Claves para el 2019: unidad de la oposición y defensa del trabajo

"No hay un manual obligatorio de cómo ser opositor al gobierno nacional, pero existe una primera condición que suena necesaria: oponerse a Macri con sus políticas de ajuste y ahogo social", sostiene el autor.

Para triunfar en una competencia, o en cualquier orden de la vida, lo primero que se impone es desearlo mucho, querer ganar. Luego confiar en que es posible hacerlo. Este es el primer desafío que tenemos como oposición al gobierno de Macri para 2019.

 

El camino a la unidad

Pero para ganar, el sencillo cálculo aritmético exige la unidad de la oposición, algo que parece difícil, pero no lo es tanto. Sí es necesario rechazar la idea de unidad como “universión” o pensamiento único. No hay un manual obligatorio de cómo ser opositor al gobierno nacional, pero existe una primera condición que suena necesaria: oponerse a Macri con sus políticas de ajuste y ahogo social, y las prácticas que afecten la lógica democrática, que incluyen las trampas en el poder legislativo y judicial. Si no lo que hacemos, es colaboracionismo o “macrismo blando”.

 

El segundo paso consiste en escuchar a la gente y no tanto a los dirigentes, empatizar con nuestra sociedad ¿Cuáles son los problemas de los argentinos? ¿Qué nos demanda la sociedad como opositores? ¿Cuáles son las preocupaciones? ¿De qué manera logramos interpretar a un segmento de más de 70% de la población que rechaza a Macri y sus políticas?

 

En tercer lugar, recogiendo las demandas y a partir de un diagnóstico común, debemos elaborar un programa que recoja las prioridades y genere un acuerdo entre toda esa oposición, de no más de 10 puntos de coincidencias, con eje en trabajo, producción, precios y salarios.

 

En último lugar, debe aparecer el protagonismo de los dirigentes. Ya sea para acordar quien será el que exprese la propuesta al electorado o si se dirimen las candidaturas en una PASO. Esto puede sonar a teoría pero en el post-pinochetismo a la “Concertación” chilena le dio resultado. Lo entendió y confluyeron 16 partidos, que integrada desde los socialistas hasta los demócratas cristianos, lograron colocar los presidentes por veinte años.

 

Defender el trabajo argentino

El otro eje determinante y prioritario para este duro presente como oposición, y futuro como gobierno consiste en defender el trabajo argentino. Hay que oponerse fervientemente a cualquier medida que lo afecte y como gobierno debe ser prioridad.

 

De esta idea fundamental se desprenden dos muy importantes derivados. Defender el trabajo de los argentinos, es tanto el empleo formal como informal. La dignidad de las familias y el pan en la mesa. Y en segundo lugar, cuando decimos priorizar el trabajo argentino hablamos de defender la industria nacional, su producción y a las Pymes frente a la apertura indiscriminada de la economía o a las medidas que generan recesión y matan el consumo interno.

 

Dos ideas fuerza -unidad y defensa del trabajo- que requieren firmeza, convicciones, generosidad política y tender puentes. Tomemos conciencia que cuatro años más de Macri serían una catástrofe para Argentina. Pero tengamos la esperanza de que otro país es posible.

 

 

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Breve reseña sobre la situación política y económica del país hermano, donde el gobierno derechista de Lacalle Pou, genera violencia y acrecienta la brecha entre los más ricos y los más pobres.
A un mes del tractorazo impulsado por organizaciones de ruralistas, analizamos la situación política hacia dentro del mundo agrario. Para profundizar en el tema contaremos con las reflexiones de los sociólogos rurales Marcelo Panero y Juan Manuel Villulla.
Ponemos en foco a Horacio Gonzalez, quien fue sociólogo, filósofo e intelectual argentino, además de director de la Biblioteca Nacional por muchos años. Sus ideas y textos siguen presentes.