, él se siente atraído por esta propuesta. Lo cual, a mí no me contiene, no estoy de acuerdo, ni creo que sea bueno para los santafesinos. Los problemas de estos se resuelven de manera cooperativa entre Nación y Provincia. Todas las dificultades que tenemos, necesitan de esa cooperación.

Obviamente no me gustaría que el peronismo termine dividido, como lo está en la provincia de Córdoba. ¿Cómo se resuelve? Yo tengo una historia en Santa Fe; cada vez que me ha tocado perder una PASO, he acompañado a quien ha ganado. Entiendo, que ese es el desafío de la PASO. Es decir, la política no logra resolver en una mesa de consenso las diferentes miradas, entonces busca la voz inapelable, la del pueblo. Esto es lo que sucederá. Y espero que los integrantes de la otra lista lo tomen de la misma manera. Sin embargo, esto es mucho menos dramático hacia abajo que entre los dirigentes. Yo camino mucho y me encuentro con mesas de compañeros de las otras listas, nuestro trato siempre es muy respetuoso.

Rossi sonriendo en campaña.

-¿Y por qué esta visión no es compartida por Cristina y por Alberto?

-Yo soy un dirigente de la provincia de Santa Fe. Miro lo que sucede en la provincia y planteo lo que siento en el marco de esta. No aseveraría que Cristina y Alberto no comparten esto, sino que tienen una cantidad de otras motivaciones que yo desconozco, las cuales les han llevado a expresar su mirada de simpatía hacia la lista del gobernador. Pero la realidad es que se mira un proceso desde dos ángulos distintos. Yo lo miro desde acá, desde la provincia de Santa Fe. Y visualizo, además, el intento de provincialización de la campaña electoral. La defensa de las políticas nacionales no aparece en los candidatos de la lista de Perotti. Menos aún en Perotti. Entonces, yo voy verificando mi hipótesis. Más temprano que tarde, todo lo que vengo diciendo se va a ir comprobando.

-Pero tenés como aliado al Movimiento Evita, que en Córdoba efectivamente está con Schiaretti y fuera del Frente de Todos

-Esta es una pregunta que tendrán que responder los compañeros del Evita. Yo les propuse a los compañeros hacer un acuerdo en Santa Fe y a ellos les pareció bien. No hice un acuerdo con el Evita nacional, lo hice con el Evita provincial. Y la verdad, me siento muy cómodo trabajando con ellos.

-¿Puede ser que una de las motivaciones que lleva a Cristina y Alberto a acordar con Perotti sea que en la provincia de Santa Fe, por sus propias características, con el voto kirchnerista no alcance para ganar?

-Yo no puedo responder esa pregunta. No conozco las motivaciones, ni los análisis que se han hecho para tomar determinadas decisiones. Yo no creo eso. Sé que se ha construido una teoría de los pisos y los techos y todo ese tipo de cuestiones, que son más propias de los arquitectos y de los ingenieros que de los dirigentes políticos. No decían eso las encuestas previas a la decisión de la interna. Pero no puedo hablar, menos aún en estas circunstancias, por Alberto o por Cristina. Es harto evidente que es así.

-¿Creés que el caso Traferri/Sain* puede llegar a influir en la campaña?

-No.

-¿Te parece que no es algo que interese a la sociedad santafesina?

-No es parte de mi campaña, ni es parte de mi estrategia electoral. Sé que el gobierno quiere subirlo al esquema electoral y yo no me voy a subir. No me voy a prestar a eso, claramente. Es una cuestión que tiene que ver con otros ámbitos. Es así de simple. No creo, además, que le sirva a la provincia de Santa Fe que el caso Traferri/Sain esté en medio de la campaña electoral. Algunos lo quieren meter, yo no me sumo.

-¿Cómo pensás que va a llegar el país, la provincia y el Frente de Todos a la elección general de noviembre?

-No es lo mismo a nivel nacional que a nivel provincial. La provincia de Santa Fe hace tiempo que se viene comportando de a tercios. A veces, hay tercios más importantes y un tercio más chico. Me parece que esta vez va a seguir siendo así. Habrá que determinar qué porcentaje se lleva cada tercio.

Santa Fe tiene una historia política en la que, la mayor parte de las veces, hemos tenido una polarización atenuada. Esta se desvirtuó cuando apareció la ley de lemas y se creó la Alianza Santafesina, desde entonces hubo dos fuerzas políticas. Pero tampoco podemos olvidarnos de la democracia progresista, la cual siempre fue una tercera fuerza, a veces segunda y alguna vez, hace ya muchísimo tiempo, primera. En el 1973, a la segunda vuelta, fue el Frejuli frente a la Alianza Popular Federalista, de Manrique-Martínez Raimonda, y que llevaba a Natale como candidato a gobernador.

Hace unos años que tenemos una configuración de peronismo y aliados por un lado y Cambiemos junto al Frente Amplio Progresista, por el otro. Lo nuevo que apareció en esta elección, es el hecho de que sectores de la UCR, que tributaban en el FAP, ahora lo hacen dentro de Cambiemos. Habrá que ver qué pasa, pero veo un escenario de tercios, donde se verá qué porcentaje lleva cada tercio.

Rossi dos.

-En el caso que ganaras las internas, ¿con qué lista** de Juntos por el Cambio te gustaría batirte?

-No tengo preferencia, la verdad.

-¿Te parece que no hay matices?

-Sí, pero no me corresponde a mí opinar sobre los matices de otra fuerza política. En eso hay que tener un poco de respeto. Seguramente que habrá matices, pero ciertamente ellos tienen que explicarles a los argentinos por qué gobernaron tan mal durante esos 4 años. Por qué hicieron tanto daño en tan poco tiempo. Esa autocrítica todavía no la hicieron. Como no han hecho autocrítica, no tienen capacidad de proponer. Porque no tienen legitimidad política y social para hacerlo. Porque si mañana dicen: hay que bajar la inflación. Mi respuesta va a ser: ¿por qué no la bajaron cuando fueron gobierno? Fuiste gobierno hace un año y medio, no en el siglo pasado. Independientemente de quién sea el candidato, se tendrá que expresar claramente en el proceso electoral.

* Armando Traferri es un histórico senador por el departamento San Lorenzo y jefe político de un sector del peronismo que tiene su base en la Cámara alta provincial, cuya expresión electoral es la vicegobernadora Alejandra Rodenas. Inicialmente aliado a Perotti, antes de iniciarse la nueva gestión rompió lanzas por diferencias en la distribución de lugares en el gabinete. La asunción del ex titular de la Policía Federal Aeroportuaria, Marcelo Sain, como ministro de Seguridad en Santa Fe hizo escalar esa confrontación al máximo. Hoy el veterano dirigente es acusado judicialmente por dos fiscales de ser el presunto jefe y organizador de una organización criminal dedicada a financiar la política con dinero negro proveniente del juego clandestino, con la sombra de la banda de Los Monos de telón de fondo.

**Hay cuatro listas en JxC de Santa Fe. La encabezada por el jefe del PRO santafesino y diputado nacional Federico Angelini en tándem con la mediática celeste Amalia Granata. La referenciada ex periodista del canal América Carolina Losada y el ex intendente santafesino Mario Barletta. La liderada por el también ex titular del Ejecutivo de la ciudad capital, el ucerreísta José Corral, el macrista rosarino Roy López Molina. Y la protagonizada por Maximiliano Pullaro, dirigente radical recién emigrado del Frente Progresista, y el halcón bullrichista Gabriel Chumpitaz.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.
En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.